fe de erratas

31 mar. 2010

¿Cuál debe ser el objetivo del lopezobradorismo?


¿Cuál debe ser el objetivo del lopezobradorismo?

Víctor Hernández

5Envía
SDP                  31 de Marzo, 2010 - 00:00  
 
Esto que sigue es para los pejistas porque creo que es tiempo de que se definan algunas cosas.
1. De aquí a 2012 no podemos estar desperdiciando tiempo, esfuerzos y recursos en pedir la renuncia de Felipe Calderón.

Ni va a renunciar, ni le van a hacer juicio político los priistas porque tienen un acuerdo (aunque le hagan como que se pelean) para no atacarse entre ellos de a deveras. 

Entiendo que algunos legisladores pejistas, como Gerardo Fernández Noroña, insisten mucho en que renuncie Calderón. No va a ocurrir. Al final resultó que Calderón no pasó de ser un simple raterillo vividor del erario que no se tardó en usar el dinero del erario para comprarse 2 casas, 2 terrenos, mandarse hacer una lujosa casa de campo en Ayapango, y gastarse 4.6 millones de pesos en remodelar la casa de su suegros.

De pendejo renuncia. Máxime cuando todavía tiene hipotecas que pagar y la única forma que tiene de que medio parezca que no son de origen inexplicable es con su sueldo.

Y como dije, el PRI no le va a hacer juicio político porque entonces el PAN les responde con un juicio contra Salinas y contra Luis Echeverría. Por consiguiente, Calderón tiene asegurada su impunidad de aquí al primero de diciembre de 2012.

2. Los verdaderos enemigos son Salinas, Televisa y Peña Nieto.
Si queremos que haya un juicio político contra Calderón y la mafia en el poder, entonces tenemos que enfocar todos nuestros esfuerzos y todas nuestras baterías en los que mueven los hilos de Calderón. Poco o nada veo a los pejistas meterse con Salinas a pesar de que es quien lleva la campaña de Enrique Peña Nieto, con la clara participación de Televisa, para tratar de imponerlo como su nuevo pelele en 2012.

Que les quede claro: Si el PAN o el PRI regresan al poder en 2012, le pueden decir adiós a cualquier rendición de cuentas para Calderón, Salinas y demás políticos corruptos.

Por consiguiente, al lopezobradorismo le debe quedar muy claro que ya no podemos estar desperdiciando esfuerzos en tratar de hacer que Calderón renuncie puesto que ya nisiquiera gobierna: es un mero chivo expiatorio de Salinas.

En cambio, si atacamos directo a Salinas y Peña Nieto, lograremos sacarlos del poder en 2012 y entonces sí Calderón tendrá que responder por las cochinadas que ha hecho.


PD: Esto va para los pejistas en general, incluyendo a Noroña. Hay MUCHO material para exhibir a Salinas y a Peña Nieto. Mientras más desperdiciemos esfuerzos en pegarle al chivo expiatorio que es Calderón, Salinas tendrá más margen de maniobra para imponer a Peña Nieto sin que nadie le estorbe.


¿Eso es lo que quieren? Hay que denunciar el fraude y en las trapacerías que hace Calderón, sí, pero de ninguna manera podemos seguir perdiendo el tiempo en chivos expiatorios como objetivo principal.

PD2: Vamos a suponer que Calderón renuncia—porque sí hay millones de mexicanos que exigen su renuncia. ¿Y luego qué? ¿A quién va a poner el congreso controlado por el PAN y el PRI de reemplazo? ¿A Beltrones? ¿A Ramírez Acuña? ¿Eso es lo que quieren? Porque a Noroña o a Di Costanzo no los van a poner ni por asomo.

Celulares: la estulticia como política

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/77975 

Celulares: la estulticia como política
Ernesto Villanueva



MÉXICO, D.F., 31 de marzo.- Uno de los méritos de los gobernantes mexicanos es encontrar un problema a cada solución. No podía ser la excepción el establecimiento del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut), una ocurrencia de cómo se gasta más el dinero público para resolver menos los problemas de la sociedad. En efecto. Veamos.

Primero. El 9 de febrero del 2009 el Congreso de la Unión aprobó una conspicua reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, con lo que dio vida al Renaut y amplió la burocracia en la Secretaría de Gobernación. De esta forma, los usuarios de teléfonos celulares deben registrar su equipo y chip en las compañías telefónicas que les otorgan el servicio, so pena de que éste les sea suspendido sin posibilidad de reactivación. 

Esta decisión legislativa tiene un propósito loable: facilitar el combate a los delitos de extorsión, amenazas, secuestro y delincuencia organizada cometidos con el concurso de dichos aparatos. El quid del asunto reside en saber si esas medidas pueden ser los medios razonables para llegar a los fines buscados. Esto en realidad no es así.

Segundo. No es factible en el corto plazo adoptar el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) como un localizador con tecnología satelital, en virtud de que esto haría sumamente costoso el servicio del celular, en perjuicio, paradójicamente, de la mayoría de la sociedad. Si se lograra que el gobierno federal (con los impuestos suyos y míos) absorbiera dicho costo, surgiría otro problema igual o mayor: que para la eficacia del GPS se requiere de un sistema cartográfico actualizado que no posee México. Y no sería como las Guías Roji que todos conocemos y que nos sirven para ubicar calles, sino un sistema que incluye los relieves del terreno y puede determinar si el celular se halla en un inmueble de un piso o en un edificio de 15 o 40 niveles, diferencia que, para propósitos de seguridad, puede representar la vida o la muerte. Hoy, sin reforma alguna, se utilizan las radio-bases existentes para efectos de identificación aproximada. Aunque tienen un menor nivel de precisión que el GPS, ayudan cuando hay voluntad de hacer cumplir la ley en casos de secuestro o extorsión.

Tercero. Supongamos que se reorientara el presupuesto para adoptar un sistema GPS y mantener un proceso permanente de cartografía en todo el país. Este esfuerzo presupuestal mayúsculo nada garantizaría. Se deja de lado la inteligencia del crimen organizado. ¿Se imagina alguien a un delincuente llamando de su propio teléfono celular para pedir un rescate? Es absurdo. Lo que generalmente pasa es que se utilizan los teléfonos celulares de las víctimas u otros robados. De modo que puede saberse quién es el propietario del teléfono del que se habla y cuál es su domicilio, pero esto poco ayuda a combatir los delitos de alto impacto.

Cuarto. Por si lo anterior fuera poco, se parte del supuesto de que los delincuentes son débiles mentales y que para sus quehaceres delictivos usan los teléfonos celulares convencionales de Telcel, Movistar u otros similares. No se toma en cuenta la existencia de la comunicación telefónica por internet, que es mucho más segura y confiable para no ser rastreada. Se trata de sistemas como Skype o Vonage, por citar dos ejemplos, donde no se requiere de número alguno. 

¿Qué sucede además si el teléfono para el secuestro es europeo, estadunidense o de cualquier país distinto a México? Eso no es todo: Los datos personales de los titulares de los teléfonos celulares carecen de la mínima garantía de protección.

Como se puede observar, el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil servirá sólo como un mecanismo que podría brindar seguridad psicológica a una reducida parte de la población. En épocas electorales es entendible que el Poder Legislativo busque reivindicar su imagen entre los gobernados, pero es injusto que se explote la ignorancia de nuestro pueblo, en este tema tan sensible para todos, dándole gato por liebre.

Más que en carencias tecnológicas, el problema reside en la cultura de la corrupción e impunidad que prevalece, sin cuyo combate lo demás será siempre lo de menos.

Desde un punto de vista formal, los usuarios de celulares pueden recurrir al amparo contra esta medida restrictiva de los datos personales y del derecho a la vida privada de los mexicanos. Y es que, en realidad, será materialmente imposible que a los usuarios de celulares que no acudan al registro se les elimine el servicio e imponga la sanción de que jamás tendrán otro de esos aparatos a su nombre. ¡Por favor! Estamos en México.

Si no se garantiza lo básico, que es la seguridad pública, y si no se recupera el espíritu remunerador del salario mínimo, entre una enorme cantidad de pendientes, ¿se va a aplicar selectivamente la ley para afectar a los mexicanos, a la industria nacional y los empleos que genera, a las comunicaciones y a la libertad de expresión, sin que por ningún lado se vea un verdadero interés público superior que justifique tal medida? l

www.ernestovillanueva.blogspot.com




| comentarios(0)

 
| comentarios(0)


comparte esta nota:

El ¡Ya basta! del norte

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/77938 





El ¡Ya basta! del norte 


John M. Ackerman



MÉXICO, D.F., 30 de marzo.- México ha vivido tres sombríos lustros sin que la sociedad civil haya podido conseguir victorias palpables. Desde el movimiento que surgió en 1994 a raíz de la rebelión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas, no hemos vuelto a percibir procesos en los que las fuerzas sociales logren imponer la agenda política y conducir el debate nacional.

Sin embargo, hoy como nunca tenemos ante nosotros una coyuntura similar a la de 1994, en la que un nuevo levantamiento social tendría la fuerza suficiente para arrebatar de la misma clase política de siempre el control sobre el destino del país.

En esta ocasión, el terreno más fértil para el despertar de este movimiento renovador de la política nacional proviene de la frontera norte. En lugar de la nueva versión del Ejército Libertador del Sur, hoy podríamos estar en la antesala de la articulación de otra dorada División del Norte.

En 1994, Chiapas y los estados del sur resentían con mayor crudeza los efectos del abandono del campo y el sometimiento de las tradiciones indígenas debido a la imposición del modelo neoliberal a partir de los años ochenta. 

Hoy, Ciudad Juárez y otras ciudades norteñas desnudan de manera particularmente dolorosa las contradicciones de la “inserción” de México en el “mercado global”, que envía cada vez más mexicanos al subempleo maquilador y al extranjero para trabajar como “ilegales” en condiciones infrahumanas.

En su dinámica política, Chiapas había sido durante mucho tiempo, y realmente sigue siéndolo, ejemplo de una sociedad dominada por caciques y un gobierno de oprobio que ejercía una sistemática violencia de Estado. 

Hoy, estados del norte como Coahuila, Tamaulipas y Durango todavía ni siquiera conocen los agridulces sabores de la alternancia política, ya que han venido siendo gobernados por el viejo partido de Estado sin interrupción desde la Revolución Mexicana. 

Otros estados, como Chihuahua y Sonora, que sí han experimentado la alternancia política en sus elecciones locales, todavía se encuentran bajo el férreo control del clientelismo y los caciques locales.

El rechazo actual de los ciudadanos juarenses a la intervención del Ejército en su territorio, y su clara exigencia por encontrar estrategias para lograr la paz y el desarrollo, son muy parecidos a aquellas demandas de los zapatistas y de la sociedad civil de mediados de los noventa en Chiapas. 

Aquella imagen que dio la vuelta al mundo con las mujeres indígenas de la Selva Lacandona repeliendo con nada más que sus gritos, sus manos y toda su dignidad el avance del Ejército en sus territorios, es hoy revivida por la señora Luz María Dávila, quien con toda la fuerza de su indignación se ha atrevido a confrontar públicamente a Felipe Calderón.

Del mismo modo en que los indígenas chiapanecos llegaron a un punto límite que los llevó a dejar de seguir soportando sin respuesta la muerte, la violencia y los despojos cotidianos, hoy los jóvenes, mujeres, universitarios y trabajadores de Ciudad Juárez empiezan a perderle el miedo a la participación política y exigen soluciones inmediatas al deterioro social de la frontera norte.

Existen, desde luego, un par de diferencias radicales entre la Selva Lacandona en 1994 y la Ciudad Juárez de nuestros días. 

Por un lado, los valores, la unión y dignidad de los pueblos indígenas, así como el carisma y liderazgo del Subcomandante Marcos y los comandantes de las comunidades, imprimieron un sentido democrático y una dirección clara a aquel emergente movimiento social y político.

En Juárez aún no ha surgido un sujeto social con las mismas características. Además, la destrucción del tejido social a lo largo de la frontera norte hace que el trabajo de construcción de un auténtico movimiento social similar a la experiencia en Chiapas enfrente retos particularmente pronunciados.

Por otro lado, un eventual movimiento en la frontera norte inspirado en la experiencia de los zapatistas de ninguna manera podría incluir el elemento de la resistencia armada. 

Dada la situación de violencia generalizada que se vive en la zona y el abuso de la fuerza que predomina tanto entre los narcotraficantes como por parte de las fuerzas del Estado, el movimiento tendría que ser totalmente pacífico.

La paz y la justicia tendrían que ser sus principales banderas de lucha, tal y como éstas llegaron a ser las causas principales del zapatismo civil.

La visita hace dos semanas a la Ciudad de México de las viudas y huérfanos de la “guerra contra las drogas” de Ciudad Juárez, acompañados de jóvenes y profesores universitarios de aquella región, representa el primer paso de lo que podría llegar a ser un vasto movimiento por la renovación de la política a nivel nacional.

Por el bien de la democracia y el desarrollo social en México, esperemos que esta acción ciudadana tome vuelo pronto y que el general Pancho Villa y sus dorados aprovechen la celebración del centenario de la Revolución para ayudarnos a ver su legado, tal y como lo hiciera el general Emiliano Zapata en 1994.

www.johnackerman.blogspot.com




| comentarios(2)

azzola_lozano

2010-03-31 | 08:58:00
Tomemos esta oportunidad para reivindicarnos como mexicanos. Cito a todos a fortalecer la unión contra el gobierno espurio y usurpador.
a favor(32) | en contra(1)
albvago4000

2010-03-30 | 21:54:00
Este es llamado a todas las organizaciones civiles que luchan por un cambio democratico en el pais. "ESTRUCTUREN EL REFERENDO Y LA ELIMINACION DEL FUERO COMO INICIATIVA DE LEY PARA TODAS LAS ELECCIONES ESTATALES " Que se avecinan recuerden que los func ionarios publicos "no son nuestros amos" son servid ores .Recuperemos el Pais sin derramar sangre.IMPULSEMOS ESTAS INICIATIVAS DE CAMBIO
a favor(50) | en contra(2)
| comentarios(2)


comparte esta nota:

Poll: ¿Cuál candidato presidencial crees que sea el idóneo para gobernar México? | Polldaddy.com

Poll: ¿Cuál candidato presidencial crees que sea el idóneo para gobernar México? | Polldaddy.com

30 mar. 2010

La CFE corrompe al SUTERM para lograr la privatización: Martín Esparza

http://www.jornada.unam.mx/2010/03/30/index.php?section=politica&article=010n2pol 

El sindicato recibe 2% de cada contrato que se firma, asegura
La CFE corrompe al SUTERM para lograr la privatización: Martín Esparza
Foto
Martín Esparza Flores y Humberto Montes de Oca ofrecieron una conferencia de prensa en las instalaciones del Sindicato Mexicano de Electricistas para difundir pruebas de que la Comisión Federal de Electricidad entrega dinero al SUTERM para que sea cómplice de la privatización del sector  Foto María Luisa Severiano
 
Patricia Muñoz Ríos
 Periódico La Jornada
Martes 30 de marzo de 2010, p. 10
La Comisión Federal de Electricidad (CFE) entrega al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), que dirige Víctor Fuentes del Villar, montos equivalentes a 2 por ciento de cada contrato que firma con las empresas contratistas, con la finalidad de que deje operar a estas compañías y se fomente la privatización.

Se trata de una compensación monetaria a ese sindicato por aceptar la privatización del sector eléctrico en el país, denunció el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza Flores. En conferencia de prensa ofrecida en la sede del SME planteó que  el actual secretario general del SUTERM, Víctor Fuentes, acepta la cantidad de 2 por ciento sobre el monto de cada obra, así como 2 por ciento del costo de los 773 permisos otorgados a las empresas trasnacionales para la generación de energía eléctrica, siendo cómplice de la privatización, junto con el director general de la CFE, Alfredo Elías Ayub.

Esparza dijo que de esta acción fue informado por el anterior subsecretario de Gobernación Gerónimo Gutiérrez, quien incluso señaló que la entrega de estos recursos no está admitidos en el contrato colectivo de trabajo y se brinda de manera directa al sindicato. Pero sobre todo, le dijo que se puede legalizar el contratismo.

El dirigente dio a conocer ayer fotografías con las que quiere demostrar que una de las instalaciones donde están las secciones 57, 123 y 186 del SUTERM en el estado de Hidalgo, ubicadas en la colonia Montecillo, en Tula, se ha convertido en el centro de operación de empresas contratistas y tienen ahí un amplio parque vehicular de camionetas que pertenecían a Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Además de las camionetas, también hay material y equipo de LFC, según sostuvo.

Calificó de esquirolaje lo que está haciendo el SUTERM y dijo que este sindicato está permitiendo el robo de la materia de trabajo del SME; además de que está vigente el convenio de delimitación de zonas firmado desde 1985 entre la CFE y LFC. Responsabilizó al secretario del Trabajo, Javier Lozano, de las confrontaciones entre los grupos de trabajadores de ambos gremios, por la defensa de la materia de trabajo.

En su opinión, la serie de violaciones laborales cometidas por el gobierno contra los trabajadores de LFC, no tienen otra motivación que los intereses económicos de grupos empresariales sobre las áreas de distribución y comercialización del servicio de energía eléctrica, de la fibra óptica y del power light comunication en el centro del país.

El gobierno de Calderón mantiene a la baja la generación de energía eléctrica

http://www.jornada.unam.mx/2010/03/30/index.php?section=politica&article=010n1pol 

Su estrategia ha consistido en incrementar sus compras a empresas privadas: ASF
El gobierno de Calderón mantiene a la baja la generación de energía eléctrica
La auditoría superior alerta sobre la creciente ociosidad de las plantas instaladas en el país
Enrique Méndez
Periódico La Jornada
Martes 30 de marzo de 2010, p. 10
El gobierno de Felipe Calderón ha reducido la generación de energía eléctrica por conducto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que sólo en 2008 incrementó 6.9 por ciento la ociosidad de sus plantas instaladas en el país, mientras que los productores privados aumentaron su participación en el mercado, al generar la mitad de gigavatios distribuidos por la paraestatal, concluyó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Como resultado de la revisión al Informe de la cuenta pública 2008, la auditoría encontró que, en ese año, 87.5 por ciento de la capacidad instalada de la CFE estuvo disponible para generar energía, pero sólo operó 45.4 por ciento, lo cual refleja que 42.1 por ciento no se utilizó.

Al respecto, el diputado José Narro Céspedes (PRD) refirió que la administración calderonista persiste en la práctica iniciada en el sexenio de Vicente Fox Quesada de privatizar la generación de energía eléctrica.

De acuerdo con la capacidad de generación comprometida del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), en el periodo 2003-2008 la capacidad de generación comprometida disminuyó 74.1 por ciento, refirió en entrevista.

En una revisión de los informes de la ASF, a partir de las auditorías practicadas a la CFE y a la extinta Luz y Fuerza del Centro, Narro Céspedes sostuvo que a pesar de la deliberada disminución en la generación de energía, el sector eléctrico mexicano se encuentra operando con niveles altos de márgenes de reserva.

En el periodo enero-junio de 2008 se registró un margen de reserva de 42.5 por ciento, mientras que el operativo fue 15.4 por ciento, lo cual representa –dijo– un superávit en la disponibilidad de capacidad de generación de electricidad. Esa situación, explicó, implica capacidad instalada ociosa que puede representar altos costos de producción.

Sobre este punto, en la auditoría que practicó la ASF a la disponibilidad de centrales de generación de la CFE, se detalló que durante 2008 la demanda de energía eléctrica no evolucionó conforme a las perspectivas del Plan Nacional de Desarrollo, lo cual explica los márgenes de reserva.

En una gráfica incluida en el informe, el órgano fiscalizador refirió que el consumo de energía programada para ese año fue de 206 mil 704 gigavatios, y el consumo fue de  
196 mil 381.

Aun así, refirió, el gobierno echó a andar la construcción de cinco proyectos más de centrales generadoras de energía, con lo cual la CFE incrementará en 2 mil 239.2 megavatios su capacidad de producción, 4.4 por ciento más, entre marzo de 2009 y junio de 2012.

Durante 2008, refirió la auditoría, la CFE contó con un presupuesto de 79 mil 36 millones 920 mil pesos, con la finalidad de contar con suficiente capacidad de generación de energía eléctrica, mediante un adecuado mantenimiento en su infraestructura para garantizar su operación en el SEN.

En el desagregado por tipo de generación, la ASF informó que las unidades hidroeléctricas tuvieron una eficiencia de 42.6 por ciento, las térmicas de 56.1 y las eólicas 34.2 por ciento.

En el caso de las hidroeléctricas, tuvieron una capacidad efectiva de generación de 88 mil 735.5 megavatios y sólo generó 37 mil 839, por lo que sólo utilizó 42.6 por ciento de la energía disponible.

Las centrales térmicas tuvieron una capacidad de generación de 194 mil 893.3 megavatios y generaron 109 mil 267, 56.1 por ciento; las eoloeléctricas 745.3 gigavatios y sólo produjeron 245, 34.2 por ciento. En total, la Subdirección de Generación de la CFE reportó una generación de 137 mil 13.7 gigavatios.

En contraste, los productores independientes –que además de generar la energía que consumen venden sus excedentes a la CFE– contaron con una capacidad de generación de 88 mil 108.01 gigavatios y produjeron 74 mil 232, una utilización de 84.3 por ciento.

Esto representó 50.4 por ciento de los gigavatios reportados por la Subdirección de Generación de CFE.

Un deudor en cada hijo te dio

http://www.jornada.unam.mx/2010/03/30/index.php?section=opinion&article=024o1eco 

*Un deudor en cada hijo te dio
*34 mil 577 pesos por cabeza
*El histérico candidato panista
Carlos Fernández-Vega
¡Felicidades!, mexicanos creyentes del discurso sobre la recuperación (léase lo peor ya pasó), porque su deuda por cabeza aumentó la friolera de 83 por ciento sólo en el primer trienio del calderonato, es decir, cuando la promesa electoral de para vivir mejor es más tangible que nunca. 
Así es: por cortesía del inquilino de Los Pinos y su muy buen equipo económico, tal vez el mejor (adivinen de quién es la frase), cada una de las 107 millones de personas (en números cerrados) que habita esta gloriosa República sobre su espalda obligadamente carga un débito que no solicitó, del que no fue notificado y, lo que es peor, cuyo potencial beneficio no se registra por ninguna parte.
Cómo no recordar a cierto candidato panista que histérico advertía a los electores sobre el peligro que para el país representaba el creciente saldo de la deuda pública del Distrito Federal. Pues bien, ese mismo personaje terminó en Los Pinos (haiga sido como haiga sido), y por completo olvidó aquello de la enorme deuda, toda vez que a cada peso que los mexicanos ya debían él hizo la hombrada de aumentarles otros 83 centavos en sólo tres años con el fin, se supone, de vivir mejor. (No se incluyen la contratación de una línea de crédito preventiva –léase por si las moscas– de 48 mil millones de dólares con el FMI).

Las cifras más recientes de la Secretaría de Hacienda (diciembre de 2009, el año del catarrito) revelan que cada uno de los 107 millones de mexicanos (incluidos los recién nacidos) debe 34 mil 577 pesos por concepto de deuda del sector público federal, es decir, 83 por ciento más con respecto a los 18 mil 912 pesos que adeudaba el primer día de diciembre de 2006 (en aquel entonces se contabilizaban 105 millones de paisanos), cuando el histérico candidato panista devino inquilino de Los Pinos.

Así es, en tres años este personaje de la zarzuela política mexicana muy cerca estuvo de lograr la duplicación del débito del sector público: de un billón 985 mil 730 millones de pesos aquel primer día de diciembre de 2006, a
3 billones 708.37 millones el último día de 2009 (y contando), sin que para efectos de crecimiento económico y bienestar social de los pagadores se registre para qué se contrató y dónde quedó.

Para efectos de medición, en diciembre de 2006 el débito del sector público federal representó alrededor de 20 por ciento del producto interno bruto; tres años después, esa proporción creció a 30 por ciento, un récord nada despreciable para un histérico que gritaba a los cuatro vientos sobre el peligro del creciente saldo de la deuda del Distrito Federal, la cual, dicho sea de paso, se ha incrementado algo así como 7 por ciento en igual periodo, contra 83 por ciento de la relativa al sector público federal.

Tan sólo en el año del catarrito el saldo de la deuda del sector público federal (sin incluir Pidiregas, que significan poco más de 850 mil millones de pesos) se incrementó en 260 mil millones de pesos, algo así como 2 mil 430 pesos por mexicano. De 2008 a 2009 el débito total –interno y externo– se incrementó en casi 10 puntos porcentuales del PIB; la deuda externa aumentó de 2.7 a 9.8 por ciento como proporción del producto interno bruto.
 
Por lo que toca al costo financiero de la deuda del sector público federal, en 2009 de las arcas nacionales salieron 263 mil 45.4 millones de pesos (16 por ciento más que en 2008), de los que 88 por ciento (88 centavos por cada peso) se destinó al pago de intereses, comisiones y gastos. Por esta gracia, cada mexicano aportó –con gusto o sin él– casi 2 mil 460 pesos, monto 
28 por ciento superior a los mil 933 que por el mismo concepto pagaron en 2006.

Con el espléndido resultado que en materia de endeudamiento público ofrece el inquilino de Los Pinos, con base en la más reciente numeralia de la Secretaría de Hacienda, cada uno de los mexicanos, amén de feliz, debe apartar 94.73 pesos diarios (incluyendo sábados, domingos y días festivos) para cubrir su parte en lo que se refiere a débito del sector público federal (que incluye la deuda neta del gobierno federal, los organismos y empresas controladas y la banca de desarrollo; aparte hay que considerar su rebanada por endeudamiento estatal y municipal). 

La mayoría de los habitantes de este país no tiene para comer, comprar calzones, pagar sus propias deudas, o vivir medianamente, pero eso sí el susodicho histérico los obliga a destinar una gruesa rebanada de su enclenque ingreso para que el señor pueda repetir incansablemente que la recuperación ya llegó, ya está aquí” y que lo peor ya pasó. Ustedes dirán.

Desde aquella pomposa ceremonia de febrero de 1990, cuando la dupla Carlos Salinas de Gortari y Pedro Aspe anunció la renegociación definitiva de la deuda y que ésta, por lo mismo, era un problema superado (frase que repitió Vicente Fox hasta el cansancio), el saldo del débito público no ha dejado de crecer, mucho menos el pago por concepto de intereses. El problema adicional es que el endeudamiento se utiliza para pagar deuda (en realidad intereses de la misma) y el efecto positivo de esta política (crecimiento económico, infraestructura, educación, generación de empleo, beneficio social, desarrollo, pues) no se ve por ninguna parte. Lo anterior, tal vez, porque el gobierno sabe que nadie se queja, nadie pregunta, y que al final de cuentas los mexicanos pagan puntualmente, les guste o no, que para eso están. Total, pienso, ¡oh patria querida!, que el cielo un deudor en cada hijo te dio.

En vía de mientras, mexicanos boyantes, gocen de la recuperación calderonista, celebren que lo peor ya pasó, que la crisis es externa, pero eso sí por favorcito vayan juntando sus 34 mil 577 pesotes por cabeza (más de 600 salarios mínimos del Distrito Federal) para que vivan mejor, y de pasadita el gobierno del histérico panista pueda pagar sus crecientes intereses.

Las rebanadas del pastel
Barbarie tras barbarie, la ola de terror recorre el mundo. Como siempre, el objetivo no fue militar, sino civil. Ayer la población estadunidense, española e inglesa; hoy los indefensos usuarios del hermosísimo Metro de Moscú. Y del otro lado, la barbarie institucionalizada; Irak, Afganistán, Chechenia y los que se les ocurran.

¿Está o no está mal de sus facultades Miguel De La Madrid?

http://www.sdpnoticias.com/sdp/columna/victor-hernandez/2010/03/29/1018296 

¿Está o no está mal de sus facultades Miguel De La Madrid?

Víctor Hernández

1Envía
SDP          30 de Marzo, 2010 - 00:00 | 272 comentarios
 
El año pasado el expresidente Miguel De La Madrid Hurtado declaró en entrevista para Carmen Aristegui que Carlos Salinas de Gortari había permitido la corrupción cometida en su gobierno por Raúl Salinas de Gortari.

Convalidó además la declaración de Luis Téllez de que Carlos Salinas se había robado la mitad de la partida secreta presidencial. Y habló además de nexos de Carlos y Raúl Salinas con el narco.

Imediatamente después de que las grabaciones de la entrevista fueron dadas a conocer por Aristegui, Salinas emitió un comunicado negando lo que dijo De La Madrid y alegando que la entrevista que le dio a Aristegui la hizo estando mal de sus facultades mentales por problemas neurológicos que supuestamente padece De La Madrid (o sea que hasta neurólogo nos salió Salinas.)

No contento con eso, Salinas operó para que entre Emilio Gamboa y Francisco Rojas—actual líder de la bancada del PRI en San Lázaro—convencieran a De La Madrid de que escribiera un comunicado descalificando sus propias declaraciones y aceptando la versión de Salinas de que De La Madrid estaba mal de la cabeza.

Ayer, invitado por la Academia Mexicana de Derecho del Trabajo y Previsión Social, De La Madrid dio una conferencia en la que declaró que Vicente Fox no hizo dejó crecer a la delincuencia y por eso ahora Felipe Calderón está haciendo “un gran esfuerzo” para combatir al crimen organizado, aunque no tiene funcionarios que puedan lograrlo al corto plazo.

Momento. ¿Qué no fue eso lo que dijo de Salinas? ¿Que permitió que ocurrieran ilícitos durante su sexenio?
Pregunto entonces: ¿Por fin? ¿Está o no está De La Madrid mal de sus facultades mentales, como alega Salinas?

Digo, porque si De La Madrid no está en condición de dar declaraciones por tener problemas neurológicos—como dice Salinas—¿Entonces por qué lo invitaron a dar una conferencia y por qué aceptó la familia de De La Madrid que fuera?

El teatrito de Salinas se cayó. Lo que hizo De La Madrid ayer refuta eso de que está mal de la cabeza, y pone de nuevo a Salinas en evidencia.

¿O va Salinas a ponerse a emitir comunicados desmintiendo todo lo que diga De La Madrid? ¿O sólo cuando hable de las cochinadas de Salinas?

Pregunta obvia: ¿Realmente quieren que ese PRI, el de Salinas, sea el que regrese al poder en 2012?
Por eso mejor AMLO 2012.

LAS CASAS DE AMLO

LAS CASAS DE AMLO
Víctor Hugo Michel                   Milenio Diario            28 Octubre 2009

En la carrera a 2012 y en lo que a la construcción de una potencial base de votos se refiere, Andrés Manuel López Obrador va ya muy adelantado a los partidos tradicionales.
"Aquí se construye la cuarta República", sostiene Lorena Sosa, simpatizante de López Obrador que todos los días acude a la casa ubicada en Víctor Hugo 19, en la delegación Benito Juárez, una especie de embajada del lopezobradorismo al sur de la Ciudad de México y un centro de operaciones político que podría valer mucho en una campaña electoral.
Junto con cinco compañeros, Sosa trabaja en un taller que hoy se dedica a la elaboración de pancartas con el lema "¡Salvemos a México!" y que serán distribuidas por toda la capital como parte del más reciente esfuerzo de comunicación horizontal del llamado "gobierno legítimo".
En poco menos de año y medio, con esta casa como modelo, el lopezobradorismo ha montado por todo el país una estructura paralela a los partidos que no tiene precedentes en México, con la inauguración de 53 "casas del movimiento" dedicadas a promover las visiones políticas del tabasqueño de tiempo completo.
Coordinadas por una de las colaboradoras más cercanas de López Obrador, Claudia Sheinbaum, las casas del movimiento lopezobradorista se han establecido ya en 26 de las 31 entidades del país y en las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal, la mayor parte a lo largo de 2009.
"La casa sirve para contactar a los compañeros, informarles y coordinarlos dentro de las necesidades del movimiento", dice Xasni Pliego, encargada de la casa lopezobradorista en la delegación Benito Juárez de la Ciudad de México y a la que a diario acuden decenas de simpatizantes a trazar estrategias de resistencia civil pacífica.
Quizá incomprensible para los partidos, este mismo ejercicio, la construcción paulatina de un ejército propio que sólo tiene de común denominador a López Obrador, se repite en la actualidad por todo el país, con un solo objetivo aparente: 2012.
--¿De aquí se nutre el ejército de López Obrador?
--Está bien decir que de aquí salimos sus soldados --dice Pliego.
***
Pliego asegura que las casas son financiadas con base en donaciones de simpatizantes y el dinero recaudado en la venta de artículos promocionales, como pines de López Obrador, folletos, libros, donaciones voluntarias, alimentos y hasta jabones del "gobierno legítimo".
Por lo pronto, la renta de la casa en la delegación Benito Juárez, una modesta construcción en la que se han adaptado distintos cuartos como biblioteca, centro de estudios, taller para elaborar pancartas, algunas oficinas y hasta un salón de clases, es sufragada mediante las donaciones de una red de organizaciones sociales y aportaciones voluntarias, según detalla la activista.
Por encima de los demás, los servicios de asistencia a deudores de tarjetas de crédito y de cobros excesivos en el recibo de luz han sido los más exitosos productos ofrecidos en las casas lopezobradoristas.
Encargada de asistir a deudores, Carmen Gutiérrez asegura haber atendido a poco más de 150 personas en los últimos seis meses, deudores que se han acercado a solicitar asistencia legal ante lo impagable de sus respectivas deudas.
Gutiérrez asegura donar su tiempo de manera libre al movimiento, un sacrificio que realiza --insiste--por convicción propia.
***
Éstas son algunas de las actividades que se anuncian en el pizarrón de planeación de la casa, hervidero de activistas los martes y jueves: "Taller: Resentimiento y Perdón, 16:00 a 18:00 horas. Atención a deudores, 10:00 a 19:00 horas. Formación de Objetivos 18:00 a 20:00 horas".
Los lunes se incluye un diplomado para el cual el "gobierno legítimo" ha expedido diplomas de reconocimiento. Entre otros, se han estudiado ya los módulos de "Movilización Social" y "Análisis Político" para ahora pasar a "Materialismo Histórico".

En la casa se estudia. Y se planea.
En el cuarto de estudios, un pizarrón muestra un diagrama sobre los beneficios de la "autogestión social" y las formas para alcanzar un efectivo movimiento autogestivo. En las paredes, los siguientes retratos: el Che Guevara, Emiliano Zapata, Mahatma Ghandi, Evo Morales y, por supuesto, López Obrador.
Aprovechando lo que hay a la mano, sean casas, patios o a veces departamentos, el movimiento lopezobradorista ha concentrado en la Ciudad de México y en especial en sus barrios populares, el mayor número de centros de operación que mantienen presente, aun fuera de tiempos electorales, al tabasqueño.
Algunos experimentos han funcionado, como el de Benito Juárez. Otros han tenido menos éxito, como el de la delegación Cuauhtémoc.
Ubicada en doctor Navarro 5, en la colonia Doctores, la casa del movimiento en esta última delegación --alojada en una estancia infantil-- se encuentra actualmente casi abandonada y deberá trasladarse a una nueva ubicación en las próximas semanas.
Pero en delegaciones como Gustavo A. Madero han sido un éxito. Además de las labores políticas y de asistencia a deudores, la casa del movimiento ha abierto un comedor público y gratuito a personas de la tercera edad, uno de los cotos más importantes de la corriente lopezobradorista.
--¿Cómo se financia la comida?
--De nueva cuenta, --se insiste, por donaciones voluntarias.
Situado en la colonia Martín Carrera, en un barrio bravo, el comedor también es oportunidad para la política. "Los viejitos se reúnen aquí para discutir la estrategia que seguirán para apoyar al movimiento", sostiene Verónica Bustamante, coordinadora de la casa en Gustavo A. Madero.
Según se tiene previsto, para 2012 deberá haber al menos una embajada lopezobradorista en cada capital estatal y en algunas de las principales ciudades del país.
¿Cuánto valdrá una estructura así en votos? ¿Puede traducirse en mejores resultados en las urnas? Por el momento no hay respuesta a ambas preguntas. Lo cierto es que las oficinas del movimiento lopezobradorista tienen fuerte parecido con centros electorales.
Y reconvertirles casi de forma inmediata en casas de campaña no necesitaría demasiado esfuerzo.


Sr. Victor Hugo: Me gusto
Enviado por mariaisela ( ) el Mié, 28/10/2009 - 20:55.
Sr. Víctor Hugo:
Me gusto leer su artículo. Difícil decirlo, pero parece, que Ud. es la excepción a la regla....
Me explico.
En este periódico, Milenio Diario, parece que todos, tienen como consigna; detractar el movimiento Obradorista. Los leo algunas veces sólo para constatar cuanta falta de profesionalismo y ética se lee en sus artículos... Un día u otro tambíen.
Algunos piensan erróneamente, que cuanta más vulgar y llena de vituperios, ofensas, haciendo escarnio hagan........sus artículos o los comentarios…………………………., sólo se revierten............. y auto-describen a quien las profiere.


                                                                                                            Maria Isela

29 mar. 2010

Dos presas de conciencia

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/77884 


Dos presas de conciencia
Miguel Ángel Granados Chapa

MÉXICO, D.F., 29 de marzo.- En el feo, por suspicaz, lenguaje judicial esta es su identificación:

Alberta Alcántara, o Alberta Alcántara Juan dijo ser mexicana, de veintisiete años de edad en virtud de haber nacido el veintitrés de enero de mil novecientos setenta y nueve, originaria y vecina de Santiago Mexquititlán, Amealco de Bonfil, Querétaro, con domicilio conocido en el Barrio Sexto: estado civil soltera, instrucción escolar de educación primaria, sin apodo, ocupación obrera de la fábrica Caltex; dos dependientes económicos, ingresos de aproximadamente cuatrocientos quince pesos semanales; hija de Pedro Alcántara Vicente y de Amalia Juan Regino: no afecta al consumo de alcohol, tabaco y drogas o enervantes; sin señas particulares; primera vez procesada, que pertenece a un grupo indígena pero habla y entiende perfectamente el idioma castellano.

Teresa González Cornelio dijo ser mexicana, de veintidós años de edad, en virtud de haber nacido el diecinueve de mayo de mil novecientos ochenta y cuatro; originaria de Francisco Saschmi, estado de México, y vecina de Santiago Mexquititlán, Amealco de Bonfil, Querétaro, con domicilio conocido en el Barrio Sexto; estado civil casada, con instrucción escolar de educación primaria; ocupación, el hogar, sin ingresos, sin dependientes económicos; hija de Paula Tomasa Cornelio Cirilo; no afecta al consumo de alcohol, tabaco y drogas o enervantes: como seña particular refirió una cicatriz de quemadura en el oído derecho; por primera vez procesada, que pertenece a un grupo indígena, pero habla y entiende perfectamente el idioma castellano.”

Estas dos mujeres, de habla hñahñú, fueron detenidas desde 2006 como “penalmente responsables de los delitos de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, … y contra servidores públicos…; además la primera, por el delito contra la salud en la modalidad de posesión de cocaína…

“Por la responsabilidad del delito de privación ilegal de la libertad, en su modalidad de secuestro, se impone a cada una de las acusadas, Alberta Alcántara o Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio, las penas de veinte años de prisión y dos mil días de multa, equivalentes a noventa y un mil seiscientos veinte pesos…

Se tienen por compurgadas las penas de un año de prisión impuestas a cada una de las sentenciadas… por el delito contra servidores públicos… y de diez meses de prisión impuesta a Alberta o Alberta Alcántara Juan por el delito contra la salud en su modalidad de posesión de cocaína.

Se condena a Alberta Alcántara o Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio al pago de la reparación del daño causado, por la cantidad de setenta mil pesos…”

Contra esa sentencia fue presentada una apelación ante el respectivo Tribunal Unitario de Circuito. Pero la semana pasada la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomó para sí, de oficio, la resolución del caso, y lo asignó a la ministra Olga María Sánchez Cordero. Horas antes de que se anunciara esta trascendental decisión judicial, el Senado de la República acordó instar a la Procuraduría General de la República a explicar su posición en este caso. En la misma sesión, el senador Pablo Gómez presentó una iniciativa de ley para amnistiarlas. Y el domingo siguiente, el 21 de marzo, el senador Manlio Fabio Beltrones, junto con el gobernador de Querétaro, José Calzada, hicieron a las reclusas una visita informal y conversaron con ellas, verja de por medio.

Acaso con esos mecanismos se pondrá fin al absurdo cautiverio vivido durante cuatro años por esas mujeres. Una tecera, Jacinta Francisco Marcial, detenida en las mismas circunstancias, procesadas por los mismos delitos, está en libertad desde el año pasado porque la PGR reconoció la insuficiencia de las pruebas y se desistió de acusarla en segunda instancia.

Todo comenzó –al menos formalmente, porque la defensa cree que el siguiente documento fue elaborado con posterioridad a su fecha, 26 de marzo de 2006– con la siguiente tarjeta informativa dirigida por Rolando René Robles Sánchez al agente del Ministerio Público federal en San Juan del Río, Gerardo Cruz Sevilla:

Por medio del presente (sic) me permito informar a usted que el día de hoy, aproximadamente a las 9 horas se recibió una llamada cuya voz pertenecía a una persona del sexo femenino, quien manifestó querer realizar una denuncia de carácter anónimo por temor de verse involucrado (sic) en represalias en su persona o su familia, indicándome que en el poblado de Santiago Mexquititlán, municipio de amelado (sic) acuden personas del estado de México a poner un tianguis de productos piratas en la plaza de dicho pueblo, entre ellas una persona del sexo femenino a la cual le apodan La Güera, de 28 años aproximadamente, quien es de complexión regular, de 1.50 m de estatura aproximadamente, medio pecosa, labios gruesos, nariz chata, cabello rizado corto y siempre está peinada con el cabello recogido; se dedica a vender productos piratas, a vender droga a las personas de la comunidad, siendo todo lo que desea manifestar.”

La realidad era muy otra. Un grupo de seis miembros de la Agencia Federal de Investigación –una corporación de vida efímera, que se extendió menos de 10 años, pero en ese lapso alcanzó triste y terrible fama– visitaron por su cuenta el tianguis referido en la población mencionada. Quizá sea verdad que allí se expenden productos pirata y acaso sea también cierto que se distribuye droga. Pero no era el ánimo de impedir esos delitos o castigar a sus perpetradores lo que movía a la media docena de fornidos y armados agentes. Iban, como seguramente acostumbraban en las poblaciones apartadas, a extorsionar a los comerciantes y aun a la clientela de esos mercados populares.

Pero encontraron resistencia. Algunas personas aceptaron pagar una cantidad porque las dejaran en paz, pero el conjunto de los tianguistas –unos 200 en total– se negaron no sólo a pagar la cuota exigida, sino que demandaron la devolución de lo indebidamente pagado, cuyo tenedor se había ya retirado a San Juan del Río. Cuando se condensó la resistencia popular, los agentes quedaron impedidos de moverse, hasta que se aceptó que alguno de ellos fuera en busca del dinero malhabido y lo devolviera a sus dueños. Así ocurrió y unas horas después de iniciado el incidente los miembros de la AFI se retiraron.

Pero se fueron ofendidos. De seguro les resultó imposible de aceptar lo que había pasado y resolvieron vengarse. Les ofreció la ocasión, al día siguiente del insólito suceso, la información y las fotografías acerca del mismo publicadas en la edición regional del diario queretano Noticias:
AFI secuestrado. Más de cien tianguistas de Santiago Mexquititlán lo retuvieron seis horas”.

En la foto respectiva había una muchedumbre, pero en el primer plano, visibles por el azar de la captación periodística, tres mujeres: Jacinta Francisco Marcial, Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio. De haber sido verdad que el agente federal estuvo secuestrado, el hecho había sido cometido por una pequeña multitud. Pero los agraviados policías decidieron cargar su encono contra las tres mujeres.
Inventaron, según todas las apariencias, el reporte sobre la denuncia anónima y a partir de allí montaron una averiguación previa de la que se derivó un proceso plagado de irregularidades y singularmente prolongado. Se extendió entre agosto de 2006 y noviembre de 2008, cuando que la Constitución establece que un juicio de esa índole no debe durar más de un año. La causa de la demora es que fue difícil hacer comparecer a los agentes, cuyo testimonio era la única pieza de acusación para el delito torpemente construido.
Nadie en su sano juicio aceptaría que media docena de gorilones había sido reducida por tres menudas mujeres, veinteañeras dos de ellas.

La tercera, doña Jacinta, fue sentenciada antes que sus compañeras, el 21 de diciembre de 2008, y Teresa y Alberta, a quienes no llamamos doñas por su juventud, son unas muchachas, aunque una de ellas sea madre de su primogénito nacido en prisión el año pasado, lo fueron el 19 de enero de 2009. Sendas sentencias en las apelaciones, a cargo ya no de una defensa ineficaz y venal, sino del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, ordenaron la revocación de los fallos y la reposición del procedimiento, así de torcidos habían sido los de la primera instancia en cada caso.

En septiembre pasado, después de que los casos fueron hechos públicos y se generó una presión social insoslayable, y de que Amnistía Internacional declaró a doña Jacinta presa de conciencia, la PGR anunció que en el proceso repuesto formularía conclusiones de no acusación respecto de ella, no así en relación con sus compañeras. Era incomprensible el diverso trato, porque los hechos de que se componía la acusación eran los mismos en los tres casos.

Pero por lo menos la injusticia cesó, no se borró, en uno de ellos. En noviembre, en cambio, la PGR presentó conclusiones acusatorias y el 19 de febrero el juez cuarto de distrito, a quien se le había antes enmendado la plana, insistió en condenar a Teresa y Alberta. Sólo redujo muy tenuemente la pena de prisión.

Es probable que la atención social, reforzada ahora por el interés de algunos políticos en el caso, y la atracción del caso por la Suprema Corte de Justicia generen el espacio jurídico y político adecuado para que las dos presas de conciencia en el penal queretano puedan volver a sus casas, con su familia (que es una solamente, ya que Teresa y Alberta son cuñadas, pues esta última está casada con un hermano de aquella).

Pero aun si quedan pronto en libertad, como ocurrió ya con doña Jacinta, nadie podrá resarcirlas del rudo cautiverio que han padecido a causa de errores procesales inducidos por una intención, que parece regir los procesos enteros: se trata de castigar a quienes resistieron la extorsión, a quienes protestaron por la conducta delictiva de los agentes policiales que contaron para su desagravio con la complicidad del Ministerio Público en todos sus niveles, hasta llegar a la propia Procuraduría General de la República, que en este periodo tuvo dos titulares, Eduardo Medina Mora y Arturo Chávez Chávez, y el terco juez cuarto resuelto a penalizar una conducta que debería, en cambio, ser loable porque supone la defensa de la propia dignidad.
Ellos deberían padecer procesos por su ilegal conducta.