fe de erratas

29 sept. 2009

Las mujeres, "locura" en público AMLO: el método "loco"

Las mujeres, "locura"  en público AMLO: el método "loco"
Alberto Sladogna, psicoanalista Hay algo de método en su locura,
Hamlet, Acto II, esc., 2, W. Shakespeare
    Este es el mecanismo habitual de los sueños que la intuición ha comparado con la locura desde tiempo inmemorial…no sólo hay método en la locura sino también un fragmento de verdad histórica...Queda para el futuro decidir si la teoría contiene más delirio del que yo quisiera, o el delirio, más verdad de lo que otros hallan hoy creíble. Sigmund Freud
¿Cómo se articula el saber de las mujeres, Amlo, la locura con un método? Se articulan gracias a un nudo sencillo por su complicación, el nudo del amor loco, la locura del amor (André Breton, El amor loco; Alberto Sladogna, El amor Evita). Subrayo solo las funciones disimiles del amor en la política y otros lugares de la vida. El territorio del amor incluye a los héroes que nos dieron patria, a quienes la defienden: Hidalgo, Juárez, Zapata, el Che, Amlo, Evo Morales, Pepe Múgica, Hugo Chávez. Al mismo tiempo el amor incluye, a otros que por amor a sus ideales matan, dañan o hacen sufrir: el plan económico del Lic. Calderón por su amor al neoliberalismo provocará sufrimiento, muerte a muchas personas; las tropas especiales del ejército desfilan cantando Los soldados mexicanos combatimos por amor ; por amor a convicciones religiosas, morales se quiere suprimir el derecho de las mujeres a decidir respecto de su cuerpo.
El amor introduce los condimentos de su normalidad, muestra su tela, allí tiene tejidos, hilos, trenzas con las diversas formas de la locura. Eso ocurre en las múltiples experiencias íntimas de la vida compartida. Veamos cómo se anuda el amor, la locura con su método

El amor normal tiene por pareja el amor loco. Ambos son más parecidos de lo que piensan, a pesar de sus efectos distintos. La normalidad, la existencia de una locura normal suscita debates, dificultades y confusiones. Se confunde la locura con una justificación. Analizar a un loco, estudiar un robo o un crimen, no está servicio de justificar nada. Los actos producen efectos, quién los hace se hará cargo de las consecuencias. El loco es un normal responsable de sus actos. Hacerlo inimputable es segregarlo al darle un privilegio. No se justifica un crimen por la presencia de la pasión amorosa de los celos.

La locura, el amor, no es un fuero para hacer cualquier cosa. Esa patente existe en la vida política de la república simulada, es el fuero del que gozan normalmente los políticos: los ex presidentes no son sometidos a juicio por sus actos. Una persona calificada de psicótica –loco si usted quiere- al ver en TV los atentados contra las Torres Gemelas del 11/09 exclama Esos si son locos de verdad, junto a él otro locoparanoico, si ustedes quieren- señalaba ¡Qué raro! Nunca muestran los cadáveres (testimonios recogidos en una institución psiquiátrica) Los normales suelen ver la locura en los otros. Los locos denuncian la normalidad de la realidad. Los Estados, incluido el estado dirigido por el Lic. Calderón fabrica conjuras mediante sus aparatos de inteligencia ¿Cuál es el método que permite revelar esas conjuras?

Empleo el término locura porque circula en la vida del lenguaje compartido. Lo escribo con letras itálicas pues las clasificaciones vestidas de “clínica psiquiátrica, psicológica o psicoanalítica” son un abuso del poder que otorga privilegios a los locos, quienes las emplean sin comillas darán cuenta de sus posiciones. Lacan localizó que la neurosis, la perversión y la psicosis son tres formas de normalidad humana. Una consecuencia: esas normalidades no dan privilegios, no sostienen comparaciones, no disculpan los actos cometidos por quien reciba esas calificaciones.

William Shakespeare descubrió antes del psicoanálisis, antes de Marx, antes de Amlo, el método en la locura, propongo leer un texto: Los tres príncipes de Serendip. Su autor es colectivo, la cultura del desierto. No es un autor individual, no es un autor anónimo. Una cultura donde la lectura efectiva de las huellas permiten sobrevivir, permitió escribir la erótica de Las mil y una noches; fabricó las matemáticas, conservó la filosofía griega cuando el amor de los civilizados destruyo esos textos. La vida en el desierto, a semejanza de las prácticas de la caza y del amor comparten una brújula metódica: Por aquí algo o alguien paso. Cupido es una fígura de la caza amorosa: va munido de un arco y flechas. Esas experiencias construyen con precisión el objeto del amor gracias a lo imperceptible, a los trazos no visibles. El objeto convoca  a Cupido, a los cazadores, a los lectores de huellas. Veamos 

Los tres príncipes de Serendip.
El discípulo pregunta "Maestro, ¿es bueno para el sabio demostrar su inteligencia?"
- "A veces puede ser bueno y honorable permitir que los hombres te rindan honores."
- “¿Sólo a veces?”
- “Otras puede acarrearle al sabio multitud de desgracias". Eso es lo que les sucedió a los tres Príncipes de Serendip, que utilizaron distraídamente su inteligencia. Habían sido educados por su padre, que era arquitecto del gran Sha de Persia, con los mejores profesores, y ahora se encaminaban en un viaje hacia la India para servir al Gran Mogol, del que habían oído su gran aprecio por el Islam y la sabiduría. Sin embargo, tuvieron un percance en su camino. ¿Qué les ocurrió?
Una tarde caminaban rumbo a la ciudad de Kandahar, uno de ellos afirmó al ver unas huellas en el camino: Por aquí ha pasado un camello tuerto del ojo derecho. ¿Cómo pudo adivinar semejante cosa con tanta exactitud? Había observado que la hierba de la parte derecha del camino, la que daba al río, y por tanto la más atractiva, estaba intacta, mientras la de la parte izquierda, la que daba al monte y estaba más seca, estaba consumida. El camello no veía la hierba del río.
¿Y los otros príncipes? El segundo, que era más sabio, dijo: Le falta un diente al camello. ¿Cómo podía saberlo? La hierba arrancada mostraba pequeñas cantidades masticadas y abandonadas.
¿Y el tercero? Era mucho más joven, aun más perspicaz, y, como es natural, en los hijos pequeños, más radical, al estar menos seguro de sí mismo. Dijo: El camello está cojo de una de las dos patas de atrás. La izquierda, seguro. ¿Cómo lo sabía? Las huellas eran más débiles de ese lado.
¿Y ahí acabaron las averiguaciones? No. El mayor, picado en esta competencia, afirmó: Por mi puesto de Arquitecto Mayor del Reino que este camello llevaba una carga de mantequilla y miel.
¿Cómo lo adivinó? Se había fijado en el borde del camino, había un grupo de hormigas que comía en un lado, y en el otro se había concentrado un verdadero enjambre de abejas, moscas y avispas.
Se trataba de un difícil reto para los otros hermanos. El segundo hermano bajó de su montura y avanzó unos pasos. Era el más mujeriego del grupo por lo que no es extraño que afirmara: En el camello iba montada una mujer. Se puso rojo de excitación al pensar en el pequeño y grácil cuerpo de la joven, hacía días que habían salido de la ciudad de Djem y no había visto ninguna mujer. ¿Cómo pudo saberlo? Se había fijado en unas pequeñas huellas de pies sobre el barro del costado del río. Se preguntaba ¿Por qué había bajado? ¿Tenía sed?
El tercer hermano, herido en su orgullo por la inteligencia de los dos mayores, afirmó: Es una mujer que se encuentra embarazada, hermano. Tendrás que esperar un tiempo para cumplir tus deseos.
Eso es aún más difícil de saber ¿Dónde leyó eso? Se percató que en un lado de la pendiente había orinado pero se había tenido que apoyar con sus dos manos porque le pesaba el cuerpo.
Los tres hermanos eran muy listos. Sin embargo, su sabiduría les trajo muchas desgracias. ¿Por qué? Por soberbia. Al acercarse a la ciudad, contemplaron un mercader que gritaba enloquecido. Había desaparecido uno de sus camellos y una de sus mujeres. Estaba más triste por la pérdida de la carga que llevaba su animal, y echaba la culpa a su joven esposa desaparecida.
El hermano mayor le preguntó ¿Era tuerto tu camello del ojo derecho? …Sí, dijo el mercader intrigado.¿Le faltaba algún diente? Era un poco viejo, dijo rezongando, se había peleado con un camello más joven ¿Estaba cojo de la pata izquierda trasera? Lo confirmo pues se le había clavado la punta de una estaca. ¿Llevaba una carga de miel y mantequilla, llevaba una mujer? Confirmo eso, y añadió Muy descuidada por cierto, mi esposa.
Le preguntaron ¿Estaba embarazada? El mercader responde: Por eso se retrasaba continuamente con sus cosas. ¿Dónde los vieron? La respuesta enfureció al mercader: No hemos visto jamás a tu camello ni a tu mujer, lo afirmaban riéndose alegremente. El discípulo también rió, el Maestro añadió que el mercader los denunció. Cómo hizo eso, pregunta el discípulo, si ellos tenían razón, tenían la verdad, eran muy sabios.
El Maestro añadió: Los perdió su soberbia . Señalaron todas esas características del camello con tanta exactitud que nadie les creyó cuando afirmaron no haber visto jamás al camello. Fueron llevados a la cárcel y condenados a muerte ya que en Kandahar el robo de camellos es el peor delito, más que el rapto de esposas.
La cosa no acabó tan mal. La esposa se había escapado, llego antes de que los colgaran en la plaza, como era costumbre. El poderoso Emir de Kandahar se divirtió con la historia y nombró ministros a los tres príncipes. El segundo hermano se casó con la muchacha, que estaba harta del mercader. El saber de una mujer, los salvó, aprendieron a ser mucho más prudentes a la hora de manifestar su inteligencia ante los demás.
El método loco
El método de los tres príncipes era y es sencillo: leían en las formas no visibles el paso de algo o de alguien; a partir de una huella reconstruían el objeto, sea un humano, sea un animal, sea un objeto material. Ese método lo aprendieron, los tres príncipes, esos tres hombres, lo aprendieron del saber hacer de las mujeres ante el amor: Las mujeres encuentran trazos, desde esas huellas reconstruyen el objeto, si lo desean lo toman.
Si Juanito lleva a cabo eso que sus huellas están mostrando: la presencia de una canallada bestial. No por loco dejaría de ser responsable de las consecuencias de lo que pretende hacer: no cumplir con el trazo de la palabra dada. Solo resta una pregunta ¿Y el resto de las huellas que se muestran en su elección, en su candidatura, en la nobleza de la ciudadanía de Iztapalapa quienes las leerán? 

¿Quiénes se harían cargo de las consecuencias de que tamaño personaje gobierne a una delegación con muchísimos ciudadanos? Calígula le hablaba a su caballo, San Agustín hablaba con los animales. Esos trazos ¿les daban fuero para hacer cualquier cosa? Los trazos que va dejando Juanito ¿lo van a dejar libre de su ausencia de responsabilidad? Si eso ocurriera, sería tomar a la locura como justificación de la canallada. Las canalladas tienen su costo, a él y a otros les tocará afrontar ese pago.

Alberto Sladogna, psicoanalista
aslamora@yahoo.com.mx

14 sept. 2009

A Juanito le recomiendo que se vea en el espejo de Calderón: AMLO


A Juanito le recomiendo que se vea en el espejo de Calderón: AMLO
Gobierno Legítimo de México
Por Redaccion SDPnoticias.com/SDP 14 de Septiembre, 2009 - 16:53 — Zacatecas

"Le recuerdo que lo robado no luce", afirma
El Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, envió un mensaje a Rafael Acosta "Juanito" mediante el cual le recomienda que se vea en el espejo de Felipe Calderón.


El Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, envió un mensaje a Rafael Acosta "Juanito" mediante el cual le recomienda que se vea en el espejo de Felipe Calderón.
Foto: Ivan Mendez/Cuartoscuro

El Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, envió un mensaje a Rafael Acosta "Juanito" mediante el cual le recomienda que se vea en el espejo de Felipe Calderón.
De acuerdo con una nota de El Universal, López Obrador declaró que le envía a Juanito el mensaje que alguna vez le dijo a Calderón: "Es mejor una buena esperanza que una vil posesión".

Cuestionado por los medios de comunicación sobre los comentarios de Juanito en los cuales lo desconoce como su presidente, AMLO respondió que "a Juanito le recomiendo que se vea en el espejo de Calderón. Le recuerdo que lo robado no luce.

La mancha de un fraude no se quita ni con todo el agua de los océanos".

¡Comparte!

Y encima Calderón pide aumento de sueldo





Y encima Calderón pide aumento de sueldo

Jaime Avilés La Jornada 12 Septiembre 2009

Mientras propone la desaparición de tres secretarías de Estado, el despido de miles de pequeños servidores públicos y un aumento generalizado de impuestos, incluyendo el que los pobres deberán cubrir para salir de la pobreza (?), Felipe Calderón pide, sin rubor alguno, que el Congreso le suba el sueldo. ¿Por qué? ¿En premio a qué? Y sobre todo, ¿para qué, si vive a costa del pueblo? No paga renta, luz, gas, gasolina, comida, lavandería, tintorería; no desembolsa un peso por la ropa y los zapatos que usan tanto él como su esposa e hijos; no le cuesta un centavo viajar, no gasta en médicos ni en medicinas: todo, absolutamente todo, lo obtiene gratis.

En rigor, ni siquiera debería cobrar un salario, ya que no lo necesita para subsistir cotidianamente pero tampoco para ahorrar pensando en el futuro: cuando salga de Los Pinos recibirá, hasta que muera, una pensión mensual de 5 millones de pesos, como la que disfrutan Fox, Zedillo, Salinas, De la Madrid y Echeverría. No obstante, según el proyecto de presupuesto de egresos de la Federación para 2010, Calderón ganará 277 mil 68 pesos con 25 centavos mensuales, menos impuestos, en tanto Marcelo Ebrard, jefe del gobierno capitalino, seguirá percibiendo un salario de 70 mil al mes, gracias a las normas de austeridad que impuso Andrés Manuel López Obrador en su sexenio.

¿Qué entiende Calderón por austeridad? Ya lo sabemos: que los pobres usen menos agua y menos luz, mientras los recursos de la Oficina de la Presidencia crecerán de 73 millones de pesos que ejerció en 2009 a 145 millones en 2010; su secretario particular dispondrá de 5 millones 600 mil pesos más y los estudios productores de espots, que a diario nos explican los éxitos y las hazañas del hombrecito de Los Pinos, obtendrán un incremento de 7 millones 256 mil pesos para seguir atosigándonos con mentiras.

¿Austeridad? Los recursos destinados a la Suprema Corte, el Consejo de la Judicatura Federal, las dos cámaras del Congreso, el Instituto Federal Electoral y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se incrementarán de 55 mil a 60 mil 520 millones de pesos en 2010, y la mayor parte de ese dinero servirá para mejorar los sueldos de los altos burócratas. El secretario general de la Cámara de Diputados cobrará 369 mil pesos mensuales; los consejeros del IFE, 326 mil; el secretario general de acuerdos de la Corte, 307 mil, y el secretario ejecutivo del IFE, 277 mil 447 pesos, o sea, 300 pesos y pico más que Calderón.

El proyecto de presupuesto de egresos no menciona los salarios de los ministros de la Suprema ni de los magistrados del tribunal electoral, porque éstos se los fijarán ellos mismos cuando diseñen su manual de percepciones, prestaciones y beneficios para 2010, tarea que en principio le corresponderá a los presidentes de ambas instituciones, Guillermo Ortiz Mayagoitia y María del Carmen (Maca) Alanís Figueroa.

En un gesto insólito, como si hubieran leído con detenimiento el Desfiladero de hace dos sábados, los ministros de la Corte decidieron que en 2010 cobrarán exclusivamente sus salarios y percepciones ordinarias previstas en la ley y, de acuerdo con la nota de Jesús Aranda que La Jornada publicó el pasado miércoles, dejarán de recibir los tres bonos trimestrales. La noticia, hay que subrayarlo, no fue destacada por los medios afines al régimen, tal vez por eso no llegó a oídos de Maca Alanís, la titular del TEPJF, que de algún modo habría lavado un poquito la mala fama de prevaricadora que la persigue, si ella y sus magistrados hubiesen emulado a sus colegas cortesanos.

Pero no. Maca ni siquiera reprendió al magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar, quien en carta dirigida a un semanario político del Distrito Federal se ufanó de los 340 mil pesos que cobra al mes, al afirmar que su sueldo y prestaciones corresponden a su investidura y a su trabajo especializado, al que se dedica con imparcialidad y ética (sic), como lo demostró en 2007 al influir para que el tribunal diera por buena la candidatura de Jorge Hank Rhon al gobierno de Baja California, después de que el rey de los juegos de apuesta en México lo invitara a su mansión de Tijuana y lo agasajara en secreto con jamón de tigre, como informó el reportero Álvaro Delgado, a quien Nava Gomar amenazó directamente con estas palabras:

...no puedo pasar por alto esta nueva embestida. Después se quejan de las agresiones a periodistas. Si el ataque a las instituciones no fueran los pilares de su trabajo no habría ese problema. No dejaré pasar una más. Haré lo que sea necesario para asegurarme de que ello sea así (Proceso, 30 de agosto de 2009). ¿Esta es la concepción del periodismo que tiene un juez electoral, cuya materia prima de trabajo es la democracia? ¿Así que el ejercicio de la crítica equivale al ataque a las instituciones? ¿Él es una institución en sí mismo? ¿Qué hará para asegurarse de que Álvaro Delgado, o yo, o cualquier otro reportero no dé a conocer sus acciones sospechosas de corrupción y latrocinio?

¿Y por qué no ha dicho nada al respecto Maricarmen Alanís? ¿Porque comparte la doctrina fascista de Olimpo? ¿O porque está trabajando junto a él, a marchas forzadas, para revertir las sentencias del Tribunal Electoral del Distrito Federal que anularon los supuestos triunfos del PAN en las delegaciones de Cuajimalpa y Miguel Hidalgo? ¿Alguien quiere apostar a que antes o después del primero de octubre el TEPJF reconfirmará las victorias de Carlos Orvañanos y Demetrio Sodi en esas demarcaciones? Es carambola cantada: Maca no va a renunciar a sus bonos, y ahora a la mejor ya ni siquiera querrá irse a la Corte, donde cobraría menos de lo que hoy gana.

La supresión de tres secretarías, el despido de miles de empleados públicos y el paquete de impuestos que reducirá aún más el consumo, achicará más el mercado interno y por lo tanto agudizará la recesión y multiplicará la violencia, persigue un objetivo central: elevar los privilegios de la alta burocracia para que ésta se mantenga leal a Calderón. Como éste no tiene autoridad moral para exigirle ni siquiera un modesto sacrificio a sus empleados –ya vimos que con la aplicación de la Ley de Salarios Máximos el país ahorraría 200 mil millones de pesos por lo menos y todos los altos cargos seguirían cobrando sueldazos–, se ensaña con el pueblo, escudándose en una justificación ridícula: gracias a estas medidas, cada pobre recibirá una ayuda de siete pesos diarios.

La semana pasada, el periodista Pulitzer Gómez, de la televisión de Monterrey, hizo una encuesta callejera: preguntó a 30 hombres de diversas edades si ya se habían hecho el papanicolau. Uno respondió que sí y que había salido negativo por suerte, la mayoría que no, pero que pensaban hacérselo pronto. Y sólo dos se dieron cuenta de la broma. Este es el verdadero grado de educación que han logrado darle al país el neoliberalismo, Elba Esther Gordillo y Televisa. La prioridad del presupuesto calderónico debería ser la enseñanza, la investigación científica y la creación de empleos temporales para reactivar la economía. Sin embargo, vuelven a pedir que traguemos medicinas amargas pero necesarias, sin tomar en cuenta que desde que vivimos hace 27 años con el cinturón apretado nos hemos convertido en el país con más personas obesas del mundo: estamos gordos de hambre, inflados de carbohidratos.

Nada podemos esperar de quienes pretenden cobrar impuestos a los pobres para combatir la pobreza. Son los mismos que quieren de procurador general de justicia a quien toleró en Chihuahua los incontables asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez. En realidad, en el fondo de todo, lo que verdaderamente persiguen es destruir a Pemex y entregar los yacimientos a quienes los llevaron al poder haiga sido como haiga sido. Ya que Reyes Heroles no pudo con la tarea, ahora lo intentará Francisco Gil Díaz, es decir, Salinas de Gortari, a través de Suárez Coppel. No, no es el momento de apretarnos el cinturón sino de fajarnos los calzones.

jamastu@gmail.com

Calderón gastó en el Informe lo que recortó a la UNAM

·Calderón gastó en el Informe lo que recortó a la UNAM
·Faraónicas prestaciones de servidores públicos


Carlos Fernández-Vega La Jornada 4 Septiembre 2009

Quebrar una empresa, del tamaño que se imagine, es relativamente fácil. Todo depende de las carencias y excesos de su dueño o de quién esté a cargo de su administración, pero resulta verdaderamente complicado quebrar a un país, como lo ha hecho (uno de sus logros, hay que reconocerlo) Felipe Calderón y su muy buen equipo económico, tal vez uno de los mejores del mundo (según la atinada definición del propio inquilino de Los Pinos en la más reciente cumbre en Davos), quienes en vez de manejar las finanzas nacionales como tales y en beneficio de sus dueños, los mexicanos, lo han hecho como si se tratara de una empresa prestada, lejana.

Como si no se hubiera dado cuenta, como si se tratara de algo imprevisto, de una suerte de rayo letal salido de quién sabe dónde, ahora Felipe Calderón advierte que la situación de las finanzas públicas es verdaderamente preocupante. Lerdo reconocimiento del inquilino de Los Pinos, que se añade al ya famoso shock que de las mismas recientemente reconoció el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, justo cuando aplicaba el segundo tijeretazo del presupuesto de egresos correspondiente a 2009.

Consciente como está de la gravedad del problema, al sorprendido Calderón no se le ocurrió mejor idea que lanzar la susodicha advertencia en pleno acto faraónico disfrazado de mensaje a la nación (al cual, por cierto, muy pocos mexicanos dedicaron tiempo y atención en televisión y radio; 1.7 puntos de rating, según los primeros resultados), el cual, de acuerdo con cifras conservadoras, costó al erario algo así como una tercia de cientos de millones de pesos (espots incluidos), lo que revela el elevadísimo grado de conciencia sobre la gravedad del estado de salud de las finanzas públicas.

Entre frase y frase (la de Calderón y la de Carstens) y en medio de una feroz crisis tardíamente reconocida por quienes debieron ser los primeros en actuar, alrededor de 85 mil millones de pesos fueron recortados del presupuesto de egresos correspondiente al presente año, y aplicaron la tijera justo donde no debían –algo usual en los gobiernos neoliberales mexicanos–, como por ejemplo el sector educativo, al que le borraron alrededor de 3 mil millones de pesos (para dar una idea, costó más el faraónico informe calderonista que el ahorro por el recorte a la UNAM). La justificación de ambos fue no hay dinero, luego entonces es necesario ahorrar y se fueron por los citados 85 mil millones de pesos.

Pues bien, como no hay dinero y la situación de las finanzas públicas es verdaderamente preocupante (Calderón dixit), una cantidad idéntica a la recortada presupuestalmente –85 mil millones de pesos– resulta de lo que los mexicanos pagaron por atender puntualmente las voluminosas, ofensivas, faraónicas prestaciones de los llamados servidores públicos (los sueldos y salarios se contabilizan aparte), en el entendido de que a mayor cargo, mayores beneficios.
Para el primer semestre del año el secretario Carstens anunció –luego de proceder, desde luego, y con la venia del inquilino de Los Pinos– un recorte al gasto público por 35 mil millones de pesos, es decir, el monto prácticamente exacto de lo que a los mexicanos les costó pagar, puntualmente, las prestaciones de los servidores públicos. Ya encarrilado, el doctor catarrito procedió a tijeretear 50 mil millones adicionales dadas las carencias reportadas en el segundo trimestre de 2009, monto por demás coincidente con los poco más de 50 mil millones de pesos que se pagaron, en igual lapso, a la heroica cuan resultona burocracia nacional por concepto de prestaciones.

Así es, la situación de las finanzas públicas es verdaderamente preocupante. En plena crisis, con el citado shock a todo lo que da, 85 mil millones de pesos en prestaciones no sólo es un insulto, sino una verdadera agresión a los mexicanos, y a ese monto falta agregar lo recibido –que no es poco– por los igualmente resultones integrantes de los poderes Legislativo y Judicial, amén de las percepciones de quienes cobran en el Instituto Federal Electoral, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y demás organismos que también manejan los recursos de la nación.

Sólo por prestaciones, donde duerme el señor Calderón gastaron más de un millón de pesos diariamente (incluidos sábados, domingos y días festivos) a lo largo del primer semestre del año, de los que más de 85 por ciento se destinó al pago de las prestaciones de quienes ocupan las primeras posiciones en la nómina. Lo anterior sin considerar otros gastos corrientes, como la sedienta cuan multimillonaria adquisición de agua embotellada, refrescos y bebidas espirituosas; el oneroso mantenimiento de macetas, galletitas y café, entre tantos otros, que sin duda son prioritarios para la nación, al igual que el vergonzoso gasto en propaganda. Y si el recorrido se amplía a las dependencias del Ejecutivo, especialmente las principales oficinas del gabinetazo, las erogaciones son verdaderamente insultantes para quienes pagan al rey y su corte: los mexicanos, a los que ni siquiera tienen la delicadeza de recomendarles que coman pasteles.

México ocupa la última posición en la OCDE en calidad educativa; nuestros niños sufren, y mucho, cada que se presenta la prueba PISA; no levantan en ciencias, lectura y/o matemáticas, pero eso es lo de menos, porque la Secretaría de Educación Pública, con Josefina Vázquez Mota de encargada, se da el lujo de gastar 256 millones de pesos para celebrar el día del maestro 2009, mientras Elba Esther eroga 50 millones para comprar camionetas de lujo y distribuirlas entre sus cuates. ¿Y la capacitación del magisterio? Para eso no hay lana, ergo, nuestros niños sufrirán más y junto a ellos la nación. Y así por el estilo, donde uno apriete.

¿En serio no se dieron cuenta? Entonces, doblemente ineficientes, por llamarle de alguna manera.


Las rebanadas del pastel
Tanto que criticaron al gobierno obeso de los tiempos priístas, tanto que utilizaron ese calificativo para justificar el desmantelamiento del aparato productivo del Estado, la privatización a ultranza, la venta de garaje, y resulta que a la vuelta de la esquina, con ellos a cargo de la tienda, hoy más que nunca el gobierno no sólo es obeso, sino ineficiente y deleznable… El Club de Periodistas de México invita a su 57 Foro Balance a tres años: ¿mitad del camino o final del mandato?. Participan Manuel Bartlett Díaz, Jaime Cárdenas Gracia, Yuri Serbolov, Abraham García Ibarra y este tecleador. Moderan Celeste Sáenz de Miera y José Manuel Orozco Garibay. La cita es a las 18 horas en Filomeno Mata 8, Centro Histórico.
cfvmexico_sa@hotmail.com - mexicosa@infinitum.com.mx

En Facebook: ¡Ni máis al 2%!"


En Facebook: ¡Ni máis al 2%!"
MIGUEL CABILDO S.
MÉXICO, D.F., 11 de septiembre (apro).-

Las redes sociales electrónicas como Facebook, se están convirtiendo en el medio idóneo para la difusión masiva de mensajes, lo mismo para satanizar que para apoyar algunas causa o tema. Tal es el caso, del festejo por la Independencia de México.

Hoy, a través de la red, los jóvenes se preguntan "¿Qué habría que festejar este 15 de septiembre? Ellos mismos se contesta: "parece que nada".

De nueva cuenta las páginas de Facebook se han llenado de reclamos y gritos de desesperanza, que invitan a la movilización. El motivo: la propuesta económica del presidente Felipe Calderón.

"Hoy decimos con indignación: ¡Ni máis al 2%!"

Daniel Durini proclama que "Nuestra bandera está de luto".

"A un año de las celebraciones del bicentenario del grito de Independencia y de la Revolución Mexicana nos preguntamos: ¿Hay acaso algo que celebrar? La respuesta es no.

"Vemos con horror y tristeza cómo el mal gobierno está dispuesto a sacrificar por igual a las generaciones jóvenes, las que no encuentran trabajo, que las garantías mínimas de seguridad o cualquier perspectiva hacia un futuro mejor.

"Vemos cómo la mentira mediática se difunde por todos los rincones de la República inundando nuestras realidades de falsas alarmas, de eventos tan espectaculares como increíbles, de cortinas de humo que no hacen más que medrar el intercambio de ideas, la discusión, la participación ciudadana activa.

"Vemos un gobierno incapaz de darle a sus ciudadanos cuentas claras acerca de sus reservas petroleras, y es evidente que ha habido un constante e ininterrumpido ataque sistematizado en contra de la productividad del campo mexicano.

"Vemos un gobierno que desampara a sus conciudadanos lanzando a millones, con el beneplácito propio de su egoísmo y la vista puesta en la entrada del capital proveniente de remesas, al incierto futuro de la emigración. El exilio voluntario, en el que la mayoría no encuentra más que una vida de explotación, sin reconocimiento de sus derechos más básicos ni garantías de ningún tipo, es la única opción que existe, lo mismo para personas con un cierto nivel educativo que para quien no puede sembrar la tierra porque no cuenta con los insumos básicos.

"Vemos, como siempre, firmas de tratados donde México lleva la desventaja más grande. Todo esto, además, en un país de riquezas invaluables, tanto culturales, como naturales que se encuentran en manos equivocadas que, en vez de invertir en infraestructura, prefiere buscar únicamente el beneficio de quien ya es, de por sí, beneficiado.

Y puntualiza que salir de la gran crisis, social económica y política ya no es una responsabilidad del gobierno, es responsabilidad de cada uno de sus ciudadanos y ciudadanas.

Por ello, subraya que este 15 de septiembre no tenemos nada que celebrar, e invita a portar un moño púrpura en las banderas mexicanas:

"Si estás de acuerdo, pasa la información, solidarízate y reenvíala. Desobediencia Civil."

Andrea Reyes Elizondo responde: "Este 15 de septiembre: dignidad, protesta, ya basta", propone: "Porta un moño púrpura con la bandera mexicana en señal de luto al que nos condena este mal gobierno, el gobierno plutócrata y voraz, el del neoliberalismo en picada... el de la destrucción…"

Para Aline Aznar, México está de luto. No hay nada que celebrar e invita a unirse a esta protesta "por el mal gobierno, los diputados y senadores que lo único que quieren es vernos la cara y no saben hacer su trabajo".

Isabel León, simplemente dice que se pondrá el moño, al igual Rosa Morales Franco.

Aline Aznar pregunta: ¿Sólo por curiosidad, alguien sabe xq se escogió púrpura? "No se de dónde lo voy a sacar!!! Pero de q estoy de acuerdo, estoy de acuerdo!!!". Ana Rodríguez Baños, dice "me sumo al moño"

Para otros el color es lo de menos. Por ejemplo Natalia González Ortiz apunta: "púrpura, morado, negro... cualquier cosa que exprese que estamos de luto no de fiesta".

Daniel Durini dice que el color del luto es cosa de cada quién. Lo importante es el mensaje. ¿Sugerencias de acciones futuras?

Y de inmediato Lizette Jacinto propone armar unos videos, lúdicos, mordaces sobre las "realidades surrealistas mexicanas", difundirlos, discutirlos... ¿cómo ves?

¿Qué habría que festejar este 15 de Septiembre?
http://www.proceso.com.mx/imagenes/rematearticulo.png

http://www.proceso.com.mx/imagenes/spacer.gif

Teorías sobre el avión secuestrado

Teorías sobre el avión secuestrado
Periodistas de El Universal
Bajo Reserva 10 de septiembre de 2009

El avión todavía no llegaba al aeropuerto de la ciudad de México para cuando los mensajes ya le habían dado tres vueltas al mundo. Periodistas, ociosos, malpensados, adoloridos, preocupados, críticos o fans movieron por “mensajitos” de cel, MSN, correo electrónico, Facebook, Twitter y blogs decenas de teorías. La más socorrida fue que se trató de una “Genaro Productions”:

Que Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública Federal, se había armado su propio espectáculo con final feliz para confirmarse cercano al Presidente, ahora que despide gente.

Que hay mucho más detrás que no se nos ha dicho; que en cuanto bajó el avión, el personal militar utilizó un detector molecular GT200, “conocido como la pistola”, que confirmó la existencia de explosivos, y que el avión tenía dirección: el Hangar Presidencial.

Que se trató de una “Los Pinos Productions”: que el gobierno federal preparó el teatrito después de lanzar una bomba de 2% de IVA disfrazado y otras medidas impopulares un año antes de la cábala (en 1810, Independencia; en 1910, Revolución; en 2010, ¡agárrense!): futbol tricolor y avión secuestrado, un día después de presentar el Presupuesto 2010.

Y de todas las teorías, la más socorrida (mexicanista, para el Mes de la Patria) fue que los dioses conspiran contra este país. Complicado saberlo, pero el mensaje más común, o la frase más recurrida fue: “Nomás esto nos faltaba”.

Ahora, si quiere culpables y los busca por medios electrónicos, aplique en su buscador favorito las palabras “fanático religioso”, “avión”, “septiembre” y “presupuesto”, y se sorprenderá la cantidad de figuras que saldrán: Bush, Osama, Obama, Calderón, Bruce Willis, Harrison Ford y, por supuesto, José Marc Pereyra Flores.

México Necesita Tlacuilos

México Necesita Tlacuilos

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

El tlacuilo era el pintor/cronista en papel amate. Esta profesión era honrada por los pueblos mesoamericanos pues los códices que ellos producían conservaban su historia y cultura. Los indígenas recordaban su historia y los tlacuilos servían de historiadores y cronistas.

La profesión de tlacuilo incluso sobrevivió a la conquista. Existen varios cientos de códices producidos posteriormente a la conquista. La mayoría reside –tal vez afortunadamente porque no hay garantía que el gachupin a cargo del INAH no los quemaría como hizo Landa con los libros mayas—en el extranjero, en museos en Paris, Londres, Berlin, y Florencia.

Los códices posteriores a la conquista a veces tienen textos en castellano o en náhuatl escrito con el alfabeto romano. La corona española los reconoció como validos para propósitos de reclamaciones y litigios y uno fue usado en una demanda contra el virrey de Velasco.

Habiendo establecido quien eran los tlacuilos, les citare las palabras del ultimo emperador mexica, Cuauhtemoc, durante el sitio de Tenochtitlan:

Totonaltzin ye omotlatihzinoh,
totonaltzin ye omixpoliuhtzinoh,
they ihuan centlayohuayan otechcahuilih.
..
Mohualhuiliz Mach tictomachiliah occeppa,
ma occeppa moquizaltiz
they ihuan yancuican techmotlahuililiquiuh.
.
In oquic ompa mictlanzinco momanilticaz
.
ma zan iciuhca titocentlalihtzinocan,
ma titonechicohtzinocan
they ihuan toyolnepantlahtzinco ma tictotlatilican
mochi in toyollotzin quimotlazohtilia
they ihuan ticmachiliah totlaqui:
chalchihuitzintli runs into yuhquin huei.
.
Ma tiquinpohpolhuican in toteocalhuan,
in they tocalmecahuan, in totlachcohuan,
in they totelpochcalhuan, in tocuicacalhuan;
ma mocelcahuican in toohuihuan
they ihuan tochantzitzinhuan ma techpielican


Esta arenga esencialmente dice: "Ha llegado la hora de que nuestra cultura se oculte ante los embates del invasor. Toca a los mexicanos del futuro hacer que Anahuac vuelva a brillar en todo su esplendor. La sabiduría de los viejos abuelos se encuentra en sus corazones. Los padres tienen el deber de transmitirla a sus hijos. Con ella como cimiento, piedra a piedra, nuestros descendientes reconstruirán Anahuac al comienzo del sexto sol (siglo XXI)."

O sea, el emperador nos recuerda que los mexicanos tienen el deber –sagrado—de transmitir y conservar la historia patria a sus descendientes. Y no solo eso, si esos descendientes recuerdan esta recordaran lo magnifica que era Anahuac y el recuerdo les dará la fuerza para reconstruir a México con toda su gloria. Y eso, según el emperador, tomara lugar en nuestros días.

Y siendo específicos usted se preguntara como se podrá llevar a cabo la reconstrucción de Anahuac en vista de que tenemos un gobierno PRIANista que insiste en borrar la memoria histórica de la mente de los mexicanos. Hoy 6 de septiembre en la Jornada el historiador Paco Ignacio Taibo II nos describe acertadamente el cómo:

“Sólo hay desde la perspectiva ciudadana radical, que poca injerencia tiene en la televisión y la radio, una posible respuesta a tanta afrenta y burla: celebrar 2010 en calles, plazas, esquinas, mercados, parques públicos, con conferencias y lecturas; un continuo debate informativo que lleve a los mexicanos la discusión de lo que sucedió en 1810 y 1910, que resurrecte del mármol, la placa de calle y la estatua a los personajes que vivieron y murieron para conseguir independencia, abolición de la esclavitud, eliminación de la sociedad de castas, destrucción de las tiendas de raya, eliminación del fraude electoral, reparto agrario, entre otras muchas cosas que algunos pretenden que subsistan.”

En suma, renegados ustedes son los que tienen que hacerle al tlacuilo. La patria necesita que el himno nacional se reescriba y diga: “…un tlacuilo en cada hijo te dio…”.