fe de erratas

31 jul. 2010

TIEMPO DE MUJERES: La columna de Pedro Echeverría

TIEMPO DE MUJERES: La columna de Pedro Echeverría: "Huelga nacional de electricistas, mineros, UNT, amlistas, zapatistas, APPO, CNTE, pero sin el freno de Esparza Pedro Echeverría V...."

AMLO: la esperanza se organiza

AMLO: la esperanza se organiza
Jaime Avilés

Aunque todavía faltan 23 meses y un día para las elecciones presidenciales de 2012, después del histórico mitin del domingo pasado en el Zócalo, Andrés Manuel López Obrador está en la pista como el único participante que cuenta con verdaderas posibilidades de triunfar. A su izquierda no hay nadie. A su derecha tratan de competirle Enrique Peña Nieto, Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Emilio Gamboa, Fidel Herrera y Marcelo Ebrard.


A diferencia de ellos, López Obrador tiene el respaldo consciente de más de dos millones de personas organizadas en comités municipales y territoriales, que comparten una misma esperanza, una gran claridad de ideas en cuanto a lo que deben hacer durante los próximos dos años y un proyecto político en el que creen a pie juntillas, porque saben que ofrece diagnósticos precisos y soluciones concretas a los problemas que destruyeron a México.


En cambio, los retadores de López Obrador buscan la siniestra simpatía de las 30 familias que mantienen sometidos a 100 millones de mexicanos; de la televisión que devasta el cerebro pero vende popularidad, y de las empresas chatarra que convierten a jóvenes y niños en vientres de engorda. Todos ellos, menos Ebrard, confían en que, a la hora de la hora, serán beneficiados por las estructuras clientelares del PRI, expertas en comprar el voto de los más pobres.


Por su parte, algunos oscuros panistas –Ernesto Cordero, secretario de Hacienda; Javier Lozano, de Trabajo; Alonso Lujambio, de Educación, e incluso el grisáceo Santiago Creel, eterno gallo de Vicente Fox, y el tenebroso Manuel Espino esperan llegar a Los Pinos gracias al llamado “gobierno federal”, a sus ilimitados recursos económicos,–  a su delincuencia organizada dentro de las dizque “instituciones”, y a sus jueces, magistrados y ministros a sueldo (¡y vaya a qué sueldos!)


¿Y Marcelo Ebrard? ¿Qué quiere Ebrard en medio de todo esto? ¿Convertirse en alfil de la alianza PAN-PRD, con la fuerza de los chuchos, El Yunque y Nava, dada la calderónica mediocridad de los pretendientes panistas? Como dijo Descartes, no lo descartes...


El arca de Noé
Si algo tienen en común Peña Nieto, Beltrones, Paredes, Gamboa, Herrera y Ebrard, es que unos se desdibujaron y otros se destiñeron después de los comicios del pasado 4 de julio. ¿Pruebas? Peña Nieto se achicó tras las derrotas del PRI en Oaxaca, Puebla y Sinaloa. Beltrones ganó en Chihuahua, Tamaulipas y Durango, donde las carambolas estaban cantadas a su favor, pero no pudo ni meter las manos en Zacatecas, donde el amo del proceso fue el estratega obradorista Ricardo Monreal.


Beatriz Paredes, por su parte, se alzó con las pequeñas victorias de Tlaxcala e Hidalgo (pero, ¿ganarle a Xóchitl Gálvez la vuelve una nueva Margaret Thatcher?). Sin adversario al frente, Emilio Gamboa se llevó el gato al agua en Quintana Roo (donde, gracias a Manuel Camacho y Jesús Ortega, el PRD perdió una gubernatura que ya tenía en la bolsa), mientras en Veracruz, donde las cosas se le pusieron color de hormiga roja al cacique Fidel Herrera, el mérito mayor fue de Elba Esther Gordillo, quien también mucho tuvo que ver en Puebla.


Por lo demás, ninguno de los abanderados de la alianza PAN-PRD que se impusieron en Oaxaca, Puebla y Sinaloa pertenece al PAN o al PRD. El de Oaxaca debe su victoria a López Obrador, el de Puebla a la Gordillo y el de Sinaloa a priístas que se pelearon con otros priístas. El caso de Ebrard es todavía más elocuente: su única apuesta fue por Zacatecas, donde no escatimó nada para apoyar al candidato del PRD y, sin embargo, cosechó una derrota muy significativa.


Antes del mitin del domingo pasado, que por segunda vez puso a López Obrador en ruta hacia la Presidencia (y con mayores posibilidades que en 2006), Manuel Camacho nos hizo pensar en Ruth Zavaleta cuando, entrevistado por un periódico, señaló que “las izquierdas ya no pueden estar bajo la conducción de un solo hombre” (El Universal, 23/07/10).


A su vez, Ebrard vaticinó las peores lluvias de todos los tiempos y botó una nueva arca de Noé, denominada “Unidad Tormenta”, que se declaró en “alerta máxima”, con el enternecedor (por ingenuo) propósito de evitar que vinieran al DF decenas de miles de obradoristas que llevaban semanas preparando su viaje al Zócalo.


Tiempo de rectificaciones
Después del indudable campanazo que dio al país entero la multitudinaria asamblea de los pejecomités territoriales en el Zócalo, Camacho rectificó y dijo a la prensa que “las izquierdas tienen dos grandes candidatos”, mientras Marcelo bajaba del arca de Noé, soltaba a todas las parejas de chuchos y panuchos que había albergado dentro de ella, y se iba a comer con Andrés Manuel, supuestamente para refrendar la alianza que lo llevó al Gobierno del Distrito Federal en 2006, y de la que por lo visto ya no se acuerda, pues ahora habla de “su” ciudad y, muy al estilo Gómez Mont, increpa a los delincuentes con la fálica amenaza de que “no se la van a acabar”.


En el círculo concéntrico de Ebrard se estima que tarde o temprano la olinarquía comprenderá que ningún panista será capaz de reunir votos suficientes para dormir en Los Pinos el primero de diciembre de 2012. En consecuencia, hay quienes argumentan que Ebrard sí podría alcanzar acuerdos con las 30 familias, con la televisión depredadora y con las empresas chatarra, ofreciéndoles en prenda la colaboración estratégica de Elba Esther Gordillo (a quien le quitó de la Secretaría de Educación del GDF al pedagogo Axel Didriksson, que se peleaba continuamente con ella, para sustituirlo, después de un breve paréntesis, por Mario Delgado, su carta bajo la manga para los comicios locales de 2012). Todo esto, claro está, no perseguiría otro fin que obtener la adhesión a su candidatura presidencial, por parte del PAN y del PRD, a cambio de impunidad para Calderón y los suyos y un nuevo sexenio de más de lo mismo.


Si ésta es la lectura de Ebrard y de su grupo, al fin vamos a entender por qué el GDF reprimió de manera tan desalmada a los vecinos de la Magdalena Contreras. Es obvio: los molió a palos para desalojarlos de sus viviendas, obligado por los millonarios contratos que tiene firmados con la trasnacional española OHL –empresa con inversiones en Brasil, Argentina, Perú y México– y las inmobiliarias ATCO y Copri, para construir la supervía poniente.

Esta, en realidad, sería una especie de segundo piso que uniría las principales carreteras que desembocan en la capital, con un libramiento de paga conectado a Santa Fe, una de las zonas residenciales más caras de México, donde viven algunas respetables familias oligarcas y, tal vez por qué no, olinarcas.


¿Es también por esto que Ebrard prohibió a los trabajadores del SME reunirse en el Ángel, poco antes del clímax de su huelga de hambre? ¿Y por lo mismo le ha hecho la vida imposible a Clara Brugada en Iztapalapa, tratando de asfixiarla políticamente al negarle presupuesto a sus programas de ayuda a los pobres?


López Obrador ha llamado a multiplicar los comités territoriales para defender el voto en 2012 (“que haya dos por cada casilla electoral”), pero ante los atropellos que sufre, la gente se prepara para defenderse. Mañana, a las 10 horas, habrá una cadena de brazos en Magdalena Contreras contra la supervía; otros ya planean una manifestación contra Ebrard en bicicleta, y en algunos círculos de estudio capitalinos se habla de convocar a una quema de recibos de la Comisión Federal de Electricidad, en protesta por el pésimo servicio que brinda. La esperanza se organiza, el descontento también.


jamastu@gmail.com
http://www.jornada.unam.mx/2010/07/31/index.php?section=opinion&article=006o1pol

Luis Eduardo Aute De Alguna Manera

SIENTO QUE TE ESTOY PERDIENDO- LUIS EDUARDO AUTE

EL VIENTO EL TIEMPO -Luis Eduardo Aute

Secuestro A Periodistas En Durango 28/07/10 NOTICIAS MVS

¡Los Queremos Vivos!

30 jul. 2010

Respuesta al mensaje del presidente Calderón

Respuesta al mensaje del presidente Calderón.
Lydia Cacho.


Señor presidente:

Me permito responder a su reciente llamado televisivo: Dijo usted a la ciudadanía “esta es una lucha que vale la pena luchar, que hay que librar. Y no es ni debe ser a lucha sólo del Presidente, sino de todos los mexicanos, y en particular de aquellos que tenemos la responsabilidad pública en el gobierno, ya sea a nivel federal, estatal o municipal o en los otros poderes, como el Legislativo y el Judicial, de actuar en favor de la gente”. Coincido plenamente al igual que millones de hombres y mujeres.


Antes que nada quisiera preguntarle, la lucha a la que se refiere ¿es sobre el rescate del país o exclusivamente sobre la guerra contra el narco? ¿cuándo dice gente se refiere a hombres, mujeres, niños y niñas? ¿o solamente a sus soldados y policías federales? Muchas personas consideramos que hay cientos de problemas ajenos a los cárteles que laceran a la sociedad y nos permitimos enumerar algunos.


Dijo Ud. “Tu participación es vital, porque esta lucha es de todos y por eso tu denuncia, por ejemplo, o la información que nos puedas hacer llegar, es clave para avanzar en ella”. Vayan pues algunos datos como evidencia de nuestra voluntad para la cooperación y asumiendo la co-responsabilidad por el bien de México:


El gobernador de Puebla Mario Marín protege a las redes de pornografía infantil a cambio de recursos para campañas políticas; su protegido Jean Succar Kuri sigue en espera de sentencia por trata sexual y pornografía infantil (de niñas hasta de 4 años) desde el 2005, sin embargo los jueces federales parecen no tener tiempo para girar sentencia ¿cree usted que el procurador Chávez a quien usted designó abogado de la Nación tenga tiempo, e interés, de revisar el caso? las niñas víctimas esperan su respuesta.


Hay indicios de que el gobernador de Morelos dio cobijo a la gente del capo Beltran Leyva,  la Marina cuenta con evidencias, su domicilio en la primaveral Cuernavaca es público (pero podríamos enviarlo con gusto).

 Por otro lado un sujeto de nombre Ulises Ruiz, ha cometido crímenes diversos en Oaxaca, mantiene amenazados a periodistas y ha encubierto asesinos. Sus generales se le harán llegar si este caso resulta de su interés. ¿Recuerda usted a Brad Will, el norteamericano asesinado por sus policías? tal vez sea pertinente que tome usted una postura de indignación como la que asumió frente la policía norteamericana ante el asesinato de un adolescente en Ciudad Juárez.


Un peritaje demuestra que el incendio de la guardería ABC en que murieron calcinados 49 niños y niñas, veinticuatro más quedaron heridos y marcadas de por vida y otros sesenta fueron expuestos a la tragedia. Existe un listado de todos los implicados en la red de colusión de servidores públicos responsables de este siniestro; con gusto el enviaremos copia de la documentación para que -tal como usted dice- su gente se ponga “manos a la obra”.


Martín y Bryan Alamanza Salazar de 9 y 5 años fueron asesinados a balazos por el ejército. No conformes con ultimar la vida de los pequeños, los soldados del retén fabricaron evidencias argumentando “fuego cruzado”. Los peritajes y testimonios demuestran que fue un salvaje ataque a una familia inocente que se detuvo obedientemente en un retén militar en Ciudad Mier, Tamaulipas. Si gusta podemos hacerle llegar los nombres de soldados responsables de la balacera. Simplemente le suplicamos se asegure, señor presidente, de que la vida de los testigos no corra riesgo por cooperar con usted.


Los refugios para mujeres víctimas de violencia han sido atacados por policías; las víctimas son protegidas por la sociedad civil que, por colaborar con el Estado, se encuentra absolutamente desprotegida ¿qué recomienda usted para que esta colaboración no les cueste la vida a las activistas? Miles de niñas víctimas de trata sexual y laboral no tienen espacios seguros, ni recursos especializados para su rehabilitación y para reconstruir sus vidas. Con gusto le enviaremos los nombres de los explotadores e incluso de quienes les ofrecen puestos de elección popular para que les sea más fácil cooptar a su víctimas y estar plenamente protegidos de la acción de la justicia.


Ya que está usted interesado en la colaboración ciudadana deseamos hacer de su conocimiento que hombres y mujeres periodistas han sido secuestrados, asesinadas, desaparecidos y encarceladas justamente por investigar todo lo relacionado con la guerra contra la delincuencia organizada que usted lidera.  Tal vez sea de su interés un listado de probables responsables de dichos delitos, ya que la fiscalía especial no ha podido resolver uno sólo de estos casos. Estamos seguras de que una vez enterado, usted dará las órdenes para que se lleve a cabo una investigación pronta y expedita.


Sabemos de su afán en erradicar la corrupción de los sindicatos; le informamos que una mujer de nombre Elba Esther Gordillo se ha enriquecido de forma inexplicable y es responsable de la parálisis y corrupción del sistema educativo.


Espero que esta humilde aportación sea de utilidad para el avance en ese México que todas y todos soñamos y, que usted ha dicho, está dispuesto a rescatar a nuestro lado.


Bienvenido a nuestra realidad señor presidente.


Tenga la seguridad de que seguiremos colaborando con información y deseo de justicia.

Fuente: “Carta a Felipe Calderon”, LydiaCacho.net


Compartirlo es una obligación moral

"FeCal", el acrónimo, y los cauces de la ira

"FeCal", el acrónimo, y los cauces de la ira

Nietzsche Aristófanes (@NietzscheAristo)
SDP  05 de julio, 2010 - 00:30   10 comentarios

Una de las ideas capitales de Sigmund Freud es la de la infancia como destino. Otros han dicho que nombre es destino. El psicoanálisis freudiano es bastante impugnado hoy aunque se le continúa usando de manera importante. La idea del destino en el nombre tal vez sea producto de la charlatanería. Pero ambos, psicoanalistas y charlatanes coinciden con la expresión de la realidad en ocasiones. Fecal, FECAL, FCal, Fe-Cal, fecal, FE-CAL, FKal... Las variantes del acrónimo son nutridas. Nadie desde la oposición defraudada en 2006 querría llamar por su nombre, lo diré por única ocasión, a Felipe Calderón. Claro que algunos, muy propios, formales, profesionales, por política editorial, etc., lo hacen simplificadamente. Otros agregan con sorna el mote completo: "Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa". Hay quienes buscan modos alternos: ex candidato presidencial, ex presidente del PAN o juegan con el calderón de posibilidades. Lo generalizado, no obstante, es el uso variable del "FECAL". Y hay que decirlo claramente, este comportamiento no tiene que ver con algo personal. No es por odio o rencor individual. No es por maldad o perversidad. Por simple arrebato o antipatía a ultranza. No. Es por INDIGNACION: Cólera. Rabia colectiva. Ira social. Expresión espontánea ante un agravio.



Después de que los que votaron por él se desengañaran de Fox ("El burro con botas" le llaman al traidor del proceso democrático del que se sirvió), se unirían a quienes aspiraban al verdadero cambio. Se adhirieron al proyecto representado en la figura de Andrés Manuel López Obrador, el político que ha dado muestras fehacientes de coherencia y honestidad durante su experimentada carrera que incluye la jefatura de gobierno del Distrito Federal que le valió la candidatura a mejor alcalde a nivel mundial (aspiración trunca por otra candidatura, la de la Presidencia de la República).


Sorteando obstáculos, entre ellos el proceso de desafuero impulsado por Fox, el complot salinista y la oposición de Cárdenas Jr., logró AMLO al fin la nominación. Mas la escoria estaba por venir. Dada su popularidad y su indubitable triunfo electoral en 2006, sus adversarios políticos metamorfosearon más bien en enemigos y buscaron todos los medios posibles para destruirlo.

La frase "Un peligro para México" fue la condensación de la perversidad, el odio y el clasismo de los que orquestaron la guerra sucia contra él y su proyecto. El ex presidente del PAN y sus íntimos inclusive llamaron war room a su oficina (ridiculez de los políticos mexicanos que copian lo peor de Norteamérica; también de los periodistas que de facto los convalidan). Contrató gringos y españoles de calaña infame para sostener esa su primera guerra en pos de la presidencia del país. La campaña contra AMLO no pudo haber sido peor, nunca se había visto en México tal mentira y saña; tal lodo. Pese a ello, López Obrador siguió adelante y en las urnas se alzó con un triunfo que fue arrebatado por el sinnúmero de irregularidades que no se quisieron aclarar, y por el Tribunal Electoral que absurdamente sólo aceptó un reconteo mínimo dando pie a la ilegitimidad espuria pese a haber reconocido que el proceso había sido por demás irregular antes y durante el 6 de junio.


Ya desde la guerra sucia los caricaturistas dibujaron al candidato del PAN con un estilizado trozo de estiércol, una boñiga enroscada en el cráneo. Lo representaron bañado en lodo. Con las manos cubiertas de sangre o fango u otros líquidos espesos. Pero el lodo y el estiércol fueron las materias más asociadas al candidato de las "manos limpias" y "del empleo". Naturalmente que tras la obstinada oposición del panista, su partido, los poderes judicial y legislativo y sobre todo, la obstrucción del grupo empresarial que lo impulsó e impuso finalmente -"la mafia" que ha diseccionado puntualmente

López Obrador-, para limpiar la elección, la rabia, la animadversión fue mayúscula ante el agravio y el entuerto electoral. Mucha gente estaba presta inclusive a la violencia física. El coraje, la indignación, la desilusión abatieron de pronto a millones de electores. El uso de improperios y ofensas en contra del candidato del PAN se volvió un torrente exaltado en el que el excremento, la mierda, fue el denominador común de escape. Ya desde allí jamás volvería a estar limpio el candidato del PAN, siempre se le relacionaría con la materia fecal. Por falso, espurio, indigno, deshonesto, cínico y, ante todo, por pelele, por títere, por ser guiñapo de los poderosos que han terminado administrando y despojando las riquezas de México en detrimento general de la sociedad. Y los insultos eran proferidos contra él por ser el símbolo de lo perdido, de lo corrompido, pero se dirigía asimismo contra el sistema que lo erigió. La rabia fue en ese momento contra el muro en que se estrellaba la nariz social, en contra de lo que propiciaba la pérdida de la ilusión.


Anótese un elemento más que refuerza el uso popular del acrónimo en cuestión. Dentro de los partidos políticos se hizo costumbre, por mercadotecnia, por uso subliminal, por manipulación, etcétera, la simplificación de los nombres de los candidatos. También sucedió con los periódicos, por razones de espacio, publicidad o lo que fuere. La sociedad inventó también. Las más de las veces sólo reprodujo a los partidos y a la prensa. Así se dieron casos en que bastaba señalar las siglas para reconocer a la persona: GDO, MMH, CSG, CCS, LDC, EZP,... Mas el añadido de las vocales hizo el lance más atractivo aún: LEA, JOLOPO, AMLO, FECAL,... Este componente incidental se vino a bien con la furia popular en 2006: FELIPE CALDERON = FECAL. Acrónimo perfecto acrónimo. ¿Quién fue el primer ingenio que materializó el hallazgo?


¿Cómo, sin llegar al insulto directo, conciliar el nombre con la expresión de la personalidad mostrada en la trayectoria que en el caso de un político deviene vida personal? En la duda, en la búsqueda de la manera más apropiada de representar por escrito el nombre del interfecto, apareció una afortunada conclusión entre las varias opciones: FeCal. Porque refiere en definitiva el nombre sin dejar de expresar la irresponsable, indolente conducta política y cívica del candidato del PAN al haber lanzado una guerra sucia irracional, iracunda, malintencionada, contra su adversario al cual convirtió en su enemigo con tal de imponerse "haiga sido como haiga sido".

Hecho el daño, el candidato del PAN tuvo la oportunidad de recobrar la dignidad con sólo haber aceptado el conteo voto por voto. No forzando violentamente la toma de posesión. A pesar de todo quiso estar allí, al servicio de quienes gobiernan México, los que dictan la política económica y financiera y el desmantelamiento del país, y aumentando la irritación y el desasosiego social.

Porque también, como nunca, cobijados en una política económica y moral vil, él y Fox, han expulsado del país a millones de mexicanos. ¿En qué Estado, qué gobierno por malo que sea, se estimula -por la falta de apoyo y creación de empleos, por falta de producción, por los recortes a los programas sociales, por recibir remesas fáciles de dinero- en qué país, insisto, se festeja como logro la salida ilegal de los ciudadanos para servir en una nueva variante de esclavitud, para entregar su energía productiva y creadora en país ajeno, en qué otra nación sino en el "moderno" México "ganador" del prianismo?


Una vez sentado ilegítimamente en el poder espurio, el individuo en cuestión jamás recobraría la dignidad cívica y política. De allí que esté condenado al bautizo multitudinario por siempre y ese será el resultado que arroje la historia. Nada alcanzará para limpiar el nombre. A ello agréguese lo que todos saben y aceptan: su ruin fracaso como gobernante, como administrador. El país ha llegado a una condición fallida en la que la legalidad escapa al control del Estado y se impone el reino de la violencia y la impunidad.


Hay que señalar que no sólo los defraudados en 2006 vierten con furor el acrónimo en cuestión. También correligionarios de su propio partido como Manuel Espino, quien ha entrado en debates por llamar "FeCal" a "su" presidente (es el único que consistentemente ha escrito la fórmula con esta misma variante). Ha expresado que lo hace como contracción del nombre que refiere, pero sus seguidores le han atribuido deslealtad y le han reclamado acremente por no apoyar a quien también se convirtió en su enemigo.

 En contraposición, están los que aspiran a una paz de simulación budista. Como Soledad Loaeza, un ejemplo dentro del ejército de "intelectuales", investigadores, periodistas, escritores, "artistas", etc., que no encuentran motivo suficiente para que persista el coraje tras el fraude del 2006 y ni siquiera ven razón de desasosiego por el hecho de que las instituciones que ellos defienden nunca accedieran a aclarar la elección que dejó a la ilegitimidad como soberana del país. Loaeza ha escrito en La Jornada sobre "La ira y sus límites". Ha dicho que en distintas épocas, el PAN primero y el PRI después, se ha canalizado la ira popular como fácil beneficio para los partidos. Ella cree que la ira debe tener un límite pues aunque catalizadora social, no es propositiva. Sugiere, a lo que despectivamente identifica como "lopezobradorismo", el abandono del coraje sobre su razón de existir como movimiento e incorporarse al ritmo de las instituciones "democráticas" que rigen en país; que abandonen la furia que no crea acciones políticas de largo plazo; que se abandonen al maravilloso mundo de las estadística y las encuestas, al juego de las instituciones. Para ella, no hay trascendencia en el 2006. Lo mismo da PRI, PAN, PRD-Chucho aliancista que el movimiento de López Obrador. Todos deben convivir de manera propositiva y como si no hubiese pasado nada, como si no sucediera nada, como si el país y sus instituciones gozaran de la mayor honestidad, transparencia y eficiencia.

Evidentemente, gente como Loaeza desdeña la labor de López Obrador y su movimiento que se distingue de la cínica indolencia del PRIANChuchismo ocupado en el reparto de lo que queda del botín. Desdeña también a los ciudadanos independientes que han desarrollado una conciencia crítica sobre el estado actual del país. No importa que exista un proyecto de nación que pone el énfasis en las causas sociales, en recobrar la estabilidad y tranquilidad que se necesita con base en un programa no elitista sino ciudadano. Sólo importa el respeto en abstracto a las instituciones ya establecidas sin importar sus condiciones ni circunstancias. Quien no lo mire así, está transgrediendo el límite de la ira pues se aísla del todo y renuncia al trance propositivo.

¿Acaso no extralimitan estos proponentes, con su cinismo institucional, los límites de la honestidad intelectual y la razón?
 ¿Es más importante un puesto, una asesoría, un cargo, una permanencia del stablishment corrompido que procurar un actuar ético, un sentido de responsabilidad histórica y social en sus vidas, que analizar a fondo y sin prejuicios pro-institucionales la realidad del país?


Para los críticos y detractores del movimiento social que se gesta fuera del PRIANChuchismo, el uso del "FECAL" en cualquiera de sus variantes de escritura es una expresión de ira. Y tienen razón. La furia social persiste. Pero no ha sido estéril. Contrariando la propuesta de Loaeza y otras de semejante naturaleza, la rabia ha encontrado su cauce, ha permitido mantener viva la ilusión social por un cambio auténtico, difícil pero posible. Ha permitido la resistencia, la prolongación de la búsqueda de un futuro en que ya no se frustre una vez más el deseo de los que imaginaron un México sin el PRI autoritario y corrupto de tantas décadas que parecía imposible su término y en que se dé fin al hurto, el fracaso y la demagogia del PAN. Y más allá de que se diga FeCal o FCH, la historia ha marcado para siempre a las personas y los acontecimientos y circunstancias del 2006. Y de este histórico parteaguas se ha aprendido. De allí la importancia de perseverar, desde la ira, la rabia y los dientes apretados, en la construcción de la ilusión y la esperanza, sino individual, cuando menos social. Si es que se desea y se aspira a un México todavía.


Julio de 2010.

http://www.sdpnoticias.com/sdp/columna/nietzsche-aristofanes-nietzschearisto/2010/07/05/1072757







29 jul. 2010

Parte 07 Aventuras en Foxilandia

Parte 06 Aventuras en Foxilandia

Parte 05 Aventuras en Foxilandia

Parte 04 Aventuras en Foxilandia

Parte 03 Aventuras en Foxilandia

Parte 02 Aventuras en Foxilandia

Parte 01 Aventuras en Foxilandia

27 jul. 2010

El estorbo de Lozano

El estorbo de Lozano

José Antonio Almazán González

En medio de una expectación, todavía no del todo aclarada, el pasado jueves 22, durante seis horas, la dirección del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se reunió con el secretario de Gobernación en el Palacio de Cobián, este último cumpliendo instrucciones precisas de Felipe Calderón para buscar vías de solución al conflicto electricista derivado del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC). La presencia del titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, en dicha reunión resultaba inevitable. Sin embargo, su intervención, más que ayudar, buscó disminuir los alcances de un acuerdo para resolver un conflicto próximo a cumplir los 10 meses.


El escueto documento de tres puntos firmado en la Secretaría de Gobernación (SG) en el que se reconoce la representación del SME y se acuerda la instalación de una mesa de diálogo de alto nivel, para revisar y concretar alternativas de solución al conflicto electricista, fue torpedeado al día siguiente por las atropelladas declaraciones de Lozano. Sería tal vez porque al llegar tarde a la cita que se inició a las 6:30 pm se vio impedido de enterarse, de primera mano, de la larga plática que durante 2 horas y 40 minutos sostuvieron el secretario general del SME, Martín Esparza Flores, y el nuevo secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora.

 Horas después y superado su enojo, pudo participar en la redacción del acuerdo entre la SG y el SME y, a regañadientes, tuvo que aceptar en su texto el reconocimiento de la representación sindical. En realidad dicha aceptación trastocó uno de los fundamentos de la estrategia gubernamental para golpear al SME, dejarlo sin representación al negarle la toma de nota.


Lo cierto es que el SME, como es público y notorio, llevó a Gobernación propuestas muy específicas y razonadas. Sin embargo, a las 4 de la tarde del 23 de julio, en entrevista radiofónica, Lozano rompió un silencio de varios días, señalando:
 “En ningún momento se habló de la posibilidad, es más, quedó fuera de la discusión el tema de una eventual contratación colectiva, o de la creación de una empresa, o de la figura de la sustitución patronal en la Comisión Federal de Electricidad”.

En la misma línea de sabotear la vía del diálogo y negociación, horas antes de la reunión en la SG, el subsecretario Roberto Gil Zuarth se lamentó de las propuestas del SME. A nadie extraña que este dúo dinámico bloquee las alternativas de solución. Fracasada la estrategia de doblar al SME y perdida la batalla por alcanzar la Secretaría de Gobernación, ambos personajes saben que la solución al conflicto cuestiona inevitablemente su permanencia en el gabinete.


Las propuestas del SME tienen fundamento y razón, incluso en la lógica de la extinción de LFC. La región central del país no puede quedar al garete de las empresas contratistas de la CFE que, al margen de la Constitución y la ley, han demostrado su completa incapacidad técnica, operativa, administrativa, etcétera, para dar mantenimiento y atender fallas, interrupciones y disturbios que crecen, día a día, en la zona.

La continuidad en la prestación del servicio público de energía eléctrica es una imperiosa necesidad derivada de la observancia y aplicación del párrafo sexto del artículo 27 constitucional. Sea la CFE o bien algún otro organismo público, en los términos de la propia Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE) y de su artículo 4 transitorio, que no ha sido modificado, la exclusividad de la Nación en la prestación del servicio público continúa siendo una potestad constitucional.


Las autoridades no pueden negar la figura de patrón sustituto, mediante artilugios legaloides, pues sea el SAE, la CFE, la Secretaría de Energía, la de Hacienda y las otras secretarías que firmaron el decreto de extinción, juntas o por separado, el Estado es el único patrón. Así ha sido desde 1960 en que se nacionalizó la industria eléctrica y en octubre de ese año se elevó a rango constitucional.

En aquel entonces el Estado mexicano se constituyó en patrón sustituto mayoritario. En agosto de 1963, al mexicanizarse la Mexlight y crearse la Compañía de Luz y Fuerza del Centro SA operó la figura de patrón sustituto, pese a que continuó existiendo la vieja empresa canadiense The Mexican Light and Power Limited. En 1989, al modificarse el artículo 4 transitorio de la LSPEE se plasmó también la figura de patrón sustituto y en febrero de 1994 al crearse el organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro, una vez liquidada la Mexlight en noviembre de 1992, se aplicó también la figura de sustitución patronal.


Lozano es un estorbo para el diálogo y la negociación en un cargo público cuya principal función es ésa. Lo mismo en el caso de Pasta de Conchos, cuyas viudas y familiares siguen reclamando justicia desde aquel trágico 19 de febrero de 2006, que en las huelgas mineras de Taxco, Sombrerete y Cananea próximas a cumplir tres años de heroica resistencia el 30 de julio. Su deambular en la STPS ha sido en menoscabo de los derechos laborales y en protección de la impunidad patronal. Aquel que odia a la clase trabajadora no puede sentarse con ella en la mesa. Lo veremos en los próximos días.


http://www.jornada.unam.mx/2010/07/27/index.php?section=opinion&article=017a1pol

Ecos del mitin de López Obrador

Ecos del mitin de López Obrador

Los puntuales y los que ni falta hacen
Miguel Ángel Velázquez



Como en muchas otras ocasiones, el multitudinario mitin que convocó Andrés Manuel López Obrador el domingo pasado en el Zócalo decepcionó a todos los que pretendían que ese acto sirviera al ex jefe de Gobierno del Distrito Federal para poner fin a su militancia perredista. Y a cambio de la frustración se iniciaron una serie de especulaciones que parecen no hacer sentido con la realidad.


Se dice, por ejemplo, que esta vez López Obrador decidió colocar el templete desde donde habló, frente al edificio que alberga las oficinas de Marcelo Ebrard, para señalar, frente a frente, que él, y nadie más, será el candidato de las izquierdas en la contineda por la Presidencia de la República en 2012. Aunque es muy sabido que ese templete es el mismo que se usó un día antes para un espectáculo y durante el Mundial de Futbol para colocar las pantallas gigantes que exhibieron las imágenes de aquella justa deportiva efectuada en Sudáfrica. Pero bueno, la especulación es lo único que queda.


No obstante, lo que sí es necesario recalcar es la división franca, abierta, entre el PRD cupular, ése que se agenciaron los chuchos, y el de la gente que, pese a muchos, volvió a llenar la plaza mayor de México. Era más que obvio que en la primera fila del templete, junto a López Obrador, estuvieran el dirigente del PT, Alberto Anaya; el ahora presidente de Convergencia, Luis Walton; la senadora Rosario Ibarra de Piedra, quien da certidumbre de lucha justa, junto con Elena Poniatowska. Y Enrique Gónzalez Pedrero se unía a esa primera fila, en la que también destacaba Armando Bartra. Es decir, no faltó nadie de los que siguen fieles al proyecto que mantiene vivo López Obrador por cambiar el desastroso rumbo que ha tomado el país para la mayoría de sus habitantes.


En las filas de atrás, como para hacer evidente y clara la separación, los perredistas Armando Quintero, Martí Batres, Benito Mirón y Laura Velázquez, todos funcionarios, cuando menos hasta ahora, del Gobierno del Distrito Federal. También se mostraba, ante todos, la figura de Dolores Padierna, quien desde las filas de la tribu de René Bejarano persigue la presidencia del PRD nacional. Y muchas otras figuras que sí tenían algo que hacer ese día en el acto.


Pocos, o nadie, se dieron cuenta de que en ningún lado estaba Manuel Camacho, quien como no había ningún panista a quien alzar el brazo, no fue. O de plano nadie lo invitó.

Tampoco estaban allí los apóstoles de las alianzas,
el chucherío; es decir, no había nadie que representara a la dirigencia nacional perredista en esa primera fila.


Y parece que no hacía falta. El Zócalo estaba en buena parte cuajado de militantes de esa organización que, como ya hemos dicho en muchas ocasiones, se convirtió, desde que el tribunal que preside Maca le dio la presidencia del partido, en un simple cascarón. Militantes del PRD de la ciudad de México reiteraron su confianza al tabasqueño, sin importar lo que se diga o piense en la cúpula nacional de su partido, o como se dice en la izquierda: la gente rebasó ese liderazgo por el mismo lado, es decir, por la izquierda.


Entonces, a buen entender no existen las fracturas con las que muchos sueñan. La gente, la militancia del PRD, ya tomó su decisión. Lo que tenía que haber desechado ya lo tiró al bote de la basura de la historia. Son sabios.


De pasadita
Ahora resulta que la gente de este país le debe una al ex secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont, porque, si como dicen, al final él fue quien puso el pie a Javier Lozano para que no llegara a las oficinas principales de Bucareli, todo México tendrá que agradecérselo. Fue sin duda una prueba de que, a su modo, Gómez Mont también quiere a su país, o ¿sólo fue grilla? El tiempo nos dará la respuesta.


ciudadperdida_2000@yahoo.com.mxciudadangel@hotmail.com

http://www.jornada.unam.mx/2010/07/27/index.php?section=opinion&article=032o1cap

Secuestro de lo político

Secuestro de lo político
Recordatorio criminal
Oportunidad mediática
Justificar guerra sucia
Julio Hernández López


VISITA DE CORTESÍA. El secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, se reunió con el embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual, a quien pidió una investigación puntual de los hechos recientes en la frontera común en los que perdieron la vida dos mexicanosFoto Notimex

Los dominicales arranques amorosos de tempranas campañas presidenciales se toparon de inmediato con un expediente criminal denso que desplazó del escenario mediático lo político y lo electoral para recordar que el curso de este México Rojo está regido por los poderes delincuenciales desbordados (oficiales y extraoficiales) y que en el tramo final del calderonismo
se buscará asociar oposición con subversión” y disidencia con “guerrilla para justificar una vuelta más en la tuerca de la represión institucionalizada en busca de continuidad en el poder al costo que sea.



Extraños giros mediáticos actualizaron el caso Diego Fernández de Cevallos y continuaron el proceso de señalización criminal hacia presuntas organizaciones guerrilleras que estarían detrás del viscoso secuestro al que ciertos segmentos sociales consideran más propio de pleitos de élite e incluso de familias políticas en el poder, o de ajustes de cuentas e intercambios de rehenes entre las vertientes del narcotráfico, que de genuina búsqueda de beneficio económico simple para empresarios del plagio. De pronto, un día después del banderazo de salida que a sí mismo se dio López Obrador entre emisiones moralinas y románticas, apareció toda una campaña de prensa en forma (foto, carta y boletín de prensa) para fijar la vista del respetable público en los entretelones de lo criminal.


El armado del nuevo paquete mediático con cargo a Fernández de Cevallos no resiste un análisis ligero. Los pliegues del plástico sobre el que aparece Diego, supuestamente el 10 de junio, son muy similares a los mostrados en la primera fotografía (del pasado 20 de mayo), y aun cuando son diferentes la colocación del pañuelo sobre los ojos, el ángulo facial del retratado y la distancia fotográfica, la moderna tecnología básica autoriza a preguntarse con sensatez si esta “nueva” imagen no fue tomada el mismo día en que se ejecutó la difundida el pasado 20 de mayo y ahora solamente fue actualizada mediante trucos elementales al incorporarle un ejemplar del 23 de mayo de la revista Proceso. Tomada la primera fotografía (la del 20 de mayo) con un celular barato y baja resolución, la de ahora es de peor calidad, como si en las deficiencias del tramado se buscara disimular el uso de programas de alteración gráfica.


Llaman la atención, además, las presuntas intenciones publicitarias de secuestradores que buscarían presionar a los familiares del retenido mediante difusión y escándalo mediáticos y no en el plano doloroso de las demostraciones privadas del daño causado a la víctima. Un saldo de la escaramuza informativa de ayer es la etiquetación negativa de la familia Fernández de Cevallos, algunos de cuyos principales miembros habrían sido exhibidos ya como presuntos responsables predeterminados de desenlaces fatales por no atender con diligencia y ánimo resolutivo las exigencias económicas, siempre dispuestas a la negociación, al entendimiento, de los peculiares captores. La insinuación de actitudes mezquinas o poco resolutivas del ámbito familiar dieguista estaría eximiendo de culpas a otros factores sospechosos.


En términos cronológicos tampoco hay condiciones para asegurar que texto e imágenes son “prueba de vida” del ex candidato presidencial panista. Si la segunda fotografía no hubiera sido tomada en el mismo momento que la difundida el pasado 20 de mayo, y en realidad correspondiera al 10 de junio, habrían pasado más de 45 días de que el litigante queretano reportaba condiciones díficiles de sobrevivencia: paga “lo más rápido que puedas”, pues “no puedo describir el infierno que vivo y no sé cuánto aguante más”, habría escrito Diego a uno de sus hijos un mes y medio atrás.

 Pero el asunto fue actualizado mediante una especie de boletín informativo en el que los “misteriosos secuestradores” niegan o precisan detalles publicados sobre presuntas negociaciones para pago del rescate, hacen algunas consideraciones presuntamente humorísticas (“el archiduque de Escobedo”) y advierten que el detenido está haciendo confidencias personales y políticas.


Sin embargo, la reaparición del tema Diego fue ampliamente difundida, al grado de relegar asuntos como la asamblea dominical del principal opositor mexicano que decidió iniciar campaña presidencial con polémica anticipación. La primavera anímica de quienes apoyan esa opción electoral se encontró de pronto con la sombría asechanza de los sótanos manipulables a tal grado de alcanzar incluso a personajes políticos de primer nivel.

 Con el agregado peligroso de la tentación creciente de vincular la inconformidad con lo criminal, de hacer que emerja con oportuna fuerza el fantasma de las guerrillas y las organizaciones “subversivas” (varias de ellas infiltradas y manipuladas por el propio gobierno federal) que con acciones reprobables ayuden a subir de nivel la ya existente guerra sucia.

Astillas
La estructura institucional del PRD pretende sujetar a la formalidad al tabasqueño que ha decidido ir hacia delante con el sol azteca o sin él. Chucho Ortega se otorga legitimidad para llamar al orden al presunto descarriado amoroso, y Carlos Navarrete se asigna tallas políticas suficientes para llamar a que él, Ebrard y AMLO, peleen en igualdad de circunstancias la candidatura presidencial...

 Mexicanos residentes en Arizona se preparan para realizar acciones de resistencia civil que muestren a sus paisanos por perseguir que deben organizarse y luchar...

La misma historia de comicidades trágicas de Gómez-Mont y Nava, con el asunto de los pactos firmados en Bucareli, que Calderón “desconocía” y acabó incumpliendo, se escenifica ahora con Blake y Javier Lozano respecto al SME...
Y, mientras miembros del comité mexicano de solidaridad con Cuba reportan haber sido golpeados por policías capitalinos durante actos de conmemoración histórica, ¡hasta mañana, con el tribunal electoral veracruzano avalando la continuidad corrupta del fidelismo (aunque faltan las resoluciones federales)!


Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

http://www.jornada.unam.mx/2010/07/27/index.php?section=opinion&article=006o1pol

Me veo ilegal?

Por ti volare

26 jul. 2010

2012

2012

John M. Ackerman


Frente al monumental fracaso del gobierno de Felipe Calderón para resolver los problemas más elementales del país, es de celebrarse el inicio anticipado de las campañas presidenciales para 2012.

 La competencia por la Presidencia de la República podría servir como el marco perfecto para el surgimiento de un verdadero debate nacional sobre el futuro de la nación. Lo último que México necesita es otro llamado estéril a la unidad” encabezado por un gobierno sin legitimidad. Al contrario, hace falta un gran despertar social en el que la ciudadanía se haga cargo de construir y proponer soluciones innovadoras para su propio futuro.


Ante la gravedad de la situación nacional, México no puede permitirse el lujo de elegir otro burócrata gris o populista dicharachero. El país entero reclama que su próximo presidente sea un auténtico líder con una gran sensibilidad social. Tendría que ser alguien con la capacidad para articular una nueva visión nacional y con la disposición para trabajar junto con los sectores más agraviados de la sociedad para lograr los cambios urgentes en materia económica, política y social.


La caballada está flaca. En el Partido Acción Nacional (PAN) los pocos candidatos con algunos principios auténticamente panistas, como Santiago Creel o Manuel Espino, son precisamente los que menos posibilidades tienen de lograr la candidatura presidencial. Por su parte, la eventual candidatura de alguno de los personeros del minigabinete de Calderón, como Lujambio, Molinar o Lozano tendría pocas o nulas posibilidades de ganar.


En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) la situación no pinta mejor. Aun con todo el apoyo de Televisa, Carlos Salinas y una amplia diversidad de medios impresos, Enrique Peña Nieto simplemente no ha sido capaz de articular una visión nueva para el país o de acercarse verdaderamente a la ciudadanía. Un solo debate público sin guión con sus adversarios sería suficiente para romper la burbuja mediática de “popularidad” que se ha generado a su alrededor. Su carencia de capacidades analíticas y de liderazgo auténtico se hará patente muy pronto. Por su parte, a menos de que la población mexicana de repente sufriera de un ataque de amnesia colectiva, resulta difícil creer que Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes o Emilio Gamboa puedan ganar la confianza de la ciudadanía como candidatos presidenciales.


En contraste, la izquierda está inmejorablemente posicionada para conquistar la silla presidencial en 2012. Su relativa debilidad en cuanto a posiciones políticas tanto en el Congreso federal como en las entidades federativas esconde un hecho innegable: sigue siendo la única fuerza política que tiene arraigo social y de manera creíble podría encabezar una renovación en la vida pública nacional.

Si el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo y Convergencia aprovechan la oportunidad, podrían encaminarse desde ahora a una victoria en 2012.


Tomando en cuenta esta “ventaja comparativa” de la izquierda en relación con las otras fuerzas políticas, sería un verdadero desperdicio que estos partidos escojan como su candidato en 2012 simplemente a un “guapo” o un “tecnócrata”. Bajo este escenario, en lugar de explotar su fortaleza, las fuerzas progresistas se colocarían en una posición de plena desventaja al acceder jugar en la cancha determinada por los adversarios.


Hasta la fecha, Andrés Manuel López Obrador es el único que ha sido capaz de articular un discurso consistente de renovación de la política nacional. Él, además, es el único que se ha preocupado por acercarse de manera sincera a las inquietudes ciudadanas al visitar todos y cada uno de los municipios del país.


Como cualquier ser humano, López Obrador no es perfecto. Puede disgustar a muchos su terquedad o falta de autocrítica. Pero comparado con los enanos que pueblan el escenario público de hoy, AMLO destaca como un verdadero dirigente.


Sólo si de forma milagrosa apareciera en los próximos meses algún nuevo líder social, los ciudadanos preocupados por el futuro del país tendrían que apoyar las aspiraciones presidenciales de López Obrador.

No se trata de entregarse de manera acrítica al “mesías tropical” ni de estar de acuerdo con todas las posiciones y pronunciamientos del ex jefe de Gobierno del Distrito Federal. Al contrario, habría que someter a López Obrador a la misma crítica exigente que él ejerce sobre los integrantes de la “clase política”, muchos de los cuales, por cierto, también participan en el mismo movimiento de AMLO.


México tiene la urgente necesidad de romper con décadas de presidentes mediocres y populistas. Tal como ocurrió hace 100 o 200 años, ha llegado la hora de que se articulen los liderazgos políticos y las inquietudes sociales.
 El programa que López Obrador presentó ayer en el Zócalo capitalino sin duda ofrece esperanzas para que podamos vivir otra transformación radical en el siglo XXI.


http://www.johnackerman.blogspot.com/
http://www.jornada.unam.mx/2010/07/26/index.php?section=opinion&article=023a2pol


Mensaje AMLO y video de la Asamblea del 25 de julio

Hasta siempre

Hasta Siempre Commandante-Buena Vista Social Club

22 jul. 2010

El Congreso exige a Calderón atienda demandas del SME

Crearán grupo plural en la Permanente que fungirá de mediador

El Congreso exige a Calderón atienda demandas del SME
El PRD propone presentar controversia constitucional ante la Corte
Andrea Becerril y Enrique Méndez
Periódico La Jornada
Jueves 22 de julio de 2010, p. 9

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión urgió al presidente Felipe Calderón a dar respuesta a las demandas del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), y acordó constituir un grupo plural de legisladores que actuará como mediador entre las partes en conflicto, con la finalidad de lograr un acuerdo justo que permita salvar la vida de los dos electricistas en huelga de hambre que están en situación de gravedad extrema.


El acuerdo se logró tras un cambio radical en la postura del PRI, cuyas bancadas apoyaron la propuesta perredista presentada por el diputado Agustín Guerrero, de crear una intermediación del Congreso en el conflicto. Antes, los priístas se reunieron con el dirigente del SME, Martín Esparza.


En tribuna, el diputado priísta Manuel Cadena exigió a Calderón resolver de “una vez por todas” el problema laboral y social de los electricistas.


El apoyo del tricolor al SME desconcertó al PAN y motivó un acre debate. En tribuna, el senador panista Rubén Camarillo acusó al SME de ser responsable de la situación de quiebra de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y exigió a Esparza que haga uso de su liderazgo para que Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra terminen la huelga de hambre.


“Sería una infamia imperdonable que en un malentendido liderazgo, como presea de este movimiento alguien muera”, sostuvo. E incluso leyó un comunicado del subsecretario de Gobernación, Roberto Gil, en el que solicita a Esparza que se permita dar atención médica a los dos huelguistas de hambre en riesgo de perder la vida.


De inmediato respondieron perredistas y petistas. El senador Pablo Gómez sostuvo que “sería una canallada que el gobierno federal estuviera esperando, con el oficio del subsecretario de Gobernación al líder del SME, un deceso para culpar al sindicato del mismo”.


Gómez Álvarez recordó a Camarillo que una huelga de hambre no se puede levantar por mayoría en una asamblea y menos por orden de un líder sindical. “El propio Cayetano Cabrera está pidiendo una interlocución personal con las autoridades y no se la han concedido”, señaló, y dijo que el panista “defendió en otros momentos la huelga de hambre como método de lucha, ¡pero no en este país!”


El diputado Mario di Costanzo, del PT, pidió a Camarillo no decir tantas “sandeces y burradas” en tribuna y reivindicó la intención de crear el grupo plural de legisladores, ya que está en juego la vida de dos trabajadores y el sustento de 44 mil familias.


Agustín Guerrero resaltó que es pueril querer responsabilizar al SME de la ineptitud y corrupción de los funcionarios que dirigieron Luz y Fuerza e insistió en que el pueblo de México ve con indignación y dolor “cómo se consumen día a día las vidas de Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra, quienes, junto con sus demás compañeros en huelga de hambre, lo único que hacen es defender sus derechos laborales”.


El priísta Manuel Cadena Morales exigió a Calderón que instruya a los secretarios de Gobernación, Francisco Blake Mora, y del Trabajo, Javier Lozano, “para que de una buena vez por todas resuelvan el problema del SME”.


Dijo que en la reunión que sostuvieron por la mañana con Esparzaavizoramos que están en la voluntad de buscar caminos de solución. Todos seremos culpables” si se permite que fallezcan los dos trabajadores. Luego se dirigió a Blake: “Échele ganas, este problema tiene solución. Inaugúrese quitándole al país un problema social y laboral”.


El priísta Héctor Pablo Puga advirtió que el gobierno federal puede liquidar empresas, pero no sindicatos ni trabajadores.


El punto de acuerdo se aprobó por mayoría.


Después Pablo Gómez propuso que el Congreso interponga ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional contra el presidente Felipe Calderón, porque al momento de emitir el decreto de extinción de LFC no creó un organismo público encargado de prestar el servicio eléctrico en la zona central del país.

http://www.jornada.unam.mx/2010/07/22/index.php?section=politica&article=009n1pol

El nuevo atraco contra los pensionados

Gravamen especial de 10 pesos a cigarrillos
El nuevo atraco contra los pensionados
Primer ministro vuela en línea comercial
Enrique Galván Ochoa

Pensionados, otro atraco


Con mucha anticipación, Arturo Alcalde Justiniani denunció en un artículo publicado en La Jornada, que la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó, el pasado 9 de junio, la jurisprudencia 85/2010 con el encabezado: Seguro Social.

 “El salario promedio de las últimas 250 semanas de cotización base para cuantificar las pensiones por invalidez, vejez y cesantía en edad avanzada tiene como límite superior el equivalente a 10 veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, acorde con el segundo párrafo del artículo 33 de la ley relativa vigente hasta el 30 de junio de 1997”.

 La decisión se adoptó por unanimidad –escribió Alcalde Justiniani– de los cinco integrantes de la sala, siendo ponente el ministro Sergio A. Valls Hernández. Calculaba que más de un millón 200 mil personas podrían resultar afectadas.

El IMSS viene pagando la pensión, ya sea de cesantía (60 años) o de vejez (65 años) con base en el promedio salarial de las últimas 250 semanas hasta un tope de 25 salarios mínimos, alrededor de 40 mil pesos. Ahora su límite máximo sería de 10 salarios, 17 mil pesos, casi 60 por ciento menos.

Inesperadamente, organismos empresariales se pronunciaron contra el atropello de los ministros de la Corte. El presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Gustavo Rodarte, dijo que el nuevo límite llevará a la pobreza a las familias de los pensionados. El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Salomón Presburger, opinó que sería un robo y anunció que el sector patronal expresará su oposición en el consejo técnico del IMSS. Inclusive, Gerardo Gutiérrez Candiani, el presidente de la Coparmex, la más conservadora quizá de las agrupaciones sindicales, se definió en favor de los trabajadores. Sólo los líderes charros que forman parte del consejo técnico no han dicho ni pío.

http://www.jornada.unam.mx/2010/07/22/index.php?section=opinion&article=010o1eco