fe de erratas

13 nov. 2008

El representante personal de la ardilla


Ni las tragedias motivan a corregir excesos
■ El representante personal de La Ardilla
Carlos Fernández-Vega cfvmexico_sa@hotmail.commexicosa@infinitum.com.mx


Pues nada, que ni las tragedias ni los “héroes” lo motivan a enderezar el barco, a sacar la escoba y a corregir sus excesos. Por el contrario, del íntimo Cid de los contratos petroleros pasó –luto riguroso de por medio– a palomear al representante personal de La Ardilla, otrora enemiga acérrima del cada día más solitario inquilino de Los Pinos, y hoy felizmente instalado en el gobierno de la “continuidad” al frente de la política interior. ¡Felicidades!, porque si las cosas siguen por ese rumbo nada extraordinario sería que la Coordinación de Asesores del flamante Secretario de Gobernación recayera en La Paca.


Funcionario litigante, abogado de los mil pleitos ganados con el sudor de su fuero y defensor de la elite entre la elite, Diego Fernández de Cevallos, La Ardilla, impuso heraldo en Bucareli ante la imposibilidad (sería “políticamente incorrecto”) de que él mismo se aposentara en la silla principal del Palacio de Covián. Así, por el bien de la nación, Fernando Gómez Mont y Urueta, en nombre del queretano, sustituye al “insustituible” (Calderón dixit) “bienaventurado” Juan Camilo Mouriño.


Y si Iván se sirvió con la cuchara grande, esperen los resultados de la camada que llega. Así es. La gobernación del país en manos de políticos litigantes, de abogados de grandes empresas y mayores intereses, asociados a los grandes “fracasos” de la impartición de la justicia y los barones del dinero que permanentemente la zancadillean.


Las cartas de presentación del nuevo heraldo en Bucareli hablan por sí solas: Fernando Gómez Mont fue abogado defensor de cuando menos los siguientes personajes de la siempre nítida e incorruptible clase política y empresarial del país:

.- Carlos Cabal Peniche, El Rey del Amparo, presidente de Banco Unión y del Grupo Financiero del mismo nombre, el “empresario modelo” de Carlos Salinas de Gortari, quien en México nunca pisó la cárcel no obstante el cúmulo de denuncias en su contra, en especial la relativa a defraudación fiscal por algo así como 4 mil millones de pesos;


.-Jorge Lankenau Rocha, presidente de Abaco Grupo Financiero (Banca Confía, en la que también participaron, entre otros, Fernando Canales Clariond, Eduardo Leaño, Alejandro Junco de la Vega y José Maiz García, suegro de Natividad González Parás, gobernador de Nuevo León), preso ocho años por los delitos de fraude, defraudación fiscal y violación a la Ley de Instituciones de Crédito;


.- Óscar Espinosa Villarreal, ex regente del Departamento del Distrito Federal, acusado de peculado y desvío de 420 millones de pesos del erario capitalino. Además,


.-Rogelio Montemayor Seguy, presunto operador del Pemexgate, quien habría favorecido financieramente la campaña electoral de Francisco Labastida Ochoa por la Presidencia de la República;


.- Gerardo de Prevoisin Legorreta, ex “hombre fuerte” de Aeroméxico (“lo fui por instrucciones de Carlos Salinas de Gortari”, según su propia declaración), que en su momento aceptó haber destinado –de manera ilegal y no precisamente de su bolsillo, sino de la aerolínea– millonarias sumas de dinero a la campaña electoral de Ernesto Zedillo por la Presidencia de la República (por aquellos tiempos, entre los accionistas de Aeroméxico aparecían Pedro Cerisola, entonces oficialmente empleado de Carlos Slim; Carlos Abedrop Dávila, ex presidente de los banqueros; Enrique Robinson Bours, Bachoco, y los hermanos coraje Gastón, Enrique y Pablo Azcárraga Andrade, hoy en Mexicana de Aviación, reprivatizada por Vicente Fox tras una década de “rescate”.


.-Algo más en la agenda laboral de Gómez Mont y asociados: la defensa de Carlos Salinas de Gortari y su hermano “incómodo”.


.- A lo anterior se suma el caso del ex delegado panista en Álvaro Obregón, Luis Eduardo Zuno Chavira, hoy preso por tráfico de armas, y el del presunto defraudador del Instituto Mexicano del Seguro Social, Tomás Peñaloza Webb.


Sin duda habrá más personajes que se quedan en el tintero, pero una estrellita de Gómez Mont que no puede ser desestimada en el presuroso cuan deslucido anuncio de ayer en Los Pinos: cercano a Calderón en la crisis poselectoral de 2006, el ahora Secretario de Gobernación “aportó ideas y recursos” al michoacano para sortear –“haiga sido como haiga sido”– el resultado en el tribunal electoral, dejando para mejor ocasión la recomposición de la credibilidad en el proceso y en el michoacano.


Otro dato especialmente atractivo en el currículum del nuevo inquilino de Bucareli es que en el gobierno zedillista Gómez Mont fue destacado asesor y trabajó con otro ilustre personaje de las privatizaciones, las trasnacionales y los grandes negocios a costillas del erario, es decir, Luis Téllez, hoy secretario de Comunicaciones y Transportes, a la par que vocero del “accidente”, sin olvidar la cercanía operativa en la Procuraduría General de la República en tiempos de Antonio Lozano Gracia y, por añadidura, de La Ardilla.


Lo mejor del caso es que el heraldo de Diego Fernández de Cevallos llega de buen humor (cómo no) a sentarse en Bucareli, y comenzó su actuación con un buen chiste: “soy un hombre sin grupo político”. La Ardilla, pues, ataca de nuevo, obvio es que “sin mezquindades” (Calderón dixit).



Las rebanadas del pastel
Parece que para hacer frente al “catarrito”, a alguien se le ocurrió la brillante de idea de recortar el presupuesto formulado para el recientemente anunciado Programa para Impulsar el Crecimiento y el Empleo (PICE), y tal “ajuste” no fue pecata minuta: de 53 mil millones de pesos lo bajaron, o pretenden hacerlo, a 25 mil millones. ¿Y la refinería?.. Lo mejor del caso es que el inquilino de Los Pinos propondrá al G-20 esquemas similares al PICE para hacer frente a la crisis económica…


El próximo sábado vencerá el plazo legal para la aprobación del Presupuesto de Egresos para 2009. Lo aplazaron por el avionazo. Ayer, los diputados lo pospusieron de nuevo, pero eso sí: “vamos por buen camino”, según versión de los priístas… Al Secretario de Hacienda ya le gustó eso de los chistes. Ayer dijo que “la economía está estable”, y lo cuenta justo cuando el pronóstico inicial de “crecimiento” económico se redujo de 3.7 por ciento original a 1.8 por ciento en 2008 y a 0.9 por ciento en 2009, con una generación de empleo formal que, en el mejor de los escenarios, sólo podrá atender la demanda de dos de cada 10 mexicanos. Simpático, ¿no?

Porqué son traidores los chuchos ???????


¿¿¿ Por qué son traidores Los Chuchos ???
Federico Arreola SDP 31 Octubre 2008


No se les acusa de traición por pensar distinto a López Obrador. Porque los discursos de Jesús Ortega, Carlos Navarrete, Guadalupe Acosta Naranjo , Graco Ramírez y Ruth Zavaleta, sobre todo en temas ideológicos de fondo, en muy poco se diferencian de los de AMLO.


Miente, pues, Acosta Naranjo cuando afirma que los seguidores de Andrés Manuel no les perdonan su independencia intelectual. El asunto no va por ahí.


La traición de Los Chuchos al gobierno legítimo y al movimiento de resistencia civil pacífica está en otra parte.“Traición” significa, según el Diccionario de la Lengua Española, “falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener”.


Los Chuchos traicionaron a López Obrador y a la resistencia civil no con el pensamiento, sino con obras. Ellos, —Ortega, Navarrete, Acosta , Zavaleta y los otros— no se portaron mal porque le llevaron la contra a Andrés en una discusión. Lo que hicieron fue otra cosa: pactar con el PAN, con Felipe Calderón, con el PRI y con Manlio Fabio Beltrones, espacios de poder a cambio de sabotear los proyectos de AMLO.


Todo México ha sido testigo del comportamiento de Los Chuchos, que han actuado, de plano, como subordinados directos de Juan Camilo Mouriño (es el caso de Ruth Zavaleta) o bien de Beltrones (como Ortega, Navarrete y Graco).


En resumidas cuentas, a Los Chuchos no se les reprocha que tengan ideas diferentes, sino otra cosa: que sean tan tranzas.

Riesgos claros

Riesgos claros
■ Interpretaciones futuras
■ Privatizaciones sesgadas
Julio Hernández López Fax: 5605-2099 •
juliohdz@jornada.com.mx

No había razones para hablar de victoria desbordada. Las enmiendas petroleras en ruta de aprobación legislativa contienen las suficientes lagunas, imprecisiones y ambigüedades como para que en el momento deseado se produzcan interpretaciones a conveniencia, privatizaciones disfrazadas (menores a las pretendidas por Calderón-Mouriño), y negocios de alta corrupción a cargo de un Pemex al que ciertamente se salvaguardó de los originales propósitos de magna apertura a los capitales privados, sobre todo al extranjero, pero que seguirá estando disponible como pastel fiscalmente fortalecido para que la intocada dirigencia sindical petrolera siga haciendo fortuna sin castigo y para que los operadores formales de ese negocio energético continúen repartiendo tajadas que en su momento sabrán acomodar jurídica y administrativamente al nuevo marco legal “triunfador”.

De las muy serias dudas y reticencias dieron cuenta algunos asistentes a la reunión nocturna que en presencia de López Obrador realizaron el martes en un salón hotelero de la ciudad de México los intelectuales y técnicos que apoyan la lucha defensora del petróleo. Profundamente conocedores de la manera en que “el sistema” puede retorcer la letra legal para acomodarla a los propósitos supuestamente vetados por esas normas, Manuel Bartlett y Porfirio Muñoz Ledo llamaron a no echar campanas al vuelo. Otras objeciones fueron planteadas por el constitucionalista Jaime Cárdenas, y la ingeniera María Fernanda Campa también hizo observaciones interesantes. Otros miembros del grupo se quedaron con reticencias luego desahogadas en privado.

El globo de victoria extrema que algunos interesados habían inflado con propósitos tóxicos en horas anteriores también vio disminuir su tamaño y brillo a la hora del acto público de ayer, en el Hemiciclo a Juárez. A pesar del asomo optimista expresado el martes por algunos de los miembros del comité asesor del FAP para la reforma petrolera (texto que no será firmado por otros de ellos, por considerar que el tono rebasa los logros alcanzados), la lectura hecha ayer por el embajador Navarrete (Jorge Eduardo, no el senatorial representante diplomático del gobierno de Calderón) dejó también constancia de las insuficiencias y riesgos contenidos en las propuestas de “reforma”. El ingeniero Rodolfo Ocampo, uno de los especialistas en petróleo que asesoraron al movimiento de resistencia, advirtió de riesgos y recordó las muchas promesas incumplidas por el nuevo innombrable en asambleas públicas, el licenciado F.C. Luego, el senador Pablo Gómez, al dar cuenta de lo mucho que se consiguió, cerró su discurso mencionando que el movimiento debe seguir “alerta y en pie de lucha para frustrar los intentos privatizadores que pueden manifestarse tanto en las etapas restantes del proceso legislativo (…) como más adelante”.

Frente a un panorama de logros indudables pero también de riesgos bien claros, López Obrador recurrió a la instalación de 100 urnas en algunos pasillos de la Alameda Central capitalina, para que todo aquel que así lo quisiera, sin requisito alguno de identificación personal o política, manifestara su deseo de quedarse con lo conseguido o dar un paso al frente para presionar por más. El tabasqueño hizo promesa pública de respetar los resultados y asumirlos sinceramente. Antes había relatado con sobriedad lo que se había logrado, habló de la necesidad de que el movimiento continúe, sobre todo para ejercer una especie de contraloría ciudadana (del voto por voto, ahora se pasaría a la supervisión de “contrato por contrato, obra por obra”), y derivó una parte de su intervención a lo que debe entenderse como la siguiente fase de ese movimiento: la lucha por la defensa de la economía popular. El ex candidato presidencial exigió que sean congelados los precios de varios productos básicos y advirtió que ante la debacle calderonista, “nosotros tenemos que seguir gobernando, desde abajo y con el pueblo”.

El dilema de parar o seguir fue transferido por AMLO a la colectividad. A la hora de redactar esta columna formaban filas, para votar, los asistentes a la reunión decisoria del movimiento de defensa del petróleo realizada en el Hemiciclo a Juárez. El resultado de esas voluntades, que se expresarían en 100 urnas, bajo la coordinación de Octavio Romero y los responsables de diversas brigadas y comités, sería tomado por Andrés Manuel López Obrador para continuar el discurso que había interrumpido para declarar un peculiar receso electoral. Nada se escribe aquí hoy sobre ese tramo porque la columna fue redactada justamente durante esa pausa.

Por lo pronto, más allá de lo que haya decidido la votación nocturna, ha de señalarse que ayer mismo cedió el envenenado triunfalismo y se asumió lo conseguido en la defensa del petróleo como un paso adelante, con logros ciertos y un genérico freno a los apetitos privatizadores, pero al mismo tiempo, como un terreno sembrado de riesgos previsibles de interpretación, es decir, una victoria parcial, condicionada y reversible si en el entramado legal por aprobarse legislativamente se mantienen las parcelas de la letra chiquita tramposa e incluso de las imprecisiones, lagunas y frases tendenciosas que, sin duda, abren el camino a venideras decisiones “esclarecedoras”, a cargo de un consejo de administración de Pemex donde la corrupta dirigencia sindical petrolera seguirá haciendo negocios particulares y donde los poderes fácticos tendrán facultades para definir el camino por donde corran los dineros petroleros.


Nada de triunfo para salir a festejar a las calles y declarar día de fiesta nacional: contratismo y corrupción seguirán bajo etiquetas distintas, el PRI tendrá cauces para configurar más adelante alguna variante de las empresas filiales supuestamente rechazadas, habrá sujeción de ciertas operaciones mercantiles a jurisdicciones internacionales y se mantendrán opciones interpretativas para que Pemex siga siendo negocio privado en rubros importantes. ¡Hasta mañana!

Los saldos



Los saldos
Luis Javier Garrido La Jornada Noviembre 2008

Los analistas de la derecha están constatando que los términos de la contrarreforma petrolera aprobada por el Congreso mexicano no satisfacen las expectativas que tuvieron y ya están empezando a buscar responsables del fracaso, y el primero de ellos parece ser el español Juan Camilo Mouriño (titular de Gobernación), contratista y negociador de la aprobación, envuelto ahora también en otro escándalo: el ocultamiento por el gobierno calderonista de información vinculada con los posibles turbios tejemanejes de su padre, el socio y amigo de Fox.


1. La contrarreforma petrolera privatizadora de Felipe Calderón y los priístas salinistas, que culminó el martes 28 con otro bochornoso acto de aprobación ahora de los diputados, que votaron sin discutir en el pleno los textos legales y negándose a cualquier análisis, en una sesión irregular de la Cámara, con la tribuna tomada, y en la que la PFP y fuerzas armadas del Ejecutivo de facto rodearon el Palacio Legislativo de San Lázaro, no ha resuelto nada del futuro de la industria petrolera mexicana.


2. La afirmación de Felipe Calderón del miércoles 29 de que la aprobación fue “por consenso”, cuando más de 100 diputados votaron en contra es tan mentirosa como la de que “Pemex se va a fortalecer”. Para engrandecer la industria petrolera mexicana no se necesitaba ni se necesita ninguna “reforma” legal, sino voluntad patriótica, algo de lo que carece el gobernante espurio. Lo que él requería era contar con más garantías en la legislación secundaria de las que ya existen para disponer más libremente de la paraestatal a fin de ir entregando a pedazos la industria a las trasnacionales, y esto es lo que le dieron los legisladores abriendo rendijas en los nuevos principios legales.


3. El principal derrotado, no obstante haberse aprobado la contrarreforma oficial con el respaldo del PAN, del PRI y de los chuchos y cuauhtemistas del PRD, es, a pesar suyo, el propio Felipe Calderón, quien había propuesto a principios de abril una apertura total de la industria petrolera mexicana al capital trasnacional, y está refrendando a finales de octubre una serie de mezquinas contrarreformas que, además de evidenciarlo como vendepatrias, no le dan garantías suficientes para sus negocios turbios y además lo hacen fracasar en lo político. Había creído que con el proceso de contrarreforma mataría dos aves con una pedrada y salió trasquilado. El pacto de Mouriño con los chuchos y los cuauhtemistas del PRD no sólo no le permitió aislar a Andrés Manuel López Obrador y al Movimiento Popular, sino que éstos salen fortalecidos de la confrontación.


4. La mediocre contrarreforma petrolera de 2008 sí abre, violando abiertamente la Constitución Mexicana, nuevas vías privatizadoras, que a juicio del grupo calderonista podrían dar pie a una nueva oleada de “penetraciones hormiga” de la Repsol YPF y de otras trasnacionales, así como a los negocios que su grupo de amigos tiene proyectados, de ahí su júbilo el miércoles 29 ante Juan Carlos y Zapatero. No es suficiente, empero, para que otras grandes corporaciones puedan arriesgarse en operaciones de mayor envergadura, y eso es lo que ha suscitado el disgusto de Fox y de los salinistas. Los voceros de la derecha se han lamentado por ello de la reacción que tuvieron el martes 28 diversos consorcios petroleros de los Países Bajos, afirmando que estas modificaciones legales de corte neoliberal no constituyen garantía suficiente para las trasnacionales.


5. La aprobación fast track que hicieron los diputados de textos seudolegales contrarios a la Constitución Mexicana, sin discutir nada y negándose a escuchar a sus compañeros legisladores, ahonda, por otro lado, la crisis institucional de México, pues evidenció a los integrantes del Poder Legislativo, que de espaldas al país no representan más que a las burocracias de sus partidos y para defender intereses privados no dudan en pasar sobre las instituciones al avalar a ciegas acuerdos de las cúpulas partidistas.


6. Las multinacionales que pretendan invertir en México engañadas por la propaganda calderoniana, difundida por varias agencias desde el martes 28, diciendo que portions of the state-owned oil company Pemex will be privatised, como dice un boletín leído en Radio Netherlands el 28, han de saber que todas sus inversiones en la materia serán anticonstitucionales, pues, a pesar de lo que diga la contrarreforma, el artículo 27 de la Constitución prohíbe que se otorguen concesiones y contratos en materia petrolera, y el 28 consigna el principio de la exclusividad del Estado en el manejo de sus recursos petroleros, por lo que el pueblo tiene el derecho inalienable de proceder contra sus intereses y deben atenerse a las consecuencias.


7. La aprobación fast track por parte de los diputados de textos legales que no conocían, contrarios a la Constitución Mexicana, y sin discutir nada, ahonda además la crisis institucional de México, pues evidenció a los legisladores que, de espaldas al país, no representan más que los intereses de las burocracias de sus partidos y muy probablemente a los de diversas multinacionales, y que no dudaron en pasar por sobre las instituciones del país al avalar a ciegas acuerdos de las cúpulas partidistas.


8. El Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo puede a su vez legítimamente prevalerse de un enorme triunfo, pues si la mezquina contrarreforma aprobada es contraria a los intereses del pueblo, la intensidad del debate ha permitido a amplios sectores conocer las vulgares motivaciones de Calderón y de sus protectores priístas, y no hace más que fortalecer las posibilidades de la resistencia, que ha de estar ahora alerta a todas las decisiones del gobierno de facto en materia energética que violen la Constitución, un triunfo en el que fue fundamental su líder, Andrés Manuel López Obrador, que luchó denodadamente hasta el último momento por evitar los peores aspectos de la contrarreforma.


9. Los integrantes de las facciones neoliberales y entreguistas del PRD, tanto los chuchos como los cuauhtemistas, que actuaron, según los analistas, por ambición como por resentimiento, no salen, a su vez, bien librados en su aventura de asociarse al gobierno espurio de Calderón, y deberán enfrentar en los próximos meses todos los reclamos de la gente, pues parecen ignorar que ocupar los cargos de dirección de un partido no les da ninguna fuerza social.


10. La crisis financiera, económica, social y política que se ahonda en México encuentra después de estos meses de lucha, y eso no lo esperaba el grupo calderonista, a un pueblo más alerta y mejor organizado.

Halliburton y la reforma de pemex

Halliburton y la Reforma a Pemex
JENARO VILLAMILMEXICO, D.F., 28 de octubre (apro).-

Sin duda, una de las grandes empresas petroleras que respiraron tranquilas tras la aprobación de la nueva Ley de Petróleos Mexicanos fue la poderosa trasnacional norteamericana Halliburton.

Entre los principales accionistas de dicha empresa se encuentran George W. Bush y el vicepresidente Dick Cheney, quien posee 433 mil acciones del corporativo que llegó a presidir antes del año 2000, y a la cual retornará tras la previsible derrota de los republicanos en las elecciones presidenciales de este año.

Entre las razones de la tranquilidad de los grandes y poderosos accionistas de Halliburton está el hecho de que las reformas aprobadas en el Senado y en la Cámara de Diputados no afectan en lo mínimo los 81 contratos que esta corporación ha recibido de Pemex de 2000 a la fecha, por un valor total de cuatro mil millones de dólares.

De los 81 contratos que tiene Halliburton con Pemex, un total de 37 fueron adjudicados directamente, sin licitación alguna, 42 a través de licitación internacional y dos por invitación directa. El último gran contrato recibido por Halliburton fue el 18575069-012-07, asignado por Pemex en enero de 2008 por 683 millones de dólares.

La característica fundamental de este contrato es que, gracias a él, Halliburton perforará y terminará 58 pozos petroleros en una misma zona; es decir, en un solo bloque de pozos que se ubican en el sur del país y que poseen el 16% del total de la producción nacional de crudo, de acuerdo con la propia información de Pemex Exploración y Producción (PEP).

Los 58 pozos que perfora y explota Halliburton desde enero de 2008 se ubican en la zona Cinco Presidentes, Bellota-Jujo, Samaria-Luna, Muspac y Macuspana, todos ubicados en la zona de Tabasco, el sur de Veracruz y parte de Chiapas.

Halliburton ya tiene experiencia en los contratos por bloques. El gobierno de George W. Bush le otorgó los más jugosos contratos en Irak, por 16 mil millones de dólares, asignándole el control de áreas completas del territorio invadido por Estados Unidos.

En 2003, en la zona de Reforma, Chiapas, Halliburton obtuvo contratos por 20 millones de dólares para expandir la infraestructura de gas natural en esta zona. El Frente de Trabajadores de Energía informó que, gracias a esta 'alianza' con Pemex, Halliburton ha contratado en esta zona a 1,250 trabajadores y subcontrata a miles más. Tiene oficinas en Ciudad del Carmen, Reynosa, Poza Rica, Villahermosa y en la Ciudad de México.

En 2004, cuando el actual presidente Felipe Calderón estaba al frente de la Secretaría de Energía, Halliburton obtuvo un contrato por mil 953 millones de pesos por realizar trabajos de perforación y terminación de pozos para proyectos con presupuesto Pidiregas en la Región Sur, otro bloque que se le entregó a la poderosa empresa.

Al darse a conocer este reciente contrato de enero de 2008, Cris Gaut, presidente de la división de perforación y evaluación de Halliburton, expresó en un comunicado lo siguiente:

'Por los próximos tres años el grupo de manejo de proyectos de Halliburton proveerá a Pemex con soluciones integrales de perforación y finalización, que utilizarán nuestra fuerza y experiencia en tecnología e infraestructura para ayudar a Pemex a superar una serie de dificultades en el campo de perforación'.

El optimismo de Halliburton llegó a tal grado que pronosticó, en marzo de 2007, que ellos participarían en la refinación privada del petróleo mexicano, uno de los puntos que se desecharon de la reforma original de Felipe Calderón.

El 19 de marzo de ese año, la empresa anunció que abriría una fábrica en Monterrey, Nuevo León, para satisfacer la creciente demanda de productos refinados y equipo para la exploración, producción y transportación de petróleos.

Halliburton fue uno de los consorcios que más cabildearon en torno de la reforma petrolera. Sus estrechos vínculos con el poder político en Estados Unidos le permitieron ser una de las grandes beneficiadas de la invasión a Irak, y de la 'reconstrucción de ese país', con contratos por 16 mil millones de dólares sin licitación y de manera privada.

No sólo eso. La geopolítica de Halliburton la ha convertido en la aliada más firme de la estrategia de 'guerra contra el terrorismo' que encabezó el gobierno de George W. Bush. En 2007, su división Kellogg Brown Root (KRB) construyó en Guantánamo, Cuba, 207 celdas destinadas a los 'combatientes enemigos' y, en marzo del mismo año, abrió oficinas en Dubai, capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Tras los resultados de la reforma petrolera en México, Halliburton ha comenzado a revisar los recovecos que le permitirá expandir lo ya logrado desde el gobierno de Vicente Fox en territorio mexicano.
jenarovi@yahoo.com.mx

El espurio, elba esther y pemex


El espurio, elba esther y PEMEX , en tertulia cervantina


GUANAJUATO, Gto., 24 de octubre (apro).- La explanada de la Alhóndiga de Granaditas se convirtió en un foro político y de denuncia pública: trovadores, cantautores y conjuntos musicales utilizaron su arte para pronunciarse contra la privatización de Petróleos Mexicanos, cuestionar la política de seguridad del gobierno federal, criticar a la maestra Elba Esther Gordillo y llamar "espurio" al presidente Felipe Calderón.


Con su música y sus composiciones, el trovador, Guillermo Velázquez, los integrantes del grupo "Leones de la Sierra de Xichú", Guillermo Briseño y Jaime López cuestionaron, cada uno por su lado, la Alianza Nacional por la Seguridad y la política calderonista en la lucha contra la delincuencia organizada.


También protestaron por la excesiva seguridad que rodeó al Festival Internacional Cervantino y lanzaron pullas, en forma de "calaveras", contra la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo y la derecha encabezada en esta entidad por el gobernador Juan Manuel Oliva.


Así, la música, el huapango arribeño, la décima y la capacidad de improvisación que Guillermo Velázquez enarbola como herencia ancestral, se tradujeron en un posicionamiento político y social, necesario en estos momentos en el panorama nacional, desde su perspectiva.


"Yo esperaba a ver a qué hora nos bajaban el swich...pero era necesario decir todo esto en este momento", comentó Briseño, en breve entrevista al término del espectáculo.


En 10 años de mantenerse de manera ininterrumpida en laprogramación del FIC, este ha sido el espectáculo más frontal que los "Leones de Xichú" han abordado para expresar los contrastes de la realidad guanajuatense y de la mexicana.


Su crítica al entorno represivo, su desprecio hacia las televisoras comerciales y los conductores de los noticieros "estrellas" de Televisa y TV Azteca, y la censura en la radio, son elementos a los que éste grupo ha aludido en casi todas sus presentaciones.


Sin embargo, a ellos se unió en esta ocasión el recuerdo del 2 de octubre de 1968; el clima de inseguridad y violencia y las estrategias del gobierno de Calderón como una forma de legitimarse; las sombras del tráfico de influencias y el enriquecimiento dudoso que rodean al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, así como los recursos proselitistas y las polémicas acciones de gobierno de Oliva Ramírez.


Para muestra, la "calavera" dedicada al gobernador, a propósito del programa de becas que ofrece a familias pobres del estado, y al polémico programa de canje de placas con los colores del PAN que le aprobaron los diputados de éste partido en el Congreso local:


"Ni convence, ni conmueve
y clientelar en sus cotos,
becas a cambio de votos
es lo que Oliva promueve.
No ha pagado lo que debe
y habrá de ser al chaz-chaz;
necesita este locuaz
circular con más talento
y un urgente emplacamiento
por delante y por detrás...".


La palabra y la música se mezclaron con imágenes de actos oficiales y discursos de todos esos momentos y personajes proyectados en una pantalla sobre el escenario.


Particularmente, para Briseño, el acompañamiento en esta ocasión era necesario. "Ustedes tienen aquí de lleno a la derecha...".


El público -otras veces exaltado y siempre dispuesto a corear a los "Leones"--, esta vez se vio frenado, quizá por los grupos de policías; tal vez por los arcos detectores y las vallas que aparecieron en la Alhóndiga en esta edición del Cervantino.

¿Que son los contratos en bloque ?????

¿¿¿ Que son los contratos en bloque ???
Por Victor Hernández
Breve vistazo al peligro que estos contratos representan


Los contratos en bloque son contratos que Pemex otorgaría a empresas privadas, principalmente extranjeras, para asignarles de manera exclusiva kilometros enteros de territorio y aguas nacionales para exploración y explotación del petróleo. Es un esquema con el que han operado trasnacionales como Shell y Exxon en diversas partes del mundo para explotar los recursos energéticos de esos paises.

Mediante estos contratos una sóla empresa sería dueña virtual de pedazos enteros del territorio nacional, ya que nadie más podría explotar el petróleo en esas zonas. Se trata, en escencia, de pequeños feudos otorgados por el estado a particulares para que los exploten sin que nadie más pueda intervenir. Toda la riqueza de un bloque petrolero sería explotada por una sóla empresa y todo el dinero asignado para exploración y extracción sería para ella.

Considerando que, aparte de Pemex, solamente unas cuantas empresas trasnacionales tienen la capacidad para explotar campos petroleros en tierra o en aguas nacionales, esto significaría que, de otorgarse contratos en bloque, la riqueza petrolera nacional quedaría en manos de un puñado de trasnacionales: Shell, Exxon, Repsol, Halliburton, Chevron, Shlumberger, entre otras.Historicamente los contratos en bloque se han otorgado a trasnacionales en lugares del mundo como Estados Unidos, Nigeria, Rusia y Malasia, entre otros.

En el caso de Estados Unidos la asignación de contratos en bloque no se ha traducido en una disminución del precio de la gasolina. Y en el caso de Rusia de plano optaron por quitarle los bloques de petróleo a Exxon debido a que el estado generaba mayores ganancias con sus hidrocarburos haciendo la exploración y la extracción que hacía la trasnacional.

Es decir, la asignación de contratos en bloque no beneficia a un país; beneficia a las empresas a las que se les otorgan los contratos. Un país que hace su propia exploración y extracción tiene mayores ingresos petroleros que permitiendo que particulares se apropien de bloques de su territorio para realizar estos trabajos.

Ahora bien, en México no era posible otorgar contratos en bloque porque la ley prohibía que empresas privadas realizaran trabajos de exploración y extracción de manera abierta. Cuando estos se realizaban era mediante el esquema de contratos de servicios múltiples, que son violatorios de la constitución. Las cosas cambiaron con la aprobación de la reforma energética, que permite que empresas privadas puedan ser contratadas abiertamente por Pemex para trabajos de exploración y extracción.

El problema es que la reforma no incluye ninguna provisión para prohibir explicitamente a los contratos en bloque. Y lo que no está prohibido en la ley está implicitamente permitido.Para cerrar esta laguna legal que pone en riesgo la soberanía nacional—ya que permite la entrega del territorio nacional a trasnacionales—el Movimiento en Defensa del Petróleo encabezado por el Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, propone añadir 12 palabras a la propuesta de reforma energética que está por discutirse en la cámara de diputados.

Estas palabras, que serían la fracción séptima del artículo 60 de la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos, son las siguientes:

“No se suscribirán contratos de exploración que contemplen el otorgamiento de bloque o áreas exclusivas”

Simplemente añadiendo esas 12 palabras a la reforma energética se elimina el peligro a la soberanía nacional y a los recursos energéticos mexicanos que representan los contratos en bloque.Aún estamos a tiempo para cerrarle la puerta a los contratos en bloque. Simplemente informa a todos tus conocidos, por todos los medios a tu disposición, sobre el peligro que estos contratos representan para el país.

Y exige a los políticos del PRI y del PAN que expliquen por qué, no quieren aceptar que se incluya la prohibición de los contratos en bloque en la reforma energética. Exige también a los medios que expliquen por qué no han cuestionado a los políticos sobre estos contratos. Porque permitir los contratos en bloque es permitir la privatización del país por de unas cuantas trasnacionales.

¿Que son los contratos en bloque ?????

¿¿¿ Que son los contratos en bloque ???
Por Victor Hernández
Breve vistazo al peligro que estos contratos representan


Los contratos en bloque son contratos que Pemex otorgaría a empresas privadas, principalmente extranjeras, para asignarles de manera exclusiva kilometros enteros de territorio y aguas nacionales para exploración y explotación del petróleo. Es un esquema con el que han operado trasnacionales como Shell y Exxon en diversas partes del mundo para explotar los recursos energéticos de esos paises.

Mediante estos contratos una sóla empresa sería dueña virtual de pedazos enteros del territorio nacional, ya que nadie más podría explotar el petróleo en esas zonas. Se trata, en escencia, de pequeños feudos otorgados por el estado a particulares para que los exploten sin que nadie más pueda intervenir. Toda la riqueza de un bloque petrolero sería explotada por una sóla empresa y todo el dinero asignado para exploración y extracción sería para ella.

Considerando que, aparte de Pemex, solamente unas cuantas empresas trasnacionales tienen la capacidad para explotar campos petroleros en tierra o en aguas nacionales, esto significaría que, de otorgarse contratos en bloque, la riqueza petrolera nacional quedaría en manos de un puñado de trasnacionales: Shell, Exxon, Repsol, Halliburton, Chevron, Shlumberger, entre otras.Historicamente los contratos en bloque se han otorgado a trasnacionales en lugares del mundo como Estados Unidos, Nigeria, Rusia y Malasia, entre otros.

En el caso de Estados Unidos la asignación de contratos en bloque no se ha traducido en una disminución del precio de la gasolina. Y en el caso de Rusia de plano optaron por quitarle los bloques de petróleo a Exxon debido a que el estado generaba mayores ganancias con sus hidrocarburos haciendo la exploración y la extracción que hacía la trasnacional.

Es decir, la asignación de contratos en bloque no beneficia a un país; beneficia a las empresas a las que se les otorgan los contratos. Un país que hace su propia exploración y extracción tiene mayores ingresos petroleros que permitiendo que particulares se apropien de bloques de su territorio para realizar estos trabajos.

Ahora bien, en México no era posible otorgar contratos en bloque porque la ley prohibía que empresas privadas realizaran trabajos de exploración y extracción de manera abierta. Cuando estos se realizaban era mediante el esquema de contratos de servicios múltiples, que son violatorios de la constitución. Las cosas cambiaron con la aprobación de la reforma energética, que permite que empresas privadas puedan ser contratadas abiertamente por Pemex para trabajos de exploración y extracción.

El problema es que la reforma no incluye ninguna provisión para prohibir explicitamente a los contratos en bloque. Y lo que no está prohibido en la ley está implicitamente permitido.Para cerrar esta laguna legal que pone en riesgo la soberanía nacional—ya que permite la entrega del territorio nacional a trasnacionales—el Movimiento en Defensa del Petróleo encabezado por el Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, propone añadir 12 palabras a la propuesta de reforma energética que está por discutirse en la cámara de diputados.

Estas palabras, que serían la fracción séptima del artículo 60 de la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos, son las siguientes:

“No se suscribirán contratos de exploración que contemplen el otorgamiento de bloque o áreas exclusivas”

Simplemente añadiendo esas 12 palabras a la reforma energética se elimina el peligro a la soberanía nacional y a los recursos energéticos mexicanos que representan los contratos en bloque.Aún estamos a tiempo para cerrarle la puerta a los contratos en bloque. Simplemente informa a todos tus conocidos, por todos los medios a tu disposición, sobre el peligro que estos contratos representan para el país.

Y exige a los políticos del PRI y del PAN que expliquen por qué, no quieren aceptar que se incluya la prohibición de los contratos en bloque en la reforma energética. Exige también a los medios que expliquen por qué no han cuestionado a los políticos sobre estos contratos. Porque permitir los contratos en bloque es permitir la privatización del país por de unas cuantas trasnacionales.

REENVIA: A tus contactos


REENVIA: A tus contactos

Atención a todos lo que apoyan las demandas contra FELIPE CALDERON HINOJOSA, aqui van el correo electrónico que puede ser utilizado para apoyar las demandas via internet:

juicio_traiciónalapatria@yahoo.com

Y el blog en el que se podrán ir consultando el avance de las demandas presentadas ante la PGR Y EL SENADO

http://traicionalapatria.blogspot.comLes informamos que el próximo martes 7 de octubre a las 12 del dia serán ratificadas las demandas ante la PGR, por lo que todos aquellos ciudadanos que quieran participar en ésta importante actividad pueden acudir a la calle de Colima esquina con Insurgentes acompañando a los abogados constitucionalistas Jaime Cárdenas y Jesús González Schmall.

Favor de Reenviar a todos sus contactos ésta información

sábado 27 de septiembre de 2008
DENUNCIA ANTE EL CONGRESO SELLADA POR EL SENADO
Publicado por denuncia ciudadana en
17:41 0 comentarios
DENUNCIA ANTE LA PGR SELLADA DE RECIBIDO

29 sept. 2008

El verdadero peligro para México

El verdadero peligro para México
Lorenzo Meyer
Septiembre de 2008

DESVIAR LA ATENCIÓN
El auténtico peligro para la viabilidad de México ha estado a la vista de todos y desde hace mucho tiempo: la profunda corrupción de sus instituciones públicas.
Vicente Fox y la alianza conservadora que él encabezó encontraron muy útil concentrar el grueso de la energía y recursos del gobierno y sus aliados –medios de difusión, organizaciones empresariales, iglesias, el viejo corporativismo, etcétera- en difundir la idea que el gran peligro para México eran la oposición electoral de izquierda y su proyecto. A estas alturas, ya debiera de haber quedado claro que el auténtico enemigo de la sociedad mexicana ha sido otro: la gran corrupción pública y su inseparable acompañante, la impunidad.
Ambos factores, aunados a la falta de dinamismo de la economía y a la muy injusta estructura social, son las razones principales de que el crimen organizado haya alcanzado la posición dominante que hoy ejerce. Y lo peor es que quienes se suponen que encabezan la lucha contra las organizaciones criminales son los que antes engañaron con el falso diagnóstico pero que hoy se alarman porque la descomposición del entramado institucional ha llegado al punto que ya apareció el terrorismo incipiente.

UNA DEFINICIÓN
Una forma de empezar a entender las razones de un fenómeno complejo es formular una definición adecuada, y la profesora Cindy C. Combs propone una particularmente útil del terrorismo: 'una síntesis de guerra y teatro, una dramatización de la violencia más condenable –la que se perpetra contra gente inocente- que se desarrolla frente a una audiencia con la intención de crear un clima de miedo con objetivos políticos', (Terrorism in the Twenty-First Century: Universidad de Carolina del Norte, 2003, p. 10).

Lo ocurrido el pasado 15 de septiembre en la celebración de la independencia nacional en Morelia –el estallido de dos granadas lanzadas deliberadamente sobre una multitud que celebraba un aniversario más de la independencia-, se corresponde con la definición de Combs: una brutal puesta en escena de la peor de las violencias, aunque ya no para crear sino para exacerbar el miedo colectivo.

A partir de ese atentado quedó claro que nadie se debe considerar a salvo de la violencia criminal: ni pobres ni ricos, ni niños ni ancianos, ni los comprometidos ni los indiferentes, ni los de izquierda ni los de derecha. Obviamente, el objetivo final de quienes actuaron en Morelia es político: mandar un mensaje a los responsables de formular e implementar la política estatal contra el crimen organizado para que no interfieran con su actividad.

En principio, la acción en Morelia pareciera diseñada para demostrar a todos que, no obstante la movilización militar ordenada por Felipe Calderón desde diciembre del 2006, su gobierno no es capaz de cumplir con su función básica y razón de ser: proteger la vida y bienes de los ciudadanos.

¿Quién exactamente decidió poner en evidencia la incapacidad de las autoridades mediante un ataque a gente absolutamente al margen de cualquier acción contra las bandas criminales? No lo sabemos aún, pero queda claro que esa acción es simplemente el eslabón más reciente de una cadena que empezó con el reguero público de cadáveres de narcotraficantes rivales, policías e incluso de algunos militares (¡más de 3,300 en lo que va de este año! ).

Esa mezcla de teatro y guerra subió de tono con las mutilaciones y decapitaciones de algunas de las víctimas, con los mensajes a las autoridades en sitios públicos y dio un paso más con las ostentosas matanzas colectivas, como las recientes en Yucatán y en La Marquesa –de una docena pasaron a dos docenas de ejecutados en una sola acción y sin que quede claro por qué se les ejecutó- para concluir con lo ocurrido el pasado día 15: el asesinato de ocho inocentes frente al gobernador del estado, en una plaza supuestamente vigilada y en la tierra natal de quien está al frente del Poder Ejecutivo. Hasta ahora seguimos sin saber quién fue responsable del salto cualitativo en la inseguridad ni el motivo preciso de la acción.

El crimen organizado es una fuerza dominante en muchos municipios del país, pero recurrir al terrorismo es retar no sólo a un gobierno local sino al federal y a sus poderosos aliados –a empresarios, a Washington, a la iglesia. ¿Para qué el desplante? ¿Se quiso dejar en claro ante todos que los criminales pueden imponer sus agendas por sobre las del resto de los actores políticos? ¿Buscaron cobrar el rompimiento de acuerdos ya pactados o inducir a buscar uno nuevo?

Se pueden formular éstas y otras preguntas similares o diferentes –por ejemplo, ¿pudiera ser una acción llevada a cabo por algún grupo político para crear un clima de mano dura?-, pero de momento no hay respuesta. Sin embargo, la falta de información no impide abordar otros aspectos del fenómeno violento.

¿UN PAGO DIFERIDO?
El régimen autoritario que caracterizó la vida política mexicana de casi todo el siglo XX presumió de haber construido el sistema de poder más sólido de América Latina y uno de los más estables del mundo. Pero esa estabilidad no democrática tuvo un costo muy alto que hoy seguimos pagando todos. Parte central de ese costo fue la institucionalización de la corrupción y de la impunidad y hasta hoy nada efectivo se ha hecho por poner fin a esa herencia infame.

En la etapa clásica del dominio del PRI, sólo el presidente podía llamar a cuentas a los grandes corruptos. En las pocas ocasiones en que se puso a uno de ellos ante un juez, la acción poco o nada tuvo que ver con la justicia real y sí mucho con la 'justicia selectiva', tan útil al poder presidencial para mantener la disciplina entre la clase política; un buen ejemplo de ello fue el encarcelamiento del líder petrolero Joaquín Hernández Galicia, 'La Quina' por Carlos Salinas.

Sin embargo, frente a cada 'quinazo' hubo centenas de casos conspicuos de impunidad. Manuel Ávila Camacho, por ejemplo, dejó hacer y deshacer a Maximino, su hermano; el círculo íntimo de Miguel Alemán empleó a fondo sus posibilidades de corrupción sin límites; Carlos Hank González se convirtió en símbolo de cómo un político pobre se transformaba en lo opuesto gracias a la protección presidencial. Arturo Durazo Moreno hizo de su amistad con José López Portillo la palanca para convertir a la Policía capitalina en una estructura del crimen organizado. Las cuentas suizas de Raúl Salinas o la buena fortuna de los hijos de Martha Sahagún no se explican sin una relación directa entre poder presidencial y negocios privados. La lista de casos se podría extender hasta dar forma a un volumen similar al directorio telefónico.

Como no hay crimen organizado exitoso –y el mexicano vaya que lo es- sin algún tipo de complicidad entre criminales y autoridades, el ambiente de corrupción generado por el sistema autoritario del siglo XX resultó un excelente caldo de cultivo para que nacieran y prosperaran las organizaciones criminales hasta llegar a convertirse, de marginales y subordinadas, en rivales de la clase política. Lo anterior fue posible por la combinación de corrupción institucional con la cercanía geográfica del gran mercado norteamericano de las drogas.

Como bien lo señalara Luis Astorga en su historia del narcotráfico mexicano –El siglo de las drogas, (México: Espasa Calpe, 1996)- esa actividad empezó a echar raíces en México hace ya más de medio siglo, protegida por algunos gobernadores y militares en el norte del país pero, con las condiciones propicias descritas, esa actividad creció hasta salirse del control del poder político e imponer sus propias reglas, que es la situación actual.

¿QUÉ HACER?No hay respuesta fácil, pero cualquier intento por romper el círculo vicioso requiere abrir varios frentes de lucha contra los auténticos enemigos de México. Hay que empezar por la difícil pero indispensable tarea de crear una Policía auténtica. Perseguir seriamente no sólo a los narcotraficante de base sino a sus socios indispensables y que además de los policías corruptos es toda la red de empresas y empresarios lavadores de dinero y los miembros de la clase política que dan protección al crimen organizado: presidentes municipales, gobernadores, altos funcionarios del aparato de seguridad.

Y, finalmente, abrir oportunidades reales de trabajo a los jóvenes. Miguel de la Madrid anunció pero nunca se llevó a cabo la renovación moral de la política mexicana y desde 1982 la economía no tiene vitalidad.

En suma, que el verdadero enemigo de México es la combinación de corrupción pública con una economía formal sin brío. Si ambos problemas no se enfrentan con inteligencia y voluntad, no es imposible el retorno del Estado fallido del siglo XIX.

RESUMEN:
'Por simplicidad y falta de voluntad se dejó actuar contra los verdaderos enemigos de México y hoy el problema es mayúsculo'.--

Las tareas del Gobierno Legítimo de México se financian con donativos de los ciudadanos.Puedes depositar tus contribuciones en la cuenta número 0544555080 de Banorte, a nombre de Honestidad Valiente A.C., desde $30.00 hasta $30, 000.00ENLACES A INFORMACIÓN ALTERNATIVA:http://www.revolucionesmx.blogspot.com/http://mx.groups.yahoo.com/group/celaya_en_resistencia/http://es.groups.yahoo.com/group/montekarl/http://mx.groups.yahoo.com/group/votapor_amlo/http://www.secretariadelahaciendapublica.blogspot.com/www.salud.gobiernolegitimo.org.mxwww.votoxvoto.org.mxhttp://senderodelpeje.blogspot.com/romperelcercoinformativo.blogspot.comwww.vozuniversitaria.org.mxwww.redescirculodeestudios.blogspot.comhttp://hildyta.multiply.com http://mujeresporlademocracia.blogspot.com http://www.asambleapopulardeoaxaca.com/boletines/http://mx.groups.yahoo.com/group/votapor_amlo/http://www.radioamlo.org

17 sept. 2008


Para que vivamos mejor: desde pasado mañana, sube la gasolina todos los lunes
Jaime Avilés jamastu@gmail.com

En lo que va de 2008, los precios de los combustibles han aumentado 18 veces


Desde pasado mañana, 15 de septiembre, las gasolinas y el diesel subirán todos los lunes, por lo menos hasta el fin de los tiempos. El programa Vivir Mejor, orgullo de Los Pinos, no encontró manera más patriótica de festejar el 198 aniversario del inicio de la guerra de Independencia. Pero esta vez, con su habitual modestia, el michoacano del brazo roto declinó la oferta de grabar un espot para repetirnos a toda hora la grata noticia. Es más, ni siquiera tuvo la indelicadeza de comentarla en sus múltiples conferencias de prensa, para que no se malinterpretara como un acto de autopromoción personal.


Gracias a los siempre atinados consejos de sus asesores, Felipe Calderón mandó al secretario de Hacienda por delante. Y éste, en una escueta charla con Televisa, dijo que la decisión pretende “eliminar gradualmente un costoso subsidio a los combustibles” –meta que, como todos recordamos, fue una de las más insistentes promesas de la campaña de Calderón en 2006–, hasta lograr que a finales de 2009, la Magna le cueste al consumidor “entre 8.50 y 9 pesos” por litro.


En lo que va de 2008 –37 semanas–, los precios de los combustibles han aumentado ya 18 veces, es decir, cada 15 días. Ahora se incrementarán cada siete, a razón de cuatro centavos por semana, o 20 centavos al mes, o un peso de aquí a mediados de febrero, o 1.80 días antes de las elecciones de julio. La medida no oculta los desesperados esfuerzos del primer círculo calderónico por obtener un apoyo más militante de los automovilistas en lo particular, y del pueblo todo en lo general, a las iniciativas privatizadoras de Petróleos Mexicanos, una de las cuales, de ser aprobada, quitaría a Pemex el derecho exclusivo de fabricar gasolinas.


Ya se sabe: cuando la gente empiece a poner el grito en el cielo, con la ayuda de las televisoras y los levantacejas, que estarán con cámaras y micrófonos en las estaciones de servicio para recabar todo tipo de muestras de indignación, los sesudos “analistas” del espuriato nos tranquilizarán diciéndonos que, si el Senado adopta las “reformas” propuestas, las trasnacionales edificarán en México modernas refinerías para brindarnos gasolinas no sólo de mejor calidad sino a mucho más bajo precio.


¿Que esto es demasiado audaz en vísperas de año electoral? ¿Por qué? El proyecto de presupuesto de egresos que el “ejecutivo”, así, en minúsculas, ya envió al Congreso para 2009, prevé un enorme dispendio en dos áreas estratégicas: la que reparte despensas, láminas, cemento y becas a los más pobres entre los pobres, a cambio de su voto, y la que proporcionará más armamento a las fuerzas del orden para intensificar la lucha contra la “inseguridad”, que algunos estudiosos de los secretos de la mente humana identifican con el miedo pánico que Calderón tiene a caerse, no sólo de la bicicleta sino también de la silla, la cama, etcétera.


Golpe de Estado en el IEDF
Las elecciones federales que vienen carecen de antemano de todo atisbo de legitimidad. Las razones son múltiples. El padrón de votantes, valga decir, la lista de todos los ciudadanos con derecho a participar en el proceso continúa en poder de la empresa de Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, hermano de la esposa de Calderón. Allí están los domicilios, el perfil económico y las preferencias políticas de cada persona. Con base en esa información, el PAN y el gobierno de Vicente Fox se robaron la Presidencia de la República hace dos años.


Ahora van por la mayoría en la Cámara de Diputados, pero no sólo cuentan con el padrón electoral. También tienen a su disposición a los consejeros ciudadanos del IFE y, por si fuera poco, a los títeres que fungen como directivos nacionales del PRD, encabezados por Guadalupe Acosta Naranjo, que ya son los paleros oficiales del régimen de facto. Estos, con la destacada contribución de Ruth Zavaleta y algunos chuchos de tercera fila, entre ellos el diputado tabasqueño Moisés Dagdug, aprobaron el pasado 24 de abril, en San Lázaro, una reforma anticonstitucional para propiciar la destitución del presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).


La maniobra aspiraba a poner en lugar de Isidro Cisneros, titular del organismo, a una especie de Ugalde que acatara las órdenes y avalara las transas del PRIAN y los chuchos, para romper el dominio hegemónico que el movimiento de Andrés Manuel López Obrador tiene en la ciudad de México. Ante semejante amenaza en su contra, el presidente del IEDF demandó la intervención de la Suprema Corte, y ésta declaró sin efecto el albazo legislativo de Zavaleta en abril.


A pesar de lo anterior, al término de la sesión ordinaria de ese organismo el pasado lunes, cuatro consejeros ciudadanos –Carla Humprey y Fernando Díaz Naranjo, filopanistas; Yolanda León, ligada a los chuchos, y Angel Rafael Díaz, cercano al PRI–, iniciaron una sesión extraordinaria por sus pistolas, en la que propusieron y aprobaron la destitución de Cisneros. Acto seguido, entre el público, se levantó un notario que dio fe de los hechos, y los golpistas nombraron como interino a Gustavo Anzaldo.


Dos días después, obtuvieron el aval de Juan Camilo Mouriño, que los recibió en la Secretaría de Gobernación. Mientras los levantacejas se desgañitaban hasta quedar afónicos, ladrando que la iniciativa de adoptar la figura constitucional de plebiscito revocatorio de mandato era una intentona de derrocar a Calderón, la ultraderecha, sin tapujo alguno, derrocaba al presidente del IEDF, y declaraba en televisión que lo hacía en represalia por la consulta ciudadana sobre Pemex, que Cisneros apoyó.


Al mismo tiempo, Enrique Peña Nieto hacía lo propio con el titular del Instituto Electoral del Estado de México.


¿Qué elecciones se avecinan en julio de 2009? Aunque un juez otorgó anteayer un amparo a Cisneros para que reasuma la presidencia del IEDF, queda claro que con aumentos galopantes a la gasolina para exasperar a la población, nuevos fraudes electorales en puerta y mayores partidas presupuestarias para reprimir todas las formas del descontento, el felipato y sus aliados buscan sin tregua la desestabilización del país. ¿Para qué? ¿Para que todo reviente?


Cuando oigo las sórdidas carcajadas de la ultraderecha que trata de tapar con burlas las denuncias de López Obrador sobre la escandalosa corrupción en Pemex. Cuando veo en televisión las hordas que destruyen las oficinas públicas del gobierno de Evo Morales en Santa Cruz de la Sierra, vuelvo a pensar como en 2005: Bolivia es nuestro espejo. ¿Hacia allá vamos? Pasado mañana, a las 6 de la tarde, todas y todos al Zócalo.

Ante la barbarie, respuesta improscente



Ante la barbarie, respuesta improcedente
Editorial La Jornada 17 Septiembre 2007


La noche del lunes pasado, durante la celebración del 198 aniversario del inicio de la Independencia, varios artefactos explosivos fueron activados en la repleta plaza Melchor Ocampo, de Morelia, Michoacán. El saldo del atentado es, según cifras de la procuraduría estatal, de siete muertos y más de un centenar de heridos.


El ataque, abominable desde cualquier perspectiva, constituye un nuevo escalón en la barbarie que sacude al territorio nacional, en la medida en que ha tomado como objetivo a personas inocentes y ajenas a los conflictos entre organizaciones criminales y a las pugnas entre éstas y las corporaciones de seguridad pública.


Si se considera que este atentando artero contra civiles fue perpetrado en la ciudad natal del titular del Ejecutivo federal, en el momento culminante de la más significativa ceremonia republicana y horas antes de la mayor exhibición de fuerza militar por parte del poder público –es decir, con la garantía de una cobertura informativa masificada e instantánea–, es inevitable percibir en esta atrocidad tanto la intención de provocar un impacto mediático de gran escala en todo el país como la carga simbólica de un inequívoco mensaje de desafío a las más altas instancias del Estado.


La sociedad se encuentra ante un hecho delictivo de extremada violencia que escapa, al parecer, a la lógica tradicional de disputas territoriales, venganzas y ajustes de cuentas en el seno de la delincuencia organizada, y asiste al surgimiento de ataques homicidas perpetrados sin otro propósito que causar pánico y zozobra en la población y en las autoridades.


En el desfile militar de ayer, en un discurso fuera de programa, Felipe Calderón Hinojosa formuló severas descalificaciones contra los autores del atentado, lo vinculó de alguna forma con la fractura política que vive el país, exhortó a la oposición a renunciar a sus posturas e hizo un enésimo llamado a la unidad nacional que, según él, ameritan sus estrategias contra la criminalidad.


La alocución referida falló en el tono, expresó ideas erróneas y, lejos de aportar elementos para la comprensión de lo ocurrido, introdujo factores adicionales de confusión ante la opinión pública: en una circunstancia como la presente cabe esperar de una jefatura de Estado firmeza, sí, pero también serenidad y mesura en la formulación de los problemas.


En cambio, los ácidos denuestos vertidos por Calderón contra los agresores criminales dejaron ver inseguridad y descontrol. Adicionalmente, por más que haya resultado tentador el empleo de la expresión “traidores a la patria” en un discurso de 16 de septiembre, llamar así a quienes, en rigor, no lo son –y no hay aquí afán alguno de exculpar a los responsables del atentado, sino reclamo de precisión conceptual–, confunde y distorsiona la percepción pública del fenómeno delictivo.


Lo más preocupante del mensaje comentado es la referencia a la polarización política que afecta a la ciudadanía, como si esa división fuese un factor causal o un agravante de la escalada de violencia delictiva y como si, para erradicarla, bastara con que la oposición depusiera sus diferencias con la administración actual.


La fractura referida, hay que recordarlo, no empezó antenoche en el Zócalo capitalino, sino en las postrimerías del foxismo, cuando el régimen intentó impedir por todos los medios –legales e ilegales– la llegada al poder de un proyecto alternativo de sociedad y de país, y se profundizó en el desaseado proceso electoral de julio de 2006, que culminó con la conformación de una presidencia impugnada por un tercio del electorado y deficitaria en legitimidad.


El colapso de la seguridad pública y la ofensiva de la criminalidad, en cambio, son resultado de la desintegración social causada por el ciclo de gobiernos neoliberales todavía vigente y por la falta de visión y pericia de la actual administración.

El movimiento opositor al que Calderón Hinojosa exhortó ayer a la claudicación es, sin embargo, diametralmente opuesto a la salvaje violencia delictiva que se hizo notar en Morelia: mientras que ésta sembraba la muerte, el dolor y el pánico en la plaza central de esa ciudad, los seguidores de Andrés Manuel López Obrador hacían gala de civismo y espíritu pacífico en el principal espacio público de la ciudad de México, cercado por las fuerzas federales de seguridad, y que, sin embargo, fue ocupado, utilizado y desalojado en completo orden y disciplina por los integrantes de la resistencia civil.

No hay razón ni justificación, por lo tanto, para mezclar, en una misma alocución, asuntos tan distintos e inconexos como las contiendas políticas en curso y el sangriento acoso de la criminalidad organizada.

De Lopez Obrador y Hugo Chavez

Tomado de La Jornada. "El Correo Iustrado". Lunes 8 de septiembre de 2008, escrito por Carlos Noriega Félix:

De López Obrador y Hugo Chávez

A dos años de las elecciones mas competidas, sucias y cuestionadas de la historia de México y que han polarizado al país en dos Méxicos a punto de ruptura, vale la pena una reflexión, si es que aún se puede hacer reflexiones, que no busca polarizar más sino iluminar un poco a aquellos que con inocencia cayeron en la guerra sucia del desprestigio al licenciado Andrés Manuel López Obrador comparándolo con Hugo Chávez (presidente de Venezuela), presentado como dictador peligroso y al nuestro como “peligro para México”.

Venezuela, bajo la presidencia de Chávez, ocupa el primer lugar en desarrollo económico en toda América Latina (Cepal), arriba de 8 por ciento del PIB, tiene el precio de la gasolina mas bajo del mundo, y ha reducido el analfabetismo a casi cero, entre otras cosas; mientras que México tiene el lugar más bajo, apenas arriba de 2 por ciento del PIB; la gasolina más cara, la mayor migración de desempleados y el índice de delincuencia más alto.


¿Ése era el peligro?
Carlos Noriega Félix

La noticia llegó de Morelia antes de que el Presidente bajara al patio central con sus invitados
La guerra que va ganando el gobierno ensombreció los festejos de Calderón
■ Los muertos del bicentenario caen por todo el país, como ahora en la tierra del mandatario
Arturo Cano

“¡Que viva mi tierra, Michoacán/ y dénme charanda pa’ brindar!”, cantaron Los Morales apenas se anunció la presencia del presidente Felipe Calderón; tardía presencia causante de murmullos en el patio del Palacio Nacional.

Una hora y 40 minutos después del Grito, ortodoxo grito con vivas a México y a los héroes de rigor, Felipe Calderón, acompañado por su esposa, ocupó una mesa al ritmo de Juan Colorado y quiso sentarse, pero muy pronto comenzó el besamanos.

Calderón permaneció ahí sólo media hora. A los 20 minutos, a cuatro pasos del Presidente, algunos empleados repartieron el comunicado número 184, una vez que los funcionarios de la Presidencia se habían negado a decir nada sobre las explosiones en Morelia, la tierra del mandatario. Se condena, se apoya, se castigará, decían los cuatro párrafos de obviedades.

Los Morales habían terminado las notas de El michoacano, pieza también dedicada al anfitrión, al Presidente que hace menos de un mes firmó el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Legalidad y la Justicia. La nube de reporteros seguía tratando de sacar una declaración. Los invitados continuaban libando sus margaritas de tamarindo y jamaica, sus güisquis y sus tequilas, en el “pueblito mexicano” montado para la ocasión.

“Son tres muertos”, dijo alguien. “Me aseguran que fueron 20”, soltó otra voz. Y el Presidente, ahí, a cinco metros, saludaba y agradecía. Poco antes, y de ahí la tardanza, se había reunido con los secretarios de la Defensa y de Marina, con el director del Cisen y el titular de Seguridad Pública. La guerra que el gobierno va ganando imponía la urgencia, oscurecía la fiesta.
Calderón no era el centro de las miradas; imposible verlo para quienes permanecían en sus lugares, que sólo podían ver el montón de gente a su alrededor.

“El día en que cruzaste por mi camino/ tuve el presentimiento de algo fatal…”, trovaron yucatecos Los Morales.

El cobijo al Presidente
Con un vestido negro recién puesto, la dirigente del PAN en el DF, Mariana Gómez del Campo, se paseó entre los invitados. Una hora antes vestía informal, con una pañoleta verde, en el mismo lugar de hace un año, detrás de la primera valla y al centro, frente al balcón presidencial.

Terminó el Grito, simple, ortodoxo. Abajo, del contingente de directores de área salió una voz: “¡Viva Felipe Calderón!” “¡Viva!”, respondieron los funcionarios medios y las filas detrás de la primera valla.
“¡Fe-li-pe, Fe-li-pe, Fe-li-pe!”, dirigió la porra la pariente del Presidente. “¡Fe-li-pe!”, siguieron los invitados, mientras ondeaban las banderitas tricolores que les regalaron a la entrada. Eran tan pocos que no llenaron el tramo de asfalto donde se ubicaron las bocinas y los templetes para la prensa.

Un tercio de la plancha del Zócalo estaba delimitado para el pueblo traído expresamente para la ocasión. Pero no habría sorpresas. No aquí, sino en la Morelia de Calderón.

Los fuegos artificiales pusieron su nube de humo entre el balcón presidencial y la frase formada con foquitos, puesta ahí por el Gobierno del Distrito Federal. Una frase usada hasta el cansancio por los lopezobradoristas en el debate petrolero: “La soberanía de la nación reside en el pueblo. Francisco Primo de Verdad”.

Antaño, los cronistas se ocupaban de registrar con precisión qué gritaba el presidente de la República en turno. Se suponía que el héroe escogido o añadido a la lista daba pistas sobre las prioridades del todopoderoso señor de Los Pinos. Se recuerda, por ejemplo, que Luis Echeverría agregó un “vivan los pueblos del tercer mundo”.

Pero en estos tiempos, los medios están más ocupados en saber cómo hará Felipe Calderón para hacer sonar la campana y ondear la bandera al mismo tiempo.

Todo porque, quizá ocupado hasta la especialización en poner vallas, vaya donde vaya Calderón, el Estado Mayor Presidencial (EMP) parece haber relajado otros aspectos de su principal encomienda. José López Portillo, por ejemplo, se peleaba con su jefe del EMP porque no lo dejaba montar a caballo. A Calderón sí lo dejaron montar una bicicleta, con los resultados conocidos.

El rito se cumple, con todo. Pero casi al mismo tiempo explotan dos artefactos en Morelia, subrayando el mensaje que ya había sido enviado, el mensaje que llegó con el Mes de la Patria.

Ya enfiestado el país, ya tronando los cohetes por doquier y desplegadas miles y miles de banderitas por todas partes, México vivió su peor día de violencia, con 41 ejecutados en sólo una jornada, apenas el 12 de septiembre.

La ceremonia en honor de los Niños Héroes, un día después, estuvo marcada por el hallazgo de 24 cadáveres en La Marquesa. Pero los muertos del bicentenario no caen “como renuevos cuyos aliños un cierzo helado destruye en flor”, sino decapitados, echados uno encima de otro, como pollos sobre el hielo picado. O en un festejo público, al azar, en la tierra del Presidente, por si algo faltara.

Desde que la República en pleno firmó el acuerdo por la seguridad, han sido ejecutadas en el país más de 400 personas, incluidas 30 decapitaciones y los asesinatos de 10 mujeres y cinco menores de edad.

El México de nota roja, no otro, sino el México real, llegó de sopetón a través de los teléfonos celulares, que comenzaron a sonar antes de que el Presidente bajara al patio, donde lo esperaban centenares de invitados. Unas pantallas gigantes, con azules simulando el cielo, arcos muy mexicanos, puestos donde se repartieron globos de azúcar, buñuelos y churros, papas, flores y nieves. El escenario de las malas noticias.

Arriba, el Ejecutivo departía con su gabinete, diplomáticos y militares. Abajo, los invitados especiales de segunda esperaron, primero en un patio lateral, largos e inexplicables minutos. Tres enormes telones, con los colores de la Bandera, separaban a los invitados de segunda del patio central.

La noticia del atentado en Morelia corrió de boca en boca, pero no todos se enteraron. Muchos siguieron en el brindis, las canciones, la foto del recuerdo. “Hay que estar con el Presidente, ahora más que nunca”, dijo alguien, oído al pasar. Que esto ya no es contra su gobierno, sino contra México, completó. Y esto no es otra cosa sino la guerra que se iba ganando apenas ayer.

A la mañana siguiente, el Ejecutivo habría de demandar unidad, el Ejército ocuparía las calles de su ciudad natal y el país condenaría en pleno el atentado.
Pero la noche del 15, la noche del Grito, el rostro del Presidente denotaba hastío. Se le vio así en la firma del Acuerdo por la Seguridad, con ganas de terminar pronto. Se le volvió a ver igual después de su reunión sobre el atentado de Morelia. En su segundo grito, el de los bombazos en su tierra.

Granados Chapa: el periodista

Granados Chapa: el periodista
Alvaro Delgado


MÉXICO, DF, 15 de septiembre (apro).- En un contexto de violencia que exhibe la ineptitud gubernamental y la brutalidad de la crisis económica que ya se muestra, pero también la involución en derechos fundamentales como a la libre expresión y a la información, es una extraordinaria noticia que el Senado otorgue la medalla Belisario Domínguez a Miguel Ángel Granados Chapa, un ciudadano que reúne todos los atributos de un periodista pleno.

A Granados Chapa le han sido otorgados diversidad de premios por su fecunda labor periodística, pero la Belisario Domínguez tiene una relevancia especial por ser un galardón que honra "a los hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o sus virtudes en grado eminente, como servidores de nuestra patria y de la humanidad".

Y Granados Chapa reúne, sin duda, virtudes eminentísimas no sólo en cuanto a las que son propias de la profesión periodística y que tienen que ver con la ética de la técnica --independencia a toda prueba, rigor en el manejo de la información, dominio pleno del idioma--, sino en su conducta como ciudadano, con su gran capacidad de trabajo para dar cauce a su indignación ante las injusticias.

Así lo estableció el documento de Proceso mediante el cual se propuso al Senado entregarle la medalla que lleva el nombre del senador chiapaneco que se opuso al golpe de Estado del chacal Victoriano Huerta al gobierno de Francisco I. Madero:

"Desde hace más de cuatro décadas, la palabra escrita de Miguel Ángel Granados Chapa contribuye a poner a México frente a su realidad, por dura y dramática que ésta sea. Estricto e informado como pocos, atento sobre todo a la trascendencia de la vida cotidiana, paradoja no exenta de lirismo, ejerce puntualmente su trabajo en el cerco cada vez más estrecho de los enemigos de la libertad de expresión.

"Crítico e independiente, comprometido con un país que desearía describir en lucha abierta contra la injusticia y la iniquidad, el periodista eminente concita el respeto y aun la admiración de aquellos a quienes enfrenta con su lenguaje de una pieza, fiel reflejo de su personalidad."

Autor de las columnas Plaza Pública e Interés Público, Granados Chapa ha complementado su trabajo casi sin reposo con el estímulo y participación en innumerables iniciativas desde la sociedad para su democratización, como la Unión de Periodistas Democráticos (UPD) y la vigente Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi).

Junto con la edición de libros sobre la actualidad política de México, fue precursor, también, de la participación de ciudadanos en la organización de elecciones, con su nombramiento como consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), en 1994, fecha en la que se inició un proceso para darle credibilidad a esos procesos y que se truncó en el 2003 y del cual ha dado puntual seguimiento informativo.

Granados Chapa se dio tiempo, además, de incursionar en la participación política para buscar servir a Hidalgo, su estado natal.

De hecho, una decisión de Felipe Calderón en 1998, en su calidad de presidente del Partido Acción Nacional (PAN), rindió sin proponérselo un homenaje al periodista: lo vetó para ser candidato ciudadano de una coalición de partidos a gobernador de Hidalgo y apostó por un oportunista, el cantante de baladas Francisco Xavier Berganza, que lo hizo quedar en ridículo.

En la que, en efecto, ha sido su única incursión en la política, de cuyo cuestionado proceso electoral resultó gobernador el priista Manuel Ángel Núñez Soto, Granados Chapa advirtió con oportunidad al panismo encabezado por Calderón que el baladista era en realidad un testaferro de los gobiernos estatal y federal, como quedaría evidenciado después.

Pero ni esto ni los argumentos de panistas como Javier Corral lograron hacer desistir a Calderón de postular a Berganza como candidato del PAN al gobierno de Hidalgo, en alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), una sociedad política que siguió con Vicente Fox y se liquidó de mala manera en el 2001.

Aunque Granados Chapa, quien contendió por la alianza de los partidos de la Revolución Democrática (OPRD) y del Trabajo (PT), obtuvo menos votos que el cantante, pronto se conoció que éste era un instrumento del exgobernador Jesús Murillo Karam y de Francisco Labastida, a cuya candidatura presidencial se adhirió en el 2000.

Ahora Berganza, como miembro del Senado por Convergencia, deberá rendir tributo a Granados Chapa, un periodista extraordinario. ¡Felicidades, maestro!

Apuntes
José Antonio Crespo recordó hoy, oportunamente, un dato más del "fariseísmo" del PAN, que se escandaliza porque miles de integrantes del movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador ejercerán su derecho a dar un grito de Independencia alterno al de quien juzgan un impostor en la Presidencia de la República: el PAN convocó, en septiembre de 1988, a sus simpatizantes a una conmemoración distinta a la oficial, en el Ángel de la Independencia, en protesta por el fraude electoral de hace dos décadas.


Fue un acto transitorio porque, como todo el mundo sabe, el PAN, se arrojó a los brazos del priiato y estableció una simbiosis plenamente vigente. De manera que, además del fariseísmo del que habla Crespo, el partido de la derecha --que por cierto este miércoles 17 cumple 69 años de vida-- es cómplice de una forma de gobierno muy parecida a la que practica, literalmente, la mafia: la alta delincuencia que se refugia en la Secretaría de Seguridad Pública federal que encabeza Genaro García Luna, que hasta ha corrompido a México Unido contra la Delincuencia...

Comentarios: delgado@proceso.com.mx

Y se demando al pelele


Y SE DEMANDO AL PELELE:
11 Septiembre 2008

UN hecho sin precedentes se llevó a cabo el día de hoy, cuando el Dr. Jaime Cárdenas Gracia y el Dr. Jesús González Schmall, presentaron ante la PGR y ante el Senado de la República, una denuncia contra el usurpador Felipe Calderón, quien ejerce su cargo por nombramiento del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que de manera fraudulenta le otorgó el cargo de Presidentede la República.


Calderón incurrió en TRAICIÓN A LA PATRIA, al enviar seis iniciativas de ley en materia energética, con el fin de privatizar el petróleo, y con lo cual intenta demeritar tanto la soberanía como la independencia de nuestro país.


Se le acusó de solicitar la complicidad del Congreso, al enviar esa inciativa en los meses pasados de abril y mayo. Los legisladores del FAP solicitarán que se inicie el procedimiento correspondientes en San Lázaro contra el usurpador.


La demanda fue acompañada de firmas de ciudadanos que con acciones de resistencia civil pacífica apoyaremos la solicitud que los valientes juristas presentaron hoy.

22 ago. 2008

Espino exige la renuncia de Mouriño


Espino exige la renuncia de Mouriño

Álvaro delgado


MEXICO, D.F., 21 de agosto (apro).- Manuel Espino, expresidente del Partido Acción Nacional (PAN), afirmó que Juan Camilo Mouriño debe renunciar a la Secretaría de Gobernación por debilitar al gobierno de Felipe Calderón, al “promover y permitir” a empresas de su familia hacer negocios en Petróleos Mexicanos (Pemex).


“Lo que está haciendo como secretario de Gobernación no corresponde a lo que se espera que sea el desempeño de un funcionario público surgido de nuestras filas”, declaró Espino en entrevista publicada hoy por El Diario de Juárez, Chihuahua, donde presentó ayer su libro Señal de alerta, en la que critica duramente al senador priista Manlio Fabio Beltrones, a quien hoy, en la Ciudad de México, acusó de traicionar a Calderón.


Espino, quien preside la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), recordó que Beltrones alentó a Calderón a presentar la reforma de Pemex antes de que lo hiciera el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ofreció impulsarla en el Senado. “Al final del camino, cuando todo mundo esperábamos un dictamen, le dijo al Presidente que su iniciativa no servía, que estaba incompleta, inacabada, que no era lo que el país necesitaba".


Es decir, añadió Espino, Beltrones "traicionó al Presidente, traicionó la confianza que en él tuvieron los mexicanos que tenían la expectativa de esa reforma".


Con tal tono, Espino se expresó de Mouriño en la entrevista publicada en el diario fronterizo, en la que afirma que el secretario de Gobernación descuidó la dimensión ética del PAN al “promover y permitir” que las empresas de sus familias hicieran contratos con Pemex. “Es un asunto al que tiene derecho y es perfectamente lícito, pero no todo lo que es legal es ético”, señaló.


En la entrevista con la reportera Gabriela Minjares, Espino reconoció que el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador logró su objetivo de generar problemas al gobierno de Calderón, al revelar contratos firmados por Mouriño en su calidad de servidor público y que beneficiaron a su familia.


“Digamos que López Obrador metió en problemas al gobierno federal con los señalamientos que hizo y que lamentablemente, al paso de los meses, resulta que se encuentran más contratos.


Eso ha debilitado mucho al gobierno, porque uno de los pilares más importantes que en el diseño de nuestro gobierno existe es la Secretaría de Gobernación y hoy parece ser que es uno de los más débiles. Eso naturalmente perjudica al gobierno de Felipe Calderón”, afirmó.


Además, criticó que por la permanencia de Mouriño en la principal dependencia del gobierno federal, el PAN haya tenido que “medio modificar” el concepto del desempeño ético en la política para cuidar al funcionario.


Y aunque, aseguró, no cuestiona las razones por las que Calderón sostiene en su cargo al secretario, expuso que lo ideal sería que lo destituyera antes del proceso electoral federal de 2009 porque sin duda será un tema muy difícil para el PAN.“Ese tipo de cosas me preocupa porque ciertamente pone en entredicho la congruencia de Acción Nacional ahora que está en la responsabilidad de gobierno”, manifestó.


En la entrevista, Espino explicó que entiende que en su momento Mouriño no haya sido destituido porque era una exigencia de López Obrador y de haberlo hecho se hubiera sentado el precedente de que salió por petición del líder perredista.


Sin embargo, señaló, con el paso del tiempo la presencia del funcionario demerita mucho el desempeño del gobierno federal porque sobre él se han centrado la mayoría de las críticas a la administración de Calderón y del PAN, ya que se trata de un gobierno surgido de sus filas.


Espino afirmó que por situaciones como éstas “le carga la viga” a Mouriño en su libro, ya que hay sobradas razones para reclamarle congruencia, y que inclusive esta exigencia la hizo personalmente al secretario, en la sesión del Consejo Nacional del PAN, en León, Guanajuato.

El PAN, subordinado a las televisoras



El PAN, subordinado a las televisoras, acusa Corral


jenaro villamil


MÉXICO, D.F., 19 de agosto (apro).- Por “incompatibilidad absoluta” con las acciones y decisiones del gobierno de Felipe Calderón y de la dirigencia nacional del PAN, sobre todo frente al “poder” de los monopolios televisivos, el exsenador Javier Corral decidió renunciar al Comité Ejecutivo Nacional de su partido.


En una extensa carta, enviada a través de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), que él dirige, Corral expone cómo se gestó su salida; arremete contra decisiones adoptadas por Germán Martínez, dirigente nacional del PAN, como la “grotesca defenestración” de Santiago Creel de la coordinación de los senadores de Acción Nacional y la “alianza total” con Elba Esther Gordillo para las elecciones del 2009.

“Me pareció, si no estaliniana, cuando menos grotesca la defenestración de Creel, como sacrificio humano para agradar a los dioses, no del Olimpo, sino de los medios”, advierte en la parte central de su texto.

“Hoy asistimos a una lamentable subordinación política de buena parte de la clase política en el gobierno y en el partido al poder de las televisoras, y ello explica la forma, pero sobre todo el fondo de la remoción del senador Santiago Creel”, advierte Corral, uno de los principales críticos de la Ley Televisa que se aprobó el 30 de marzo de 2006, en el Senado.


Califica como una “decisión autodestructiva” la remoción de Creel porque “se prefirió coexistir con la censura de la televisión, antes que como partido y gobierno exigirle a las televisoras respeto por su líder parlamentario y por el presidente del Senado de la República”.“Pienso que se envió un grave mensaje a toda la clase política del país, pero de efectos desastrosos para la vida institucional del partido.


Ello ha generado una idea confusa, entre los propios legisladores, en dónde radica realmente el poder”, reflexiona Corral.En su misiva relata que desde el 14 de julio le comunicó a Germán Martínez su decisión de renunciar al Comité Ejecutivo Nacional. Diez días después, el 24 de julio, sostuvieron una reunión y le entregó una carta que ampliaba con mayor detalle los motivos de la dimisión.


Sin embargo, Corral se queja de que “mentirosamente se ha propalado por funcionarios de reciente incorporación al CEN que yo andaba negociando algo con mi renuncia en la mano”.“De hecho –agrega el político chihuahuense--, atajé de inmediato una invitación que el jefe del partido me hizo con relación a la plataforma legislativa, pues le expliqué que aceptar tal responsabilidad después de mi renuncia se prestaría a malas interpretaciones.

”Como testigo de esa reunión, Corral menciona a la senadora yucateca y exsecretaria de Desarrollo Social, Beatriz Zavala Peniche. Así mismo, revela la falta empatía entre él y Germán Martínez: “Me preocupó muchísimo no poder estar en sintonía con el nuevo jefe nacional del partido desde la primera sesión del CEN. Me sentí incómodo con él que, después de que me integrara a su comité, no pudiera respaldarlo.

”En concreto, Corral critica que “sin debate alguno” se autorizó explorar la posibilidad de una alianza total con Elba Esther Gordillo, dirigente del SNTE y principal artífice del Partido Nueva Alianza (Panal), para las elecciones legislativas del 2009. Cuarenta votos a favor, y sólo el voto del exsenador en contra.“No me molesta perder votaciones, me preocupa el silencio que puede convertirse en complicidad”, remata Corral.

El también exdiputado federal y excandidato a la gubernatura de Chihuahua aclara que no renunciará al PAN, partido en el que milita desde su temprana juventud y ahora cumple 26 años de afiliado. Sin embargo, anuncia que se dedicará a proyectos de carácter editorial y periodístico. Cita al exdirigente nacional Carlos Castillo Peraza en el remate de su misiva:


“En suma, prefiero la libertad del panista de tropa sin ningún grado escalafonario, ya que el amor al partido le da derecho a diferir, o como decía Carlos Castillo Peraza: disiento”.