fe de erratas

31 dic. 2015

bola de parasitos; comidas y bebidas:47 mil 31 pesos por persona.

Los viajes “gourmet” de Peña Nieto      

El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto. Foto: Octavio Gómez
El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto.
Foto: Octavio Gómez
MÉXICO, DF (Proceso).- De Enrique Peña Nieto y su familia se conocen su Casa Blanca, de más de 7 millones de dólares, construida por un contratista del gobierno federal; la remodelación de la residencia Miguel Alemán de Los Pinos, reconvertida en un palacete tras su llegada a la Presidencia, y su velada declaración patrimonial. Pero hasta ahora poco se sabe del nivel de vida que, con cargo al erario, el presidente de México gusta darse a sí, a su familia y a sus invitados.

Por medio de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, Proceso obtuvo de la Presidencia de la República la lista de alimentos, bebidas, objetos de aseo personal, cristalería, vajillas, cubertería y mantelería abastecidos al avión presidencial TP-01 para la visita oficial al Reino Unido, del 1 al 5 de marzo de este año.
El 1 de marzo de 2015 despegó de la Ciudad de México con destino a Londres el TP-01 con una comitiva de 16 personas que acompañaron a Peña Nieto. Ocho eran miembros de su familia: su esposa, Angélica Rivera; sus hijas Paulina y Nicole Peña Pretelini; sus hijastras Sofía, Fernanda y Regina Castro Rivera; su hermana, Ana Cecilia Peña Nieto; y su cuñada, Elisa Guadalupe Rivera de Moretto.
También viajaron el entonces presidente del Senado, el perredista Luis Miguel Barbosa, y su esposa, María del Rosario Orozco; el secretario de Hacienda, Luis Videgaray; el hoy secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño; el jefe del Estado Mayor Presidencial, Roberto Miranda; el entonces coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, David López; Francisco Guzmán, actual jefe de la Oficina de la Presidencia, y Jorge Francisco Corona, secretario auxiliar del presidente.

Por las facturas proporcionadas, características y cantidades de los alimentos y bebidas de la lista, se entiende que se destinaron sólo a los pasajeros del séquito y no al resto del grupo que viajó en el avión: 42 personas.
Para atender a Peña Nieto, su familia y su círculo íntimo se adquirieron 56 botellas de vinos y licores, 20 órdenes de pescados y mariscos, 25 de pollo, 20 de carne roja, 40 de ensaladas, ocho de arroz, cuatro charolas de chiles toreados, 20 órdenes de postre, una canasta de frutas, seis órdenes de pasteles, una rosca de chocolate, dos charolas de queso, una de sándwiches surtidos, otra de sándwiches no surtidos y tres charolas de tortas.
Además se compraron 75 botellas de agua mineral, 18 latas de agua quina, ocho paquetes de agua embotellada, cinco de Coca-Cola, uno de Coca-Cola zero, uno de Coca-Cola light, dos de Gatorade, 10 botellas de Gatorade surtido, aceitunas, papas fritas, nueces, arándanos, cacahuates, avena, ate, barritas Nutri-Grain, barritas All-Bran, barritas de Amaranto, chocolates, cinco cajas de té de diferentes sabores y siete de té verde.
También con cargo al erario se compraron, entre otras cosas, chicles y pastillas refrescantes del aliento, nueve tubos de pasta dental, dos piezas de hilo dental, cepillos de dientes, dos botellas de enjuague bucal y siete paquetes de papel higiénico.

De acuerdo con tres facturas entregadas por la Presidencia, el “servicio de catering VIP” contratado con la empresa Royal FBO Service costó 91 mil 854 dólares –es decir 
1 millón 440 mil pesos, al tipo de cambio de la fecha de facturación– para alimentar al presidente y su comitiva durante 27 horas de vuelo no consecutivas en los tramos: Gander (Canadá)- Londres, Londres-Aberdeen (Escocia) y Aberdeen-Canadá-México.
La visita de estado de Peña Nieto a Londres y Escocia duró sólo tres días, según información de la Presidencia.
Servicio royal
“Nuestro objetivo es superar sus expectativas proporcionando una experiencia gastronómica maravillosamente satisfactoria en el cielo”, ofrece en su portal de internet la empresa Royal Blue Catering Company INC, con sede en Inglaterra; ésta fue subcontratada por Royal FBO Service, cuyas oficinas centrales están en Paraguay, para prestar uno de los servicios de alimentos y bebidas para el avión presidencial, según la factura 59159123/15 entregada por la Presidencia a este semanario.
“En Royal Blue nos apasiona la comida y destacamos por la excelencia en el sabor de los alimentos, así como la presentación. Dedicamos amplios recursos a la creación de deliciosos menús que se presentan con el estilo de primera clase.
“Los chefs de Royal Blue tienen una pasión sin igual para crear deliciosas comidas. Sus talentos únicos y vasta experiencia, junto con los mejores y más frescos ingredientes, se combinan para producir excepcionales platillos que deleitan los sentidos totalmente”, afirma la empresa que se promueve como la más calificada en el aeropuerto londinense de Heathrow.

El servicio ofrecido por esta empresa al avión presidencial sólo para el tramo Londres-Aberdeen tuvo un costo de 21 mil 473 dólares (337 mil 126 pesos) según factura de la cual se tiene copia. De acuerdo con la información oficial de la compañía, entre sus clientes están los mejores equipos de futbol de la Liga Premier, familias de la realeza, músicos, celebridades del teatro y el cine, jefes de Estado y oficiales de gobierno de todo el mundo.
La comitiva VIP del vuelo Gander-Londres estuvo integrada por los 17 pasajeros que salieron de México, incluyendo a Peña Nieto. La factura obtenida en los trayectos Gander-Londres y Gander-México muestra que la Presidencia erogó para esos 17 pasajeros por “servicio de catering VIP” 51 mil 917 dólares, es decir 799 mil 531 pesos.
En esos trayectos la comida y la bebida de Peña Nieto y sus acompañantes costó en promedio 47 mil 31 pesos por persona.
Los registros de la Presidencia indican que la comitiva VIP de Londres a Aberdeen constó de 22 personas. Llama la atención que, según la relación de pasajeros, en ese vuelo ya no viajó la primera dama, Angélica Rivera, aunque sí sus hijas y su hermana.
En Londres se sumaron al grupo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; Emilio Lozoya, director de Pemex; José Antonio Meade, actual Secretario de Desarrollo Social; el embajador de México ante el Reino Unido, Diego Gómez Pickering; el embajador británico en México, Duncan John Rushworth Taylor, y Alexander de Montfort, de la Cámara de los Lores. Para este trayecto se contrataron los servicios de Royal Blue Catering. El costo de alimentos y bebidas por cada uno de los 22 viajantes fue de 15 mil 323 pesos.
Para el regreso Aberdeen-Canadá-México, el grupo VIP se redujo a 16 personas. No viajó en el avión presidencial la esposa del presidente, Angélica Rivera, a diferencia de sus hijas y su hermana.
En el trayecto Aberdeen-Canadá la Presidencia gastó en alimentos y bebidas 18 mil 364 dólares (289 mil 899 pesos). Es decir un costo promedio por persona de 18 mil 118 pesos.
Lo pagado por los servicios de comida y bebida a Royal FBO Service no incluyó los alimentos ni bebidas del resto de los 42 pasajeros y tripulación que viajaron en la parte de atrás del avión presidencial, separados del grupo VIP, entre quienes iban miembros del Estado Mayor Presidencial, empleados de la Presidencia, reporteros y fotógrafos de los medios; estos últimos pagaron sus propios gastos.
Manteles largos
Acorde con el servicio de very important person (VIP) dado a Peña Nieto y sus invitados, para servir los alimentos el avión presidencial fue equipado con cristalería, vajilla, cubertería y mantelería. La Presidencia no informó del costo de los utensilios y éstos no forman parte de lo pagado por el “servicio de catering VIP”.
Para las bebidas: 10 copas para oporto, 15 de vino tinto, 10 para coñac, 10 de vino blanco, 10 vasos old fashion con logo (presidencial), 20 vasos para jugo y 10 tequileros con logo.
Para los alimentos: 10 cucharas soperas, 30 cuchillos para carne, 30 para pescado, 20 para cangrejo, 100 para ensalada, dos cuchillos de sierra y uno para pastel. Cuarenta tenedores para ensalada, 30 para carne, 30 para pescado, 30 para postre, 10 palas mantequilleras y dos para pastel, así como 80 platos arroceros con logotipo (presidencial), 10 platos y cinco tazas para café expreso, ocho platos soperos, 90 platos trinche con logotipo, 70 para pan, 20 compoteros con logotipo, 40 moteados y 30 para taza de café con 20 tazas.
También 36 manteles de mesa, 80 individuales, 100 servilletas de tela, 100 toallas faciales y 22 para manos. Y para el máximo confort presidencial, tres juegos de cama.
Por medio de la Ley Federal de Transparencia la reportera ha pedido a la Presidencia el monto mensual de recursos públicos que se erogan para alimentar al presidente Enrique Peña Nieto y a su familia en la residencia oficial de Los Pinos.
La Presidencia se niega a dar la información. Argumenta que no es posible calcular el costo específico pues todos los gastos de alimentación en Los Pinos están en una partida presupuestal general y no se puede saber específicamente cuánto cuesta la manutención alimentaria de la familia presidencial.
http://www.proceso.com.mx/?p=424940 

22 dic. 2015

TIEMPO DE MUJERES: La posada que cambió mi vida

TIEMPO DE MUJERES: La posada que cambió mi vida:    Lydia Cacho  Plan b*   Hay muchas maneras de tener familia, nos dijo mi madre aquella mañana en que entramos por primera vez al ...

¡3 miserables pesos! más que una mentada de madre Es una burla.


Millones para los de “arriba”… y ¡3 pesos a los trabajadores!

Por:  / 21 diciembre, 2015

ricos

Comparte

I.- La élite gobernante y plutocrática, despótica y corruptísima hasta parecer otra delincuencia organizada, se ha ido sobre los dineros públicos para adjudicarse millonarios “aguinaldos”. Son ladrones con impunidad para los que no aplica el derecho penal. Y mucho menos un deslinde a sus conductas como manda la Constitución. Todos se embolsaron “gratificaciones” que llegaron al millón de pesos el pasado fin de año. El ex desgobernador de Tabasco, made in PRD: Arturo Núñez se llevó casi 500 mil pesos extras para su pavo y vinos. Su salario lo mandó al ahorro. El panista Miguel Márquez más de 300 mil pesos para sus fiestas. El ex desgobernador de Jalisco, de apellido Sandoval más de 200 mil pesos para la cena del pasado 24 y otra partida igual para despedir el 2015 y darle la bienvenida al 2016. Los priistas: Egidio Torre Cantú: 250 mil pesos para su atracón navideño y para remontar el año viejo; y Lozano de la Torre, 240 mil pesos para su comilona nocturna y para la “cruda” del año nuevo.
II.- Todos los funcionarios meten mano al dinero del pueblo para festejar el nacimiento del profeta de la iglesia cristiana-católica. Y para recordar a Melchor, Gaspar y Baltasar. Es tanto su descaro que avisan de sus robos para acatar –dicen– la transparencia. Pues ahora dan cuenta y razón de cómo se reparten ese botín. La reportera Fabiola Cancino (El Universal: 14/XII/15) aportó datos duros a los lectores sobre esa cínica corrupción administrativa. Y si los medios de comunicación ingleses le colgaron a Peña aquello de que “no entiende que no entiende”, habría que compartir el lema cuando menos con Videgaray, Osorio Chong y el encargado de la secretaría del Trabajo y Previsión Social: Navarrete Prida, ya que siguen echándole gasolina al fuego (de 7 pesos en Texas con el expendio que puso el director general de Pemex, pero al triple de precio en nuestro país), con esa repartición millonaria del dinero del pueblo; pues el tal Navarrete se embolsó más de 200 mil pesos, mientras a los más de 10 millones de trabajadores que ganan salario mínimo de 75 pesos, les aumentaron la carga laboral y… 
 3 pesos para que continúen en la miseria.
III.- Generosos con sus “gratificaciones”, se dan golpes de pecho por la visita papal ante el cual se arrodillarán para que les perdone sus pecados, mientras aumentan las desigualdades sociales y económicas que harán explotar la bomba de tiempo del descontento popular. No es posible que la élite se autorrecete millonarios aguinaldos, mientras los casi 50 millones de trabajadores con empleo formal, sobreviven con sus bajísimos salarios. Y que otros 55 millones estén muriendo de hambre presos de la pobreza, las enfermedades, el desempleo y, para colmo, de la sangrienta inseguridad que reina por todo el territorio. Navarrete Prida miente al decir que aumentó la contratación de trabajadores. Y haberles aumentado ¡3 miserables pesos! a quienes dependen del salario mínimo, es más que una mentada de madre. Es una burla. Y un reto para ver si son capaces de rebelarse. Pero en las calles hay manifestaciones de descontento porque el hambre y la pobreza ya son insoportables.

13 dic. 2015

alejandra sota de manera turbia recibe contrato millonario

Para Alejandra Sota, más contratos a discreción

Alejandra Sota, exvocera de Calderón. Foto: Miguel Dimayuga
Alejandra Sota, exvocera de Calderón.
Foto: Miguel Dimayuga
Panista de toda la vida, Alejandra Sota creció al amparo de los sexenios de Fox y Calderón; éste la hizo prácticamente su mano derecha. El fin de los dos sexenios blanquiazules parece no haber afectado a la exvocera calderonista: ahora su empresa –Integra, Metas Estratégicas– se ve beneficiada con contratos millonarios de los gobiernos federal y mexiquense (priistas), otorgados a discreción, de manera oscura. Por si fuera poco, hace un mes el esposo de la expanista, Benjamín Hill Mayoral, fue puesto al frente de la unidad de ética y prevención de conflictos de interés, en la Función Pública.
MÉXICO, DF (proceso.com.mx).- Alejandra Sota Mirafuentes, vocera de Felipe Calderón cuando éste ocupó la Presidencia de la República, no sólo es contratista del gobierno del actual mandatario, Enrique Peña Nieto, sino consejera de Eruviel Ávila Villegas, gobernador priista del Estado de México.
Desde el fin del sexenio de Calderón corría el rumor de que Sota era asesora de Ávila Villegas; ahora Proceso obtuvo la prueba documental de esa relación, que representa, además, el inicio de su carrera en el contratismo con gobiernos priistas.
Esta relación política con priistas involucra también al esposo de Sota, Benjamín Hill Mayoral, quien en noviembre fue designado titular de la Unidad Especializada en Ética y Prevención de Conflictos de Interés de la Secretaría de la Función Pública (SFP).
No sólo eso: Hill Mayoral es, desde el domingo 13, responsable de instalar Comités de Ética en las 300 dependencias del gobierno federal, para prevenir la corrupción y los conflictos de interés, en cumplimiento de la promesa que hizo Peña Nieto, en febrero, ante el escándalo de la Casa Blanca.
(Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2042, ya en circulación
http://www.proceso.com.mx/?p=424079 
 

 Pago millonario del SAT para exvocera de Calderón


  Alejandra Sota, exvocera de la Presidencia. Foto: Octavio Gómez 
Alejandra Sota, exvocera de la Presidencia.
Foto: Octavio Gómez


Una exvocera de Felipe Calderón, Alejandra Sota, es ahora arropada también durante el gobierno de Peña Nieto, del que recibe millonarios contratos; uno de ellos, por 20 millones de pesos, le fue otorgado de manera turbia por el Sistema de Administración Tributaria, que depende de Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y consiste en preguntar a los mexicanos cómo perciben la recaudación de impuestos federales. No le va igual en Estados Unidos, pues hace unos días perdió el juicio que interpuso allá en contra de la periodista Dolia Estévez, corresponsal de MVS en Washington, que publicó en Forbes un reportaje que la incluía entre “los 10 mexicanos más corruptos de México”…

MÉXICO, DF (Proceso).- Alejandra Sota Mirafuentes, exvocera y protegida de Felipe Calderón, cobra en el gobierno de Enrique Peña Nieto más de 800 mil pesos mensuales por preguntar a los mexicanos cómo perciben la recaudación de impuestos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabezada por Luis Videgaray.

Sota obtuvo un contrato bianual por 20 millones de pesos en una turbia licitación del Sistema de Administración Tributaria (SAT), que depende del propio Videgaray y es actualmente dirigido por Aristóteles Núñez Sánchez: Su empresa les ganó a tres que son propiedad de exempleados suyos que, a su vez, favorecieron desde el gobierno a amigos mutuos con multimillonarias asignaciones.
Documentos obtenidos por Proceso acreditan que Sota Mirafuentes es accionista de la firma Integra, Metas Estratégicas, S.A. de C.V., con 70% de las acciones, mientras que Maira Yazmín Colín García, su subordinada en la Presidencia de la República, posee el otro 30%.
Colín García, quien se acreditó ante el SAT como representante legal de la compañía creada en abril de 2013, es además accionista de Dinamia Consultores, S.C., dirigida por José Omar Gutiérrez Bayardi, quien también fue subordinado de Sota en la Coordinación de Opinión Pública e Imagen de la Presidencia de la República.
Otras dos empleadas de Sota en la Presidencia, Beriana Mendoza Andreu y Selene González Terrones, son integrantes de Duo Comunicación, Opinión y Políticas Públicas, S.A. de C.V., dedicada igualmente a realizar estudios de opinión. Ellas son amigas de Sota desde que estudiaron la carrera de Ciencia Política en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), a las que luego, en 2006, incorporó sucesivamente a la campaña, al equipo de transición y al gobierno de Calderón.
Integra, Metas Estratégicas, de Sota; Dinamia Consultores, de su socia Colín García, y Duo Comunicación, Opinión y Políticas Públicas, de sus amigas Mendoza y González, se inscribieron como licitantes en el procedimiento de “invitación a cuando menos tres personas”, convocado por el SAT en octubre del año pasado.
(Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2041, ya en circulación)

http://www.proceso.com.mx/?p=423419

2 dic. 2015

empleada peñista: gana 4 995 dolares sin trabajar

La esposa de Korenfeld, “aviadora” en Relaciones Exteriores

Kershenobich. Privilegios. Foto: Especial
Kershenobich. Privilegios.
Foto: Especial
David Korenfeld, antiguo colaborador de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, cobró notoriedad en marzo de este año, cuando era director de la Conagua y utilizó un helicóptero oficial para dar inicio a unas vacaciones con su familia. El escándalo derivado de la difusión de ese abuso culminó con la renuncia del funcionario. Pero ahora un anónimo “mexicano indignado” revela otro caso –confirmado con fuentes de la SRE– que empaña más el sexenio peñanietista: la esposa de Korenfeld fue enviada como empleada del consulado mexicano en San Diego con uno de los salarios más altos para personal de la Cancillería… Pero ella simplemente nunca se presenta a trabajar.
 WASHINGTON (Proceso).- Sandra Kershenobich, esposa del exdirector de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) David Korenfeld, percibe desde julio pasado un salario mensual de 
4 mil 995 dólares como “agregada administrativa C” del consulado general de México en San Diego, California, aunque a laborar en la sede diplomática sólo se presentó una semana, denuncia un “mexicano indignado” y confirman funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Pese a los escándalos de corrupción, conflicto de interés y abusos de autoridad que se han destapado durante la Presidencia de Enrique Peña Nieto, los amigos, colaboradores y exfuncionarios –o sus cónyuges– del mandatario siguen gozando de los privilegios que les brinda el erario.
“De forma sigilosa, desde julio de 2015, la Secretaría de Relaciones (Exteriores) ordenó al consulado de México en San Diego la contratación como ‘agregada’ de la esposa de David Korenfeld, Sandra Kershenobich”, dice la breve carta que recibió la semana pasada la oficina de Proceso en Washington, firmada por “un mexicano indignado”.
La carta –aunque no está fechada, por el sello del servicio postal se sabe que fue enviada desde San Diego– hace las siguientes anotaciones sobre los beneficios de la esposa del exdirector de la Conagua: “Sueldo de más de 5 mil dólares, visa americana y pasaportes diplomáticos para toda la familia, coches con placas diplomáticas, seguro médico, etc.”
Varios funcionarios de la SRE en la Ciudad de México, consultados telefónicamente por el reportero, confirmaron la asignación al consulado mexicano de Sandra Kershenobich.
“Sí, efectivamente, la señora Kershenobich está registrada en el consulado como empleada técnico-administrativa desde julio de 2015, pero su sueldo no es superior a los 5 mil dólares; gana 4 mil 500 dólares al mes”, dice a Proceso uno de los cuatro funcionarios de la Cancillería consultados…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2039 de la revista Proceso, actualmente en circulación.
http://www.proceso.com.mx/?p=422165